El mercado de la Abaceria, con su esqueleto al desnudo

Las obras de construcción del nuevo equipamiento empezarán a finales de año, según el consistorio

El esqueleto del mercado de la Abacería, en Gràcia, al descubierto tras la deconstrucción de la cubierta y muros.
El esqueleto del mercado de la Abacería, en Gràcia, al descubierto tras la deconstrucción de la cubierta y muros.Albert Garcia

A principios de 2020 se empezaron los trabajos de deconstrucción de la cubierta de 9.000 metros cuadrados de placas de amianto que cubrían el mercado de la Abaceria de Gràcia. Algo más de un año después y meses de parón obligado por la pandemia, el esqueleto del mercado —la única estructura que se ha conservado al estar catalogada patrimonialmente— luce a la espera de que se concluya el proyecto básico de la construcción del nuevo. Las obras de deconstrucción de la cubierta y de las edificaciones interiores y el perímetro exterior se retomaron después de finalizar el estado de alarma de la pasada primavera y se han prolongado hasta ahora.

La previsión del Institut de Mercats es que las obras empezarán a finales de este año —hay una partida consignada para ello en los presupuestos— por las paredes de contención del subsuelo. Un subsuelo que como los mercados que se han renovado en los últimos años acogerá todas las infraestructuras que requiere: desde todo el sistema de refrigeración, almacenes y eliminación de residuos, una zona de carga y descarga y aparcamiento. Lo que no se concreta es la fecha de cuando podría estar acabado.

Más información
Mercats cubrirá con una carpa la Abaceria para retirar la uralita

Los paradistas se trasladaron a la carpa del paseo de Sant Joan en julio de 2018 y la primera fase de derribo, la de la cubierta, ya se vio alterada por la complejidad de los trabajos y las exigencias de seguridad sanitaria de los vecinos del entorno, que desencadenaron en la redacción de un nuevo proyecto y su concurso público. Una alteración importante del coste de esa intervención, que pasó de 50.000 euros del primer proyecto a 665.000 del que se ejecutó finalmente. Así, las iniciales previsiones de que la nueva Abaceria estaría acabada en la primavera del año próximo se tornan misión imposible.

De momento, los residentes de su perímetro tienen más luz y sensación de espacio-especialmente los que viven en los primeros pisos-, unas condiciones que se quieren conservar, en la medida de lo posible, cuando se construya el nuevo con una edificabilidad permeable y elimine el efecto muro.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS