Las Drassanes de Barcelona acogerán grandes exposiciones de arte durante tres años

El artista gráfico Escher será el protagonista de la primera muestra, que se inaugurará el 29 de abril

La Sala Grande, antigua Comillas, del Museo Marítimo de Barcelona que acogerá las exposiciones de arte como la de Escher.
La Sala Grande, antigua Comillas, del Museo Marítimo de Barcelona que acogerá las exposiciones de arte como la de Escher.Museo Marítimo de Barcelona

Jaume Collboni, primer teniente del Ayuntamiento de Barcelona y vicepresidente de la Diputación de Barcelona, lo ha conseguido. Desde hacía tiempo, él y su mano derecha, Xavier Marcé, regidor de Turismo de Barcelona, buscaban un espacio que acogiera exposiciones blockbuster (rompe taquillas) en la ciudad. En julio de 2017, cuando Collboni era el concejal de Cultura, lo intentó con el pabellón de Victoria Eugenia de la Fira en Montjuïc, anunciando que 6.350 metros cuadrados se destinarían para acoger este tipo de exposiciones que recorren medio mundo. Pero ese proyecto no salió adelante. Ahora vuelve a la carga y anuncia que será otro espacio de la ciudad, las Drassanes, el edificio que acoge el Museo Marítimo de Barcelona, el lugar en el que se podrán ver durante un periodo de tres años este tipo de muestras que buscan captar grandes cantidades de públicos.

Más información
El 'Titanic' atraca en Barcelona
El Museo Marítimo llega por fin a buen puerto

En el anuncio realizado esta mañana se ha adelantado también que la primera exposición se inaugurará dentro de tres semanas, el 29 de abril, y estará dedicada a una apuesta segura: el visionario artista gráfico neerlandés, M. C. Escher, creador de una obra original que atrae a miles de personas de todas las edades. Podrán verse, hasta el 26 de septiembre, 200 de sus ingeniosas obras que ocuparán los 1.700 metros cuadrados de la Sala Gran del Museo Marítimo (antes Marqués de Comillas), el espacio singular más representativo del conjunto, que tiene un aforo, sin restricciones, de alrededor de 1.000 personas, pero que, por ahora, quedará reducido al 50%. La empresa aporta un porcentaje de taquilla en los lugares donde expone. En el caso del Museo Marítimo será de un euro por entrada hasta que se recupere la inversión que ha supuesto el acondicionar la sala, y de 2 euros a parir de ese momento.

No será la primera vez, de todas formas, que este museo acoge exposiciones multitudinarias. La última fue el estreno mundial de una centrada en Juego de Tronos en 2017 y antes otras como Bodies, con cuerpos humanos sometidos a un proceso de exhibición, la que presentaba algunas de las máquinas de Leonardo Da Vinci o la reconstrucción de partes del famoso Titanic. En esa sala también se han celebrado actos y ferias, como las últimas ediciones de Fama, que organizan los anticuarios catalanes.

Una de las obras de Escher que se podrán ver en Barcelona.
Una de las obras de Escher que se podrán ver en Barcelona.THE M.C. ESCHER FOUNDATION-BAARN (HOLANDA)

La muestra y las que se vayan sucediendo, son fruto del acuerdo al que han llegado el Consorcio de las Drassanes Reales de Barcelona y Arthemisia-Evolucionarte, una empresa italiana que ha realizado más de 500 exposiciones por toda Europa, con un extenso catálogo de casi medio centenar de artistas, además de Escher, como Brueghel, Marcel Duchamp, Tamara de Lempicka, Alphonse Mucha, Manolo Blahnik, Duchamp-Magritte-Dalí, Chagall, Botero, Alexander Calder, Keith Haring, Roy Lichtenstein, Klimt, Picasso, Miró y Corto Maltés, entre otros muchos.

El acuerdo de tres años, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, propietaria del edificio y del Museo Marítimo, ha sido presentado este viernes por la mañana por Collboni junto con Joan Carles García Cañizares, presidente delegado del Consorcio de las Drassanes y diputado de Cultura de la Diputación, y Jesús Rodríguez, director de Artemisia-Evolucionarte en España.

Maurits Cornelis Escher creando una de sus obras.
Maurits Cornelis Escher creando una de sus obras.

Collboni ha asegurado que el acuerdo es fruto del “esfuerzo para reactivar la vida cultural y de los museos de la ciudad, con nuevas ofertas que complementen las que ya existen”. Y nace con la intención, también, “de cambiar la dinámica de la parte baja de La Rambla, poniendo al alcance de los ciudadanos a los grandes artistas internacionales que están en los circuitos alrededor del mundo. El turismo volverá y pese a que no es una oferta para el turismo, se puede beneficiar”, aseguró.

Por su parte, Rodríguez, ha explicado que “hacía tiempo que había interés poder celebrar estas exposiciones en Barcelona, pero no se habían dado las circunstancias, porque los espacios no reunían las condiciones para celebrar las actividades”. Tras anunciar que las siguientes muestras serán sobre Chagall y Monet, dijo: “No venimos a robar visitantes, sino a sumar y aportar contenido cultural a la ciudad, trabajamos para el público local y el internacional. Son exposiciones que trabajamos con un nombre concreto porque son más atractivas”. Según ha comentado, la muestra sobre Escher la habían visto en Lisboa 280.000 personas y otra de Botero celebrada en Madrid el año anterior, afectada por las medidas anticovid, 70.000 personas.

Nuevo director en breve

Por su parte, García Cañizares, diputado de Cultura de la Diputación, ha asegurado que la presencia de las exposiciones no afectarán al día día del museo y ha anunciado que, a finales de ese mes, o comienzos de mayo, contará con un nuevo director. La plaza está vacía desde que, en junio de 2018, Roger Marcet, el responsable del centro en los últimos 20 años, dejó el cargo por jubilación. Poco después hubo una tentativa de nombrar responsable del centro a Anna Valls, directora del Museo de las Artes Escénicas (que también gestiona la Diputación), un nombramiento que fue denunciado por no haberse realizado un concurso público y que, al final, no se llevó a cabo.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS