Cataluña se plantea facilitar ‘autotests’ de covid

El Govern debate la introducción de un tipo de medida similar a las de Alemania y Reino Unido

Realización de un test PCR en un centro de atención primaria de Barcelona, a finales de enero.
Realización de un test PCR en un centro de atención primaria de Barcelona, a finales de enero.Albert Garcia (EL PAÍS)

La posibilidad de que la población acceda a algún tipo de test de antígenos o de automuestra de PCR —u otro sistema— y que se lo autogestione como una medida de corresponsabilidad frente a la pandemia está sobre la mesa del Govern. La consejera de Presidencia, Meritxell Budó, explicó este martes que la introducción de algún tipo de medida en Cataluña parecida a las que se han tomado en Alemania y Reino Unido se abordó en la reunión del Consell Executiu de ayer. “Las estrategias de testeo permiten la corresponsabilidad de la ciudadanía”, comentó y se refirió al sistema de Reino Unido en el que se entregan dos test por semana a cada persona.

Sobre esa cuestión, el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, apuntó que se está estudiando la introducción de algún sistema: “El tema del coste sobre el beneficio es muy relativo. Hasta ahora hemos optado más por PCR en los cribajes masivos y en la automuestras de PCR que son más sensibles, aunque más costosas. De momento, no podemos decir nada más”, concretó a preguntas de los medios en una comparecencia en la que alertó del “infradiagnóstico” que puede haber estos días de los contagiados en Semana Santa.

Contagios y artefactos

Si en algunas de sus últimas comparecencias, Argimon sostenía que había “que abrir algo las puertas y dar aire a la economía y a la ciudadanía”, en referencia a una posible suavización de las restricciones por la pandemia, ayer fue mucho más cauto y se emplazó a las reuniones que mantendrán esta semana para decidir si se mantienen las restricciones o si se podrían endurecer a partir de este viernes. Una cuestión que ha suscitado división de opiniones en el seno del Gobierno catalán y de la que esta martes tampoco quiso dar pistas la consejera de Presidencia.

Más información

Los datos epidemiológicos y de la realidad asistencial de ayer no eran precisamente halagüeños: 1.708 ingresos hospitalarios — cien más que el día anterior— 445 en la UCI —14 ingresos más— con una Rt que ha bajado de uno (está en 0,99). Otros datos de seguimiento, como el riesgo de rebrote o el de incidencia acumulada en 14 días, también bajaron influenciados por los días de fiesta en los que se han practicado menos pruebas diagnósticas. Por eso mismo, Argimon subrayó que el aumento de ingresos de ayer ya era muy preocupante porque faltaba por conocer el efecto real de las vacaciones de Semana Santa. En su opinión, es posible que muchas personas con síntomas leves no hayan ido enseguida al CAP “y se convierten en un artefacto porque siguen propagando”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción