Junts amaga con dilatar la investidura de Aragonès hasta no cerrar un pacto de legislatura

Jordi Sànchez, secretario general del partido, afirma que no jugará al cálculo de unas nuevas elecciones

Conferencia con Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya. (Foto: JUAN BARBOSA)
Conferencia con Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya. (Foto: JUAN BARBOSA)JUAN BARBOSA (EL PAÍS)

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya, ha expresado este martes su voluntad de que el independentismo alcance un pacto de legislatura en los próximos “días o semanas”, lo que deja la puerta abierta a que Pere Aragonès, candidato de Esquerra, no sea investido este viernes cuando se celebrará el debate de investidura. El dirigente de Junts ha enfriado así la posibilidad de cerrar un acuerdo de forma inminente, aunque ha recalcado que su deseo no es volver a repetir las elecciones. “Que nadie se equivoque: Junts no jugará ni especulará al cálculo de nuevas elecciones”, ha afirmado. “Unos días o unas semanas, nos es igual, pero seguro que gobernaremos juntos”.

Más información

El secretario general de Junts ha dictado una conferencia en Barcelona para explicar la postura de su partido durante un permiso penitenciario y ante la presencia del propio Aragonès y de Marta Vilalta, portavoz de ERC. Sànchez ha afirmado que los tres partidos independentistas no están ahora en disposición de poder garantizar un Govern “fuerte y estable” y que Junts aspira a evitar experiencias vividas en el último mandato que salpicaron la legislatura de “desencuentros, lealtades y tensiones permanentes que debiliten la mayoría electoral” y, ha añadido, “minan la autoridad del Govern y su president, que decepcionan y desorienten al electorado y que afectan a la gestión y eficacia del Govern y la del Parlament”.

El mensaje de Junts se ha producido justo después de trascender el preacuerdo entre ERC y la CUP, que reivindican ser las fuerzas hegemónicas dentro del independentismo al haber escorado el electorado a la izquierda. as dos primeras fuerzas suman juntas 41 diputados, muy lejos de los 68 para la mayoría absoluta. Junts cuenta con 32. Sànchez ha aclarado, en cualquier caso, que su partido no tiene ningún interés en desaprovechar esta legislatura en el que el independentismo ha logrado una mayoría absoluta de 74 diputados y el 52% de los sufragios.

“Necesitamos un acuerdo estratégico de legislatura en el que Junts participe”, ha afirmado pidiendo “acuerdos fuertes y sólidos”. “No necesitamos compromisos vacíos de contenido y menos avales a ciegas. Un Govern de coalición requiere confianzas y lealtades desde el primero al último día y lo intentamos desde hace semanas y estoy convencido de que lo conseguiremos”, ha dicho recordando las tensiones que vivió el Ejecutivo tripartito de Pasqual Maragall. “No queremos que el Govern sea un Vietnam”.

Sànchez ha admitido que los tres partidos tienen estrategias diferentes sobre la hoja de ruta independentista y ha leído un extracto del libro Tornarem a vèncer, de Oriol Junqueras y de Marta Rovira en el que apelan a la vía unilateral si el referéndum pactado fracasa. “Dicen que nos tenemos que preparar. Y tiene que hacerse en el Consell de la República y es ahí donde se tiene que tomar las decisiones para definir el embate con el Estado. Es imprescindible el impulso de una dirección política compartida para generar consensos y definir la estrategia de actuación”, ha señalado Sànchez que ha reivindicado así el papel de Carles Puigdemont. Pese a que el PSOE ha frenado hoy la tramitación de a ley de amnistía, Sànchez ha afirmado que respetaran la mesa de diálogo entre ERC y el Gobierno y ha pedido un plan B a los republicanos cuando las negociaciones si las negociaciones no avanzan.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción