Cataluña empezará a vacunar a las personas de entre 70 y 79 años el 12 de abril

El secretario general de Salud de la Generalitat, Marc Ramentol, no descarta gestionar la cuarta ola manteniendo las medidas vigentes

Una enfermera vacuna a una persona en L'Hospitalet de Llobregat.
Una enfermera vacuna a una persona en L'Hospitalet de Llobregat.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

El secretario general de Salud de la Generalitat, Marc Ramentol, aseguró ayer en una entrevista en Rac1 que, “si todo va bien”, a finales de la semana que viene se habrá vacunado a todas las persones mayores de 80 años y, la siguiente, a partir del lunes 12 de abril, podría empezarse con la vacunación de la franja de edad de entre 70 y 79 años. “Este es nuestro objetivo. Ahora llevamos vacunados el 65% de los mayores de 80 años”, subrayó. También destacó que hasta el lunes hay 13.000 dosis para administrar que se pueden reservar a personas de entre 60 y 65 años. Y pronosticó que cuando Cataluña empiece a recibir más de 200.000 dosis semanales se activarán los mecanismos de vacunación a gran escala, “pero esto depende de la rapidez con que lleguen las vacunas”.

Más información
“Y a mí, ¿cuándo me vacunan?”
Cataluña prevé haber administrado la primera dosis a todos los mayores de 80 años a mediados de abril
La Generalitat acelera la vacunación en Cataluña tras recibir 168.000 dosis más

Ramentol no descarta gestionar la cuarta ola “sin tocar las medidas que están actualmente vigentes”, si se consigue contener el ritmo de crecimiento de la pandemia de covid-19. Destacó que si la ciudadanía respeta las restricciones, “es muy probable que el ritmo de aumento no abandone este crecimiento lineal” actual, y que el sistema sanitario pueda sostenerse.

“Estamos volviendo a crecer y la forma que tendrá esta ola vendrá muy influenciada por lo que pase estos próximos días”, y explicó que, aunque la pandemia está en expansión en Catalunya, el ritmo de crecimiento es sostenido pero no vertiginoso.

Ramentol destacó que en Cataluña se están produciendo casos graves de forma más frecuente —lo que está llenando las unidades de cuidados intensivos (UCI) a un ritmo superior a anteriores— pero “eso no significa necesariamente que sean más graves”, ha defendido.

En cuanto a la movilidad durante la Semana Santa, dijo que el problema no son los desplazamientos: “Si nosotros nos desplazamos, lo hacemos en nuestra burbuja y allá donde vamos no la rompemos constantemente, estos desplazamientos no suponen un riesgo epidemiológico excesivo”. Además, remarcó que los datos epidemiológicos de los días festivos hay que tomárselos “con cierta cautela”, porque no será hasta finales de la semana que viene cuando puedan empezar a extraerse conclusiones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Preguntado por la elevada incidencia del coronavirus en las comarcas de Lleida, dijo que esta región sanitaria es la que ocupa “el foco” de la Consejería de Salud, pero ha rechazado retrasar la vuelta a la escuela tras el periodo festivo. Y subrayó que en los últimos meses ha disminuido el trabajo a distancia: “La normativa no ha cambiado, y esperamos que durante estos próximos 15 días, en la medida que sea posible, se refuerce el teletrabajo” para reducir la movilidad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS