Aragonès enfila la investidura con el voto de Junts en el aire

El preacuerdo entre ERC y la CUP contempla que el futuro president se someta a los dos años de mandato a una cuestión de confianza

Artadi (Junts) niega que quieran "aparcar" a la CUP en las negociaciones del futuro Govern. En vídeo, declaraciones de la vicepresidenta de JuntsEUROPA PRESS

Laura Borràs, presidenta del Parlament, abre hoy la ronda de contactos con los partidos que culminará con la propuesta de un candidato para que el viernes se someta al debate de investidura como presidente de la Generalitat. El republicano Pere Aragonès enfila la sesión sin tener garantizado el nombramiento, al dejar Junts su voto en el aire tras quedar fuera del preacuerdo entre ERC y la CUP anunciado el domingo. Elsa Artadi, portavoz de Junts, reclamó un pacto global de legislatura y que el futuro Govern no sea otro “Vietnam”. La negociación continúa.

Más información
ERC y la CUP anuncian un preacuerdo
Borràs afronta su primera prueba
Borràs: "Habrá Pleno de investidura"

Borràs zanjó la hipótesis sobre si estudiaba aplazar el debate y afirmó que está obligada a proponer un candidato. Todo apunta que será Aragonès porque él suma 42 votos —33 escaños más los nueve de la CUP si las bases apoyan el preacuerdo—, y el socialista Salvador Illa, sólo los 33 votos socialistas. Borràs se reunirá con los dirigentes de los partidos, de menor a mayor: hoy con PP, Cs, En Comú Podem, CUP y Vox.

En Junts no ha sentado bien el preacuerdo entre ERC y la CUP. Artadi dijo que seguirán negociando “hasta último minuto” para alcanzar un pacto que incluya a los 74 diputados independentistas (la mayoría absoluta son 68). La diputada recordó que Aragonès había pedido una mayoría fuerte y asegurar los Presupuestos. “No hay nada de ello en lo que hemos leído”, dijo en alusión a las notas de prensa que informaron del acuerdo entre republicanos y anticapitalistas. “No queremos un Govern inestable, de peleas, un Vietnam”, dijo.

Los tres partidos siguieron ayer con las reuniones y el foco cae en lo que hará Junts. Hoy su secretario general, Jordi Sànchez, hará una conferencia en la que se expondrán sus ideas para la legislatura. Abanderado siempre de la unidad del independentismo, si Junts no rubrica el acuerdo aparecerá como el culpable de romperla y de malgastar el resultado del 14-F. “Solo nos sentimos presionados por dar estabilidad a la legislatura”, dijo Artadi.

Republicanos y anticapitalistas acordaron medidas contra la “emergencia habitacional” y los desahucios, el refuerzo de la atención primaria y supeditar el uso de las balas foam a que los Mossos publiquen los protocolos sobre su uso. No facilitaron el texto íntegro argumentando que así se respeta el proceso de decisión de las bases. Pero, en un artículo en el diario Ara, el propio Aragonès añadió un detalle desconocido: se someterá a una cuestión de confianza a medio mandato a cambio de que le aprueben los Presupuestos. Puigdemont también pacto unas cuentas con los anticapitalistas usando el mismo mecanismo. Los afiliados de las 11 votarán en urna el texto y los resultados se darán a conocer el jueves. La CUP, que deja entrever que aún faltan concreciones, aclara que en este momento no está hablando ni de “sillas” ni de “consejerías” sino del marco político”, dijo la diputada Eulàlia Reguant.

La cúpula de los anticapitalistas está alentando las conversaciones en pro del acuerdo aunque la decisión de sus bases siempre es una incógnita. Endavant, una de los colectivos más potentes, se inclina por el no. Lo que han vuelto a constatar las negociaciones es que las relaciones entre la CUP y Junts son gélidas. Los primeros aseguran que el partido de Carles Puigdemont no les ha contestado todavía el documento que le trasladaron hace tres semanas. Con unas conversaciones a contrarreloj, la CUP pidió no repetir la situación “surrealista” de hace 15 días cuando se acordó el nombramiento de Borràs al límite.

En el otro flanco, Junts y ERC no han aclarado qué les separa. La portavoz republicana Marta Vilalta se mostró confiada de poder superar las diferencias. “Tenemos matices diferentes, pero lo lograremos”, dijo. Sí puntualizó que abogan por “reformular” el llamado Consell de la República que Puigdemont montó en Bruselas y que consideran de parte.

Pese a la tensión final, los comunes vaticinan que se reproducirá el acuerdo de la Mesa porque ERC ya ha elegido a Junts. La portavoz de los socialistas. Eva Granados, acusó a los republicanos de estar “dispuestos a llegar a la presidencia a cualquier precio”. Si el viernes ningún candidato obtiene la mayoría absoluta, se realiza una segunda votación el domingo. Ahí basta tener más síes.

Algunos movimientos en el Parlament dejan entrever una voluntad de no matar la legislatura. En una entrevista a TV3, Borràs dio a entender que relevará al secretario general, Xavier Muro, muy criticado por el independentismo al evitar cualquier desacato, por ejemplo, con la retirada del acta de Quim Torra. “Un cambio para una nueva legislatura”, dijo, y recordó su prerrogativa para tener “equipos de confianza”.<




Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS