El coronavirus no da tregua y sigue al alza en Cataluña

La velocidad de transmisión sube a 1,05 puntos

Una persona recibe una prueba PCR en un dispositivo de cribados masivos en el barrio del Raval, en Barcelona.
Una persona recibe una prueba PCR en un dispositivo de cribados masivos en el barrio del Raval, en Barcelona.David Zorrakino (Europa Press)

El coronavirus no da tregua y sigue al alza en Cataluña —aunque de forma moderada— donde en las últimas horas se han notificado hasta 1.207 contagios y 15 fallecidos más que el pasado sábado. La velocidad de transmisión del virus (el índice RT) sigue subiendo y se sitúa en 1,05 (una centésima más que ayer) lo que supone que cada cien positivos contaminan a 105 personas. Los sanitarios ya comienzan a situar en el horizonte una cuarta ola de la pandemia.

Los datos epidemiológicos actualizados por el Departamento de Salud indican que el riesgo de rebrote —el índice de crecimiento potencial de la pandemia— ha aumentado hasta los 198 puntos, dos más que la víspera, y se acerca peligrosamente a los 200 puntos por primera vez en dos semanas.

Robert Güerri, el jefe de la sección de enfermedades infecciosas del Hospital del Mar, alertó este domingo en la televisión catalana de que la situación “es complicada y se complicará más” en los próximos días. Güerri recordó que en su centro hace un mes había cinco plantas Covid. “Ahora hay dos y probablemente esta semana se abrirá una tercera”, lamentó. “Quizás estamos ante un rebrote de la tercera ola o el principio de la cuarta. Hasta que la gente no esté vacunada siempre habrá una cuarta o quinta ola porque el virus se comporta de esta manera”, concluyó.

El número de pacientes con COVID hospitalizados repuntó y volvió a superar los 1.400, en concreto 1.406, un total de 52 más que el sábado, y las UCI siguen con una ocupación alta, con 410 enfermos graves, tres más que el sábado.

El investigador del grupo de biología computacional de la UPC, Daniel López Codina, alertó en una entrevista en el 324 que este repunte se debe a un “exceso de optimismo”. Según el investigador, aumentar la movilidad “es peligroso” y alerta de que después de Semana Santa la situación puede ser complicada.

Con estos datos, la única salida es la vacunación de forma prioritaria. Una urgencia que contrasta con la decisión de no reprender la administración de la vacuna AstraZeneca hasta el próximo miércoles y la decisión de disminuir las vacunaciones durante la Semana Santa para que los sanitarios descansaran. Güerri criticó esta decisión: “El personal sanitario, si no se cansa vacunando, se cansará atendiendo pacientes enfermos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la Unión Europea menos del 12% de la población ha sido vacunada mientras que en el primer trimestre de 2021 ya se ha vacunado al 40% en Reino Unido, al 23% en Estados Unidos mientras que solo el 8,7% han recibido una dosis en Cataluña.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS