Fallece Jordi Fàbregas, gran dinamizador de la música folclórica catalana

Fundador del festival Tradicionàrius, ha muerto a los 69 años por las complicaciones de una intervención cardíaca

El músico y musicólogo Jordi Fàbregas.
El músico y musicólogo Jordi Fàbregas.EP

La música tradicional catalana vuelve a estar de luto. Jordi Fàbregas, uno de los pilares de la recuperación y defensa de esta música y uno de los grandes agitadores culturales de los últimos decenios, ha fallecido en la tarde del jueves a los 69 años a consecuencia de las complicaciones surgidas tras una intervención cardíaca de urgencia realizada dos semanas atrás.

Jordi Fàbregas había nacido en Sallent en 1951 y será recordado tanto por su ingente labor musical al frente de formaciones históricas, Coses o Primera Nota, como por la fundación del festival Tradicionàrius en 1988 y del Centre Artesà Tradicionàrius (CAT) cinco años después, festival y entidad que siguen siendo el eje sobre el que gira toda la actual música popular-tradicional catalana, a él le gustaba hablar de tradifolk. Fàbregas había dejado recientemente sus cargos como director del CAT y del Tradicionárius pero seguía activo como cantante y guitarrista. La actual trigésimo cuarta edición del certamen era la primera realizada sin su dirección y debería haberse inaugurado el pasado día 15 con el espectáculo Almanac que recordaba el primer disco de La Murga.

A pesar de su intensa y fructífera implicación con el tradifolk Fàbregas se inició profesionalmente en mundo de la canción de autor en 1968 lanzando un disco en el que interpretaba en catalán a Jacques Brel. Su primer éxito lo alcanzó con la fundación del trío Coses en 1972 con el que versionó a grandes poetas como Miquel Desclot o Miquel Martí Pol. Coses alcanzó gran popularidad en 1976 con el lanzamiento del elepé Via Fora! que contenía el himno Au, jovent. Con la disolución en 1979 de Coses, Fàbregas comenzó su andadura en la música folclórica fundando primero La Tecla e inmediatamente La Murga, uno de los primeros grupos que trabajó la entonces llamada riproposta tradicional. En 1987 se creó en esa misma línea Primera Nota, grupo que se convertiría en el germen del Tradiconàrius, y posteriormente la Orquestra Simfònica de la Canya. La última aventura musical de Fàbregas fue la fundación de El Pont d’Arcalís, grupo con el que todavía actuaba.

Paralelamente a esta actividad como intérprete, Jordi Fàbregas fue uno de los dinamizadores más activos de la música tradifolk catalana creando también la discográfica TRAM o, en los años ochenta, los Saraus de Primavera o los festivales Mercè Folk en la fiesta mayor barcelonesa. En 1991 recibió el Premio Nacional de Música de la Generalitat de Cataluña, en 1995 el de Cultura Popular y en 2006 la Medalla de Honor de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción