El mercado de la Abacería de Barcelona tendrá una plaza pública de mil metros cuadrados

El recinto destinará la primera planta subterránea al supermercado y la tercera a almacenes para entidades

El futuro mercado de la Abaceria, en una recreación virtual.
El futuro mercado de la Abaceria, en una recreación virtual.Ajuntament de Barcelona

El futuro mercado de la Abacería, en el barrio de Gràcia de Barcelona, hoy un impresionante esqueleto de hierro, va tomando forma. El Instituto Municipal de Mercados de Barcelona ha presentado este jueves a comerciantes y vecinos el proyecto definitivo: modifica el inicial para dar respuesta a las demandas de asociaciones y entidades, para las que habrá espacio en el remodelado edificio. El proyecto también prevé una zona de uso público para una plaza de mil metros, una superficie parecida a la de la plaza de John Lennon. Este espacio, en el lado de Torrent de l’Olla, se ganará en la calle porque el supermercado que habrá en el complejo se desplaza a la primera planta subterránea.

Más información
Arranca el desmantelamiento del mercado de la Abaceria
Mercats cubrirá con una lona la Abaceria para retirar la uralita

El espacio para las entidades será una tercera planta subterránea, de unos 3.500 metros cuadrados, donde habrá almacenes para entidades y asociaciones del barrio. En total, los metros construidos serán 14.500. Está previsto que las obras arranquen a finales de 2021 o inicio de 2022 y “acaben lo antes posible”, ha dicho la concejal de Hacienda y Comercio, Montserrat Ballarín. Actualmente el mercado funciona en una carpa provisional en el paseo de Sant Joan.

La regidora celebró “el proyecto definitivo para el último mercado histórico que quedaba por remodelar en Barcelona”. “El espacio da respuesta a totas las necesidades que se habían planteado y será un revulsivo para abrir una nueva etapa para el comercio alimentario y no alimentario. Será un nuevo polo de atracción comercial para el barrio de Gràcia”, ha comentado. El espacio comercial se reducirá y habrá 43 paradas, todas los que decidieron continuar, un espacio para economía cooperativa y un supermercado. En el exterior, en la planta de calle, habrá 14 paradas de productos no alimentarios.

Mirando hacia atrás, el concejal de Gràcia, Eloi Badia, ha subrayado “la gran complejidad que supusieron los trabajos de retirada del amianto” y el diálogo con los vecinos. En este marco destacó que se destine espacio a entidades en un barrio donde los locales son caros y escasean.

Además de las paradas en la planta baja, el supermercado en el primer subterráneo y los almacenes en la tercera, el edificio tendrá una planta subterránea para almacenes, frigoríficos y 50 plazas de aparcamiento. En la planta altillo se ubicarán los despachos y salas polivalentes.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS