Barcelona aspira a atraer un millón de turistas este año

El consorcio de turismo cree que la implantación del pasaporte sanitario incrementará los visitantes

Turistas en las inmediaciones de la catedral de Barcelona EN 2019
Turistas en las inmediaciones de la catedral de Barcelona EN 2019Carles Ribas

El consorcio Turismo de Barcelona espera que la ciudad reciba el próximo verano un millón de turistas. Esta cifra supondría el doble de los visitantes que llegaron a la capital catalana en los meses de julio, agosto y septiembre de 2020, y la mitad de los que lo hicieron en 2019. La directora del consorcio, Marian Muro, aseguró ayer que este incremento de visitantes se deberá, entre otros, a la posible instauración de un pasaporte sanitario para controlar la pandemia.

Más información
Barcelona se prepara para un verano sin apenas turistas
Franceses, los últimos resistentes del turismo en Barcelona

Muro aseguró ayer, durante la presentación de la campaña Barcelona Workation, que este verano será clave en el sector la puesta en marcha del pasaporte o certificado sanitario, de tal manera que se permita la libre circulación por Europa sin necesidad de guardar cuarentenas.

La directora de Turismo de Barcelona alertó ayer que tanto el turismo ruso como el británico están “deseosos” de viajar al extranjero en cuanto mejoren las restricciones implantadas para controlar la pandemia del coronavirus. La directora del consorcio advirtió que es pronto para pensar en una recuperación en los meses posteriores al verano aunque ya se han detectado algunas reservas, para finales de año, de turistas americanos con “viajes muy personalizados, muy a medida” y de grupos turísticos pequeños.

El consorcio, integrado por el Ayuntamiento de Barcelona, la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona y la Fundación Barcelona Promoción, cree que el mercado del sudeste asiático no se va a empezar a recuperar hasta 2022 debido, entre otros, a que algunos países como China lanzan mensajes proteccionistas para que sus habitantes viajen dentro del país.

Muro pidió la confección de un plan que permita que cualquier persona pueda participar en toda la oferta cultural y social de Barcelona, lo que se podría —a su juicio— realizar con test de antígenos cuyos resultados se introduzcan en una aplicación de móvil y que durante su vigencia permita a la gente entrar en determinados espacios. Sobre las vacaciones de Semana Santa la responsable de Turismo de Barcelona espera que mucha gente de las comarcas catalanas visiten la ciudad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Turismo de Barcelona junto con la Diputación de Barcelona ha impulsado además el programa Barcelona Workation para promover la ciudad como destino para acoger a profesionales que teletrabajan y “buscan una nueva experiencia fuera de su lugar habitual de residencia”. Son trabajadores que no cambian de empleo pero si de ciudad buscando personas que desconectan de su entorno, salen de la rutina, viven nuevas experiencias y conoces nuevas culturas. Turismo de Barcelona empezará una campaña para captar este tipo de personas en Reino Unido, Francia, Bélgica y Países Bajos. Para Muro se trata de una tendencia “que ha venido para quedarse” y que representa una nueva oportunidad para la ciudad, ya que cerca de un 70% de la población trabaja en remoto y está predispuesta a cambiar su residencia habitual. Para el gerente de Servicios de Turismo de Barcelona, Francesc Vila, este programa atraerá a profesionales hacia la ciudad y las comarcas de la provincia para “disfrutar de la cultura y del estilo de vida” de la zona.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS