Jaume Collboni: “Un camarero igual se tendrá que reconvertir en instalador de placas solares”

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona solicita fondos europeos para la ciudad por los efectos de la pandemia

El socialista Jaume Collboni, el pasado 24 de marzo en la plaza Sant Jaume de Barcelona.
El socialista Jaume Collboni, el pasado 24 de marzo en la plaza Sant Jaume de Barcelona.Carles Ribas

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Jaume Collboni (Barcelona, 51 años) acaba de presentar en Madrid los proyectos para que la ciudad pueda recibir asignaciones de los fondos extraordinarios de la Unión Europea por la pandemia.

Pregunta. ¿Qué proyectos plantea Barcelona para optar a los fondos europeos?

Respuesta. Estamos trabajando sobre un centenar de proyectos que van en la línea de la gran transformación que tiene que hacer la economía: digitalización, sostenibilidad y desarrollo tecnológico. Ya hay proyectos municipales que van en ese sentido. Por ejemplo más puntos de carga de vehículos, o proyectos de transformación como el del Port Olimpic o el 22@.

P. ¿De qué cantidad se podría tratar?

R. Siendo moderadamente optimistas, entre 1.500 y 2.500 millones entre 2021 y 2023. Nuestro interés no es tanto que el Ayuntamiento participe en los proyectos sino que pasen en la ciudad, nuestro esfuerzo es atraer esos fondos de inversiones e ideas. También hay empresas que plantean proyectos y que buscan el partenariado del Ayuntamiento.

P. ¿Cómo cuáles?

R. No se pueden explicar todavía pero Barcelona tiene todos los ases en ese proceso de transformación y uno muy importantes es la reeconomización del centro de la ciudad.

P. Muchos fondos de inversiones solo quieren beneficio a corto plazo...

R. No estoy hablando de los fondos especulativos, de fondos buitre, sino de fondos de inversión a medio y largo plazo porque son los que pueden generar riqueza, atraer empresas y generar empleo.

P. ¿Qué se entiende por reeconomizar el centro?

R. De esta crisis hemos aprendido muchas cosas. Una, que Barcelona depende demasiado de la economía del visitante —el turismo— sobre todo en el centro. Nuestra tesis es que hay que seguir potenciando la economía del visitante del sector fira y congresos. En cuanto al otro turismo, tenemos que buscar el de calidad y con un apellido: cultural. Porque reforzará al sector y atrae a un turismo que respeta el destino.

P. La pandemia puede suponer el cierre de negocios que dependían del turismo. ¿Plantea una reconversión del sector?

“La ciudad podrá recibir unos 2.000 millones de la Unión Europea”
“La ciudad podrá recibir unos 2.000 millones de la Unión Europea”

R. Hay que potenciar sectores basados en el talento y la tecnología y muchos perfiles técnicos porque hay mucha demanda y los van a buscar fuera. Se trata de que personas que trabajan en la hostelería o la restauración se reciclen, que un camarero igual se convierta en instalador de placas solares. Ya tenemos planes de formación de Barcelona Activa que están dirigidos en ese sentido y habrá muchos más, dirigidos a los sectores más tocados por esta crisis.

P. No parece fácil con el precio de los alquileres de las viviendas o después de la expulsión de los vecinos de la Rambla....

R. El Ayuntamiento tiene ahora 74 promociones de vivienda asequible que son unos 3.500 pisos, algunas de las cuales están en Ciutat Vella. Es muy importante cambiar la visión y volver a poner en el mapa mental a este distrito para trabajar. En especial, Via Laietana, que queremos que sea uno de los ejes de la economía digital del futuro, como lo es el 22@. Al proyecto del edificio de Correos le seguirán más porque hay grandes edificios sin uso. Ya hay operadores públicos y privados interesados.

P. ¿Como cuáles?

R. No diré nombres, pero desde hospitales públicos que necesitan nuevos centros de investigación, hasta privados que trabajan en el ámbito tecnológico y alguna institución pública.

P. ¿Más empresas y menos turistas?

R. Hay que ir a un mejor turismo no a más turismo. Y si ya se han tomado medidas como el PEUAT [Plan Especial Urbanístico de Alojamiento Turístico] para que no haya más hoteles, tienes la obligación como Administración de generar alternativas económicas. Esos trabajadores se tienen que reubicar en algún sitio. Y ya lo estamos haciendo, también, con más fondos para la formación.

P. ¿Cómo ve la edición de este año del Mobile World Congress?

R. Es muy importante que tanto el Mobile como otras ferias ya señaladas para este verano salgan bien. Nos jugamos mucho. Hay muchas empresas que ya no pueden aguantar más y si las cosas van mal eso quiere decir paro. Por eso soy un ferviente partidario del carnet de vacunación y, si no llega para junio, que España tenga acuerdos bilaterales con países emisores de turismo.

P. ¿Qué peticiones más urgentes hace al futuro Govern?

R. Para empezar, que se constituya y luego que corrija porque la Generalitat lleva cuatro años dándole la espalda a la ciudad. Ya no hablamos de su deuda histórica de 270 millones. Hablamos de CAPs, de centros para gente mayor, de viviendas... Pedimos que traten al barcelonés como ciudadano catalán que es porque el trato no es el mismo.

“De la crisis hemos aprendido que se dependía demasiado del turismo”
“De la crisis hemos aprendido que se dependía demasiado del turismo”

P. Con lo bien que se llevan con ERC en el Ayuntamiento...

R. En el caso de ERC hay que reconocer el ejercicio de responsabilidad que ha mostrado con la ciudad. Y, en general, el conjunto de la oposición ha estado a la altura de la situación. Hemos aprobado dos presupuestos con el 70% y el 80% del plenario. Me gustaría ver lo mismo en otras administraciones, tanto en la Generalitat como en el Estado.

P. ¿Se lamenta de que el Govern pueda ser de perfil independentista?

R. Lo que espero es pasar página a una fase del procés que nos ha paralizado, que ha perjudicado la economía y ha dividido a la sociedad catalana. Y haber incluido en esa ecuación a la CUP es garantía de fracaso y de que seguiremos en un bucle sin fin.

P. Casi se ha llegado al ecuador del mandato en medio de una pandemia...

R. Ha sido y sigue siendo muy duro por las dificultades que sufren muchos barceloneses. En términos políticos, casi se podría decir que es un auténtico oasis, tanto en el entendimiento dentro del Gobierno municipal como con la oposición y las entidades.

P. ¿Se ve candidato en 2023?

R. Claro. Mi ilusión es ser alcalde y ese es mi objetivo.

P. ¿Cree que Salvador Illa podría ser el alcaldable del PSC, al estilo de su salto a la política catalana?

R. Yo, cuando llegue el momento, me presentaré a primarias. E insisto que voy con la ilusión de ganar.

Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS