conmemoraciones

Un año para reivindicar el legado del pedagogo, escritor y crítico literario Joan Triadú

La Generalitat conmemora el centenario del fundador de la revista ‘Ariel’ con 50 actividades

Joan Triadú en su casa de Barcelona, en una imagen de archivo.
Joan Triadú en su casa de Barcelona, en una imagen de archivo.CARLES RIBAS

Exposiciones, conferencias, mesas redondas y la publicación de nuevos artículos formarán parte de la cincuentena de actividades que se llevarán a cabo durante el año Joan Triadú, con el que el gobierno catalán quiere reivindicar la figura y el legado del pedagogo, escritor y crítico literario.

La consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, junto con el comisario del año, Joan Josep Isern, acaban de dar a conocer la programación, cuando se cumplen cien años del nacimiento de un hombre que han calificado como “uno de los referentes cívicos y éticos más potentes de Cataluña del último siglo”.

Más información

Durante los próximos meses se “dará voz” a las personas y las entidades que en las diferentes facetas en las que sobresalió continúan trabajando, han heredado su manera de hacer y, actualizándola, la ponen en práctica”, explicó Budó. Otro de los objetivos es “propiciar el diálogo” entre las generaciones que lo conocieron y la gente más joven que “quiere continuar su legado” y demostrar que “las causas que defendía son vigentes y necesarias”.

Las primeras acciones se vivirán en abril cuando el Instituto Escuela de Ribes de Freser pasará a llevar su nombre, desde Sant Jordi uno de los trenes de Ferrocarrils de la Generalitat, también y en octubre se celebrará el acto institucional de homenaje en la Generalitat. A juicio de Isern, Triadú “es un dado con muchas caras en todas hay buen juego: maestro, pedagogo, hombre de letras, escritor y prescriptor, crítico literario, traductor, defensor del catalán a pie y a caballo, activista cultural”.

Nacido en 1921 en Ribes de Freser (Girona) y fallecido en Barcelona en 2010, es una figura con una trayectoria ligada estrechamente a la evolución de la cultura catalana del siglo XX. En 1942 se licenció en Filosofía y Letras y, dos años más tarde, recluido en Cantonigròs (Barcelona) por una enfermedad, fue el impulsor del Concurso Parroquial de Poesía, una de las primeras manifestaciones públicas de la literatura catalana perseguida por el franquismo. Fundador de la revista Ariel en 1946, fue lector de la universidad de Liverpool en 1950 y dirigió la Institución Cultural del CIC y vivió de cerca la creación de Òmnium Cultural y de la Junta Asesora para los Estudios de Catalán, convertida en 1969 en Delegación de Enseñanza del Catalán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción