Elecciones con mascarilla y los miembros de las mesas vestidos de sanitarios

El manual de instrucciones entregado a los presidentes de mesas del 14-F les obliga a vestir con equipos de protección individual cuando voten las personas infectadas por covid

Papeletas en una urna.
Papeletas en una urna.ALBERT GARCIA

Los ciudadanos a los que les ha tocado ser miembros de mesas electorales para los comicios autonómicos catalanes, en principio fijados para el 14 de febrero, ya están recibiendo las cartas que les anuncian que han sido seleccionados para presidir las primeras elecciones que se celebrarán en Cataluña bajo una pandemia. Los miembros de las mesas recibirán también un manual de instrucciones – supervisado por la Junta electoral Central- donde en 29 páginas se informa como se debe desarrollar la constitución de la mesa, la votación, el escrutinio y la entrega de la documentación electoral. Hasta aquí, el manual es idéntico al de otros comicios aunque en esta edición hay un anexo titulado “Directrices Sanitarias” donde informan a los miembros de la mesa de que se les proporcionará un equipo de protección individual (EPI) similar al de los sanitarios para cuando, al final de la jornada electoral, voten aquellos ciudadanos que estén contagiados por la covid.

Más información
La justicia lleva la campaña electoral catalana a la máxima incertidumbre

El anexo marca diferentes directrices de obligado cumplimiento que deberán reproducirse en todos los colegios electorales. La mesa con las papeletas y los sobres deberán estar junto a un “punto de higiene de manos con gel hidroalcohólico para garantizar la limpieza de manos justo antes de recoger las papeletas y los sobres”. Además, debe haber disponibles guantes de un único uso por si el votante manifiesta ser alérgico al gel hidroalcohólico. El documento advierte que hay que limpiar y desinfectar la mesa “con la frecuencia que determinen los criterios técnicos de la autoridad sanitaria”.

A los miembros de la mesa se les tomará la temperatura antes de entrar en el colegio, que deberá ser inferior a 37,5ºC. Si algún miembro se levanta con síntomas de covid, antes de ir al colegio electoral debe presentarse en un centro sanitario para revisarse. Además, el documento destaca: “Si procede y las condiciones del uso del test lo hacen posible, se hará un test de antígenos a los miembros de la mesa y otro personal acreditado antes de constituirse la mesa”.

Además, a los miembros de las mesas se les facilitará “cuatro mascarillas para irlas cambiando a lo largo del día, una pantalla facial, una mascarilla FFP2, guantes desechables y gel hidroalcoholico”. Entre ellos deberán situarse a una distancia de 1,5 metros.

El manual informa que a las personas “contagiadas, contactos estrechos de estas y sospechosos” se les sugerirá que voten de 19.00 a 20.00 horas. En esta última hora de votación, “los miembros de las mesas utilizarán equipos de protección individual (EPI) integrales de alta seguridad”. El documento pormenoriza como deberán colocarse esta indumentaria: “Se los deberán poner entre las 18.40 y las 19.00 por turnos, quedando siempre dos miembros en custodia de la urna y para seguir con el proceso electoral”. También se les facilitarán gafas protectoras y un manual que informe como ponerse y sacarse el equipo correctamente.

También se verán afectadas por la pandemia las cabinas de votación, que deberán estar colocadas en lugares donde se garantice la privacidad de los votantes pero “sin necesidad de pasar las cortinas”. Los responsables de las mesas deberán definir los flujos de votantes de forma que las entradas y salidas de ciudadanos no coincidan en una misma puerta. Además los locales electorales contarán con personal que controle y regule el acceso de votantes, organice colas, evite aglomeraciones y “garantice el cumplimiento de la obligación del uso de la mascarilla en todo momento”.

Las mesas deben estar a una distancia mínima de dos metros entre ellas y, a diferencia de en otros comicios, los votantes no entregarán el carnet de identidad al miembro de la mesa sino que solo lo exhibirán para que estos vean los datos pero no lo tocarán. Tampoco tocarán el sobre de votación y se limitarán a apartar el papel que tapa la ranura de la urna.

Los votantes solo se retirarán la mascarilla si los responsables de la mesa sospechan que no es la persona que acredita ser con el documento y necesitan realizar comprobaciones visuales sobre su identidad.

El escrutinio se realizará con guantes y en una sala donde haya un aforo mínimo de 2,5 metros cuadrados por persona y una distancia mínima de un metro.

El departamento de Relacciones Institucionales de la Generalitat ha recomendado que los colectivos de riesgo voten entre las 9.00 y las 12.00 mientras que las personas infectadas o sospechosas de estarlo lo hagan de 19.00 a 20.00.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS