Maria del Mar Bonet responde al coronavirus con nuevo disco

La cantante presenta su trabajo con el guitarrista valenciano Borja Penalba y ultima recitales en el marco del festival Barnasants

Maria del Mar Bonet, junto a Borja Penalba, tras la presentación de su nuevo disco conjunto.
Maria del Mar Bonet, junto a Borja Penalba, tras la presentación de su nuevo disco conjunto.JUAN MIGUEL MORALES/BARNASANTS (EL PAÍS)

Maria del Mar Bonet desafía a la pandemia publicando en plena tercera oleada un nuevo disco en colaboración, esta vez, con el guitarrista valenciano Borja Penalba. Maria del Mar Bonet amb Borja Penalba es el descriptivo título de este nuevo trabajo grabado en directo en el teatro Micalet de Valencia a lo largo de siete conciertos celebrados entre septiembre y octubre pasados, coincidiendo con el cincuentenario de la primera actuación de la cantante mallorquina, sola con su guitarra, en ese mismo escenario.

El disco fue presentado oficialmente con público ayer por la tarde, en el teatro Joventut de L’Hospitalet de Llobregat, dentro del ciclo de canción de autor Barnasants, que también acogerá posteriormente otros seis recitales del dúo como inicio de una gira de presentación. Siempre, claro, con fechas todavía por confirmar y esperando que la situación de la pandemia lo permita.

”El disco se grabó justo después de salir del confinamiento y poder hablar de él es como un paréntesis en este tiempo tan caótico en el que todo el día solo estamos hablando de lo mismo y pensando en lo mismo, en la gente que no tiene trabajo y todo eso”, explicó la cantante balear, protegida tras una sobria mascarilla negra, junto al propio Penalba en la presentación del disco el pasado viernes en el Ateneu Barcelonés.

“Haber hecho el disco y poder cantarlo en vivo es una victoria ante este virus. Cuando canto, trabajo o ensayo con Borja se me olvida este momento tan doloroso y me entrego con apasionamiento y locura a una forma de decir la poesía y la música, a una manera de estar en otro lugar que nada tiene que ver con todo este estado caótico”, afirmó la artista. “Cantar, ofrecer un disco y hacer un recital es estar en un lugar muy equilibrado, muy natural y muy bonito... Ya sé que después volvemos a la realidad, pero poder compartir esos momentos en que buscamos el equilibrio y la belleza y poder hacerlo con el público es un momento perfecto”.

Bonet quiso recalcar el papel crucial del público sobreponiéndose también al perpetuo estado de emergencia que se vive desde hace casi un año. “El público que viene a oírnos aporta una intensidad que yo no veo en otras situaciones. Es palpable que está poniendo los cinco sentidos y, a pesar de tener la boca tapada, te traspasa de alguna forma mágica unas sensaciones que consiguen que tú también estés de otra forma. Son momentos en que no podemos estar como siempre hemos estado, pero disfrutamos de un momento especial para decir cosas diferentes de todo el caos que tenemos fuera”.

“Caos” y “desorden” son palabras que se repiten a menudo en la conversación de una Bonet muy consciente de que a su concierto sólo podían asistir los vecinos de L’Hospitalet de Llobregat mientras que cualquier ciudadano, a pesar del confinamiento por poblaciones, podrá desplazarse a cualquier punto de la geografía catalana para asistir a un mitin político.]

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más de 200 conciertos

“Es una muestra del desorden que vivimos. Un mitin es como un acto teatral, a veces con actores que, por cierto, son muy malos como actores. ¿Por qué, entonces, no se puede hacer otro tipo de acto teatral? Entra dentro de este caos, es difícil de entender para mí que no se pueda hacer teatro y, en cambio, se pueda ir a ver a unos actores sobre un escenario haciendo un mitin. Me parece absurdo”. En esa línea, Penalva añade: “Y es un ejemplo más de que la cultura está en lo más bajo de la escala de prioridades del sistema en que vivimos”. “Exacto”, puntuó la cantante.

Bonet, nacida en Palma de Mallorca hace 73 años, comenzó su colaboración con Penalba en 2013 y desde entonces han realizado ya más de 200 conciertos juntos, en un trabajo conjunto intenso. “Todos estos años hemos ido buscado un repertorio que se ha ido modificando hasta encontrarnos a gusto, sobre todo con la pasión que ambos le ponemos a la poesía. Borja es una persona muy entregada a la poesía y eso me gusta mucho”.

De las 60 canciones que han interpretado en estos años Bonet y Penalba han seleccionado 13 para el disco, incluyendo a poetas como Vicent Andrés Estellés o Pere Quart, canciones de Ovidi Montllor, Joan Ramón Bonet y Toti Soler y algún clásico de la cantante, como Alenar o Què volen aquest gent? En la grabación les acompaña el percusionista Antonio Sánchez. “Hacer este disco en el centro de Valencia y cantando poetas valencianos es también una dedicatoria muy íntima al País Valenciano y a Valencia. Era una pieza necesaria es mi trayectoria que representa mi amor, un abrazo a un país al que nunca he dejado de ir”.

La cantante habló también, con una sonrisa de satisfacción insinuada tras la mascarilla, de iniciar una nueva etapa en su carrera por el hecho de comenzar a trabajar con una discográfica mallorquina, Blau, ya que hace seis años dejó Barcelona y trasladó definitivamente su domicilio a su isla natal.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS