Lecciones de amor y violencia en una coproducción del Liceo

El teatro de La Rambla estrena en España una ópera contemporánea de George Benjamin

En vídeo, pase gráfico de la ópera contemporánea "Lessons in Love and Violence"EFE (EFE)

A quienes disfrutaron de Written on Skin, una ópera del británico George Benjamin que se vio en el Liceo hace cinco años, tienen una nueva apuesta del reconocido compositor que llega al teatro de La Rambla a partir de este viernes. Lessons in love and violence es una ópera que se inspira en un hecho real de la Inglaterra del siglo XIV, cuando el Rey Eduardo II Plantagenet, tras ser coronado rey, se obsesiona con una relación amorosa con un plebeyo. Aunque la trama es medieval, la apuesta en escena es cien por cien contemporánea, se desarrolla en un moderno apartamento y adquiere un cierto aire de thriller con las conspiraciones de los nobles para deponer a un rey homosexual. En la historia no falta cierta actitud homófoba por parte de uno de los personajes.

“Yo diría que lo importante es que la gente vaya al teatro con el corazón, los ojos y los oídos bien abiertos” sugería el compositor Benjamín en la presentación del título este martes. Lo hizo telemáticamente porque viajar desde Reino Unido es prácticamente imposible por las prohibiciones impuestas por la pandemia. “Por eso mismo creo que casi es una heroicidad que se haya podido mantener el título y estoy muy agradecido al Liceo”, afirmó. No son muy habituales las óperas contemporáneas en el teatro de La Rambla que programó Lessons in love and violence tras el éxito que obtuvo Written on Skin.“Es una gran obra de uno de los grandes referentes contemporáneos”, aseguró Víctor García de Gomar, director artístico del Liceo. En el caso de Benjamin, su primer contacto con el teatro de La Rambla fue en 2010 cuando se representó en el foyer la ópera de cámara Info the little hill.

El compositor trabajó la ópera durante más de dos años de forma conjunta con el autor del libreto, Martin Crimp, y posteriormente con una estrecha relación con Katie Mitchell, directora de la escenografía de una ópera que es una coproducción de seis teatros operísticos europeos, entre ellos el Liceo y el Teatro Real de Madrid, donde se podrá ver después de acabar las funciones —hasta el 11 de marzo— en Barcelona. La obra se estrenó con éxito en 2018 en Londres y llega a Barcelona después de recorrer varios teatros en Europa.

Presentada como una ópera difícil, Lessons in love and violence requiere una gran riqueza orquestal que en tiempos de covid tiene sus dificultades y el foso de los músicos se encaramará sobre cuatro filas de platea. “Son 90 minutos sin interrupción de mucha intensidad. Y las distancias de seguridad sanitaria nos hacen ocupar espacio en la platea. Por ejemplo, los instrumentos de viento necesitan dos metros entre ellos y es una sección muy importante en esta obra. El resultado es que la orquesta se oirá mucho mejor, porque estará más arriba, algo que no deja de ser un poco problemático para los cantantes aunque lo están trabajando muy bien”, explicaba el maestro Joan Pons, que dirigirá a la Orquesta del Liceo, que considera a Benjamin como “uno de los grandes”. Para Pons, Lessons in love and violence es una obra que marca el camino del siglo XXI.

Si musicalmente la obra es difícil, el reto persiste con las voces a quienes se les exige, además, una notable dimensión dramática. Parte de los cantantes que estarán en el Liceo son los mismos que estrenaron la obra en Londres: el barítono Stéphane Degout es el rey Eduardo y el tenor Peter Hoare es Mortimer, un personaje que intenta poner orden entre las obligaciones de un rey locamente enamorado de Gaveston, que interpreta el bajo Daniel Okulitch. En una ópera de voces masculinas en tonos bajos, el contrapunto lo pone la reina Isabel en voz de la soprano Georgia Jarman. Dividida en siete escenas, la música avanza creando momentos de calma, de reflexión, en las transiciones.

“Es una obra que habla mucho del amor entre dos hombres muy cultivados, que cuidan mucho su apariencia externa hasta llegar a una armonía”, detallaba la escenógrafa Mitchell que da especial importancia a la mirada de la historia que tienen los hijos del rey y testigos de las intrigas que provoca la mezcla de poder, amor y violencia.

“Es una historia sobre la homosexualidad, la relación entre el rey y su amante; algo que en otras versiones dramáticas no se ha querido entrar. Y una obra que plasma que lo que pasa en un dormitorio puede tener consecuencias terribles”, resumía Benjamin.


Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS