Carme Elias recibirá el Premio Gaudí de Honor

La actriz barcelonesa recogerá el galardón en la gala de la Academia del Cine Catalán, el 21 de marzo

La actriz Carme Elias, Gaudí de Honor 2021.
La actriz Carme Elias, Gaudí de Honor 2021.MARTÍ PUJOL/ACADÈMIA DEL CINEMA (Europa Pres)

La Junta directiva de la Academia del Cine Catalán, formada por su presidenta, Isona Passola, Joan Bas, Judith Colell, Agustí Argelich, Josep Maria Civit, Maria Molins, Paco Poch, Sílvia Quer, Edmon Roch y Eduard Sola, ha acordado distinguir a la actriz Carme Elias con el premio Gaudí de Honor-Miquel Porter 2021, que concede cada año. Recibirá el galardón honorífico en la gala de los Premios Gaudí de este año, el 21 de marzo de 2021 en el Auditorio del Fórum CCIB.

“Esta actriz versátil que ha hecho teatro, cine y televisión, siempre con excelencia. Esta mujer que ha sembrado tanto y a quien ahora le ha llegado la hora de recoger. Esta belleza que lo es también del alma. No se nos podía ocurrir nadie mejor para el Gaudí de Honor de este año”, ha reflejado la junta directiva. La extensa y exitosa carrera audiovisual de Elias incluye trabajos con cineastas como Francesc Bellmunt, Pere Portabella, Isabel Coixet, Fernando Fernán-Gómez, Pedro Almodóvar, Javier Fesser o Carlos Vermut. Ha recibido importantes reconocimientos institucionales, como el premio Nacional de Cinematografia de la Generalitat de Cataluña, mediáticos, como el premio Sant Jordi, y de los compañeros de oficio, como el Goya a la mejor actriz o el premio Unión de actores.

Más información
La pandemia retrasa los premios Gaudí a la primavera
‘La vampira de Barcelona’, ‘Las niñas’ y ‘Sentimental’, las más nominadas a los Gaudí
Francesc Betriu, Premio Gaudí de Honor 2020

Anteceden en el premio Gaudí de Honor Jaime Camino (2009), Josep Maria Forn (2010), Jordi Dauder (2011), Pere Portabella (2012), Montserrat Carulla (2013), Julieta Serrano (2014), Ventura Pons (2015), Rosa Maria Sardà (2016), Josep Maria Pou (2017), Mercedes Sampietro (2018), Joan Pera (2019) y Francesc Betriu (2020).

Carme Elias, nacida en Barcelona hace 70 años, descubrió su vocación en el teatro de su barrio, el Clot. A partir de aquí, convenció sus padres para estudiar en el Instituto del Teatro y después viajar a Nueva York, en la escuela de Lee Strasberg. Pronoto empezó a hacerse un lugar en el ámbito del teatro catalán, e inició su carrera en 1974 con La señorita Julia, bajo la dirección de Adolfo Marsillach. Seis años después participó en el montaje de Terra Baixa, de Àngel Guimerà, que la consolidó en la escena teatral. Su intensa y versátil actividad en este ámbito, que convive con su carrera en el cine y la televisión, incluye obras como Los cabellos de Absalón (1983), de Calderón de la Barca, La gata sobre el tejado de zinc (1984), de Tennessee Williams, como Margaret, El hombre del destino (1989), de George Bernard Shaw, Casi una diosa (1993), de Jaime Salom, donde daba vida a Gala Dalí, Los gigantes de la montaña (1999), de Luigi Pirandello, La dama enamorada, de Joan Puig i Ferreter, La gaviota, de Anton Chéjov, Edipo Rey (2008), de Sófocles, en el papel de Yocasta, Prometeo (2010), de Esquilo, Purgatorio (2011), de Ariel Dorfman, Al galope (2015), monólogo dirigido por el italiano Guido Torlonia en el cual se pone en la piel de Diana Vreeland, editora de las revistas Harper’s Bazaar y Vogue, o la última, Què pasó con Bette Davis y Joan Crawford?, dirigida por el mismo Torlonia y dónde compartió escenario con Vicky Peña para recrear la rivalidad entre estas dos grandes estrellas de Hollywood.

Su primera experiencia en el cine fue en L’orgia (1978), de Francesc Bellmunt, un film controvertido para ser uno de los primeros que tenía un alto contenido sexual durante la Transición española. Desde aquel momento, Carme Elias compaginó el teatro y el cine con la misma excelencia.

Ha actuado bajo las órdenes de cineastas de referencia del cine catalán: Massa Vell per morir jove (1987) de Isabel Coixet, Pont de Varsòvia (1989) de Pere Portabella, que le valió el premio de Cinematografia de la Generalitat a la mejor actriz, Capità Escalaborns (1990) de Carles Benpar, Els de davant (1993) de Jesús Garay o Morir (o no) (2000) de Ventura Pons, entre molidos otros.

En el ámbito del cine español, su carrera ha sido también muy fructífera, y destacan títulos como Stico (1985) de Jaime de Armiñán, Los peores años de nuestra vida (1994) de Emilio Martínez-Lázaro, La flor de mí secreto (1995) de Pedro Almodóvar, Sinfonía desconcertante (2004) de Belén Santos, con el que gana el premio especial del jurado del Festival de Cinema de Indianapolis, Los aires difíciles (2006), de Gerardo Herrero, o Planes para mañana (2010), de Juana Macías.

Camino (2008), de Javier Fesser, donde encarna a la madre de una niña que muere de cáncer en una familia del Opus Dei, la llevó a ganar el premio Goya a la mejor actriz, y otros muchos galardones, entre los que destacan los de la Unión de actores, el Sant Jordi de RNE o lo Premio Butaca. Más recientemente, por Quién te cantará (2018), de Carlos Vermut, fue nominada al Premio Gaudí a mejor protagonista femenina.

Carme Elias trabaja actualmente en un nuevo proyecto de la directora venezolana Claudia Pinto, con quien ya ha rodado dos películas, La distancia más larga y Las consecuencias.

En cuanto a la televisión, Elias ha participado en producciones emblemáticas, en una época en que Madrid acabó siendo su segunda casa. Debutó en la pequeña pantalla en 1983 con la rompedora serie Anillos de Oro, dirigida por Pedro Masó. Destacan también su interpretación de una abogada de oficio a Turno de oficio (1986) de Antonio Mercero, que la convirtió en una de las actrices más populares del momento, y otras ficciones televisivas como Hasta luego, cocodrilo (1992), Señor alcalde (1998), Mar de fondo (2006), Herederos (2008), Gavilanes (2010), La riera (2013) o Cites (2015).

Como actriz de doblaje ha puesto la voz a compañeras de oficio como Demi Moore, Daryl Hannah, Sigourney Weaver o Nastassja Kinski.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS