Medio millar de estudiantes protestan en Barcelona para pedir la gratuidad de grados y másteres

Los manifestantes denuncian una “crisis universitaria” causada por “años de recortes y privatización”

Un Mossos protegiendo la sede de Universitats en Via Laietana
Un Mossos protegiendo la sede de Universitats en Via LaietanaLorena Sopêna (Europa Press)

Medio millar de estudiantes se han manifestado este jueves por el centro de Barcelona reclamando la gratuidad de las carreras y másteres universitarios además de un compromiso de políticos y rectores contra una “crisis universitaria” causada por “años de recortes y privatización”. La concentración —convocada por varios sindicatos universitarios— partió de la plaza Universitat y tras transitar por Pelai, Fontanella, Via Laietana, paseo de Isabel II y Marquès de l’Argentera tenía previsto acabar frente al Parlament, donde se celebraba un pleno. Sin embargo, los Mossos d’Esquadra habían cerrado los accesos al parque de la Ciutadella lo que impidió el acceso de los estudiantes hasta la sede de la cámara legislativa catalana. La marcha se ha caracterizado por la normalidad con la excepción de varios lanzamientos de bolas con pintura a las sedes de Foment del Treball y a la de Universitats, ambas en Via Laietana.

Más información
Los estudiantes marchan en Barcelona contra la subida de tasas universitarias

Entre las reivindicaciones de los estudiantes se encontraba la exigencia de que los rectores de las universidades públicas se comprometan con las demandas de los sindicatos convocantes para “frenar la situación de crisis y emergencia que sufre el sistema universitario”.

Anna Clua, portavoz del Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC), ha calificado la situación actual como una “crisis educativa” ante la que los estudiantes se oponen. “Venimos de años de recortes y privatización todo va en detrimento del acceso a la educación de personas más precarias. En secundaria es momento de trabajar por una educación 100% pública y acabar con la concertada donde se subvenciona la segregación social. Por otro lado, se ha de blindar el sistema de inmersión lingüística y, por último, es esencial revisar los planes docentes en perspectiva de género”, ha destacado Clua. “La universidad debe ser lo máximo de equitativa posible y ningún estudiante debe quedarse sin ir a la universidad por un tema económico; y no tiene por qué pedir un crédito para ir a la universidad”, ha concluido.

Los manifestantes también exigen a los rectores de las universidades públicas que firmen las peticiones recogidas en la carta “Compromiso contra la Crisis Educativa” donde se pide la equiparación de los precios de grados y másteres que en algunos casos superan los 6.000 euros. Los estudiantes también demandan la remuneración de las prácticas universitarias y que los rectores apoyen públicamente “la absolución de los encausados por defender la universidad pública”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS