VIOLENCIA MACHISTA

La violencia machista se cobra dos vidas en 24 horas en Cataluña

Una mujer de 52 años en Creixell (Tarragona) y otra de 42 en Corbera de Llobregat (Barcelona) han sido asesinadas por dos hombres que posteriormente se han suicidado

Una pareja de agentes de los Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo.
Una pareja de agentes de los Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo.Albert Garcia

La violencia machista se ha cobrado en las últimas 24 horas dos víctimas en Cataluña: una mujer de 52 años en El Creixell (Tarragona) y otra de 42 años en Corbera de Llobregat (Barcelona), ambas asesinadas en su casa por dos hombres que posteriormente se han suicidado. El primer crimen machista que ha trascendido este martes en Cataluña ha sido el de Creixell, donde en la noche del lunes se localizaron los cadáveres de la víctima y del hombre que supuestamente la mató. Horas más tarde, ha trascendido el de Corbera, cuando el hijo mayor de la víctima ha encontrado el cadáver de su madre con evidentes signos de violencia sin vida al llegar a casa.

Dos cuerpos con impactos de bala fueron hallados este lunes por la noche dentro de un piso de Creixell, en Tarragona. Corresponden a una mujer, de 52 años, y a un hombre, de 56. Los Mossos d’Esquadra de la unidad de investigación criminal están a la espera de los resultados del informe de autopsias para confirmar las circunstancias de las muertes, pero la principal hipótesis es que el hombre disparó mortalmente contra la mujer y, luego, se pegó un tiro. No se tiene constancia de denuncias previas por malos tratos. El juzgado de instrucción 2 de El Vendrell asumió las diligencias del levantamiento de los cadáveres, pero tras los indicios recabados, la causa pasará al juzgado de violencia sobre la mujer.

Los dos cadáveres de El Creixell fueron encontrados en un bloque de viviendas del centro de Creixell, municipio costero situado entre Tarragona y Barcelona y que no llega a los 4.000 vecinos. La mujer llevaba unos días sin acudir al trabajo y sus familiares y conocidos no podían contactar con ella. Fue un hijo suyo, que reside en el extranjero, quien dio la voz de aviso, extrañado por el silencio continuado de su madre. El lunes, sobre las nueve de la noche, los Bomberos acudieron junto con la policía al domicilio donde residía la mujer. Lograron abrir la puerta y la encontraron muerta, tendida en una cama. Había recibido dos disparos. En otra habitación de la misma vivienda apareció otro cuerpo. Un hombre. Ambos mantenían una relación de pareja. El Juzgado de El Vendrell que investiga el caso ya asumió, hace menos de un mes, el crimen de una mujer a manos de un hombre. Fue el 26 de abril, cuando una patrulla de Mossos fue requerida a un chalé de La Bisbal del Penedès. En la casa, una mujer de 50 años presentaba graves quemaduras. Su pareja, un hombre de 37 años, aseguraba que ella había querido suicidarse. La mujer, aún consciente, pudo revelar que había sido él quien le había prendido fuego. Fue trasladada al Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona, donde falleció a las pocas horas.

Sin antecedentes de violencia de género

El crimen de Corbera de Llobregat (Barcelona), ha trascendido cuando el hijo de la mujer ha llegado a casa sobre las tres de la tarde y ha encontrado el cadáver de su madre, de 42 años y nacionalidad brasileña, con evidentes signos violencia. El joven ha avisado a los Mossos d’Esquadra. Cuando los agentes han llegado al lugar de los hechos, han localizado un segundo cadáver, que según las fuentes cercanas al caso consultadas por Efe se trata de la pareja de la víctima, un hombre de 50 años y nacionalidad española que, tras matar a la mujer, se ha suicidado. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), no constan antecedentes judiciales de violencia entre la pareja.

El teléfono 016 atiende a las víctimas de violencia machista las 24 horas y en 51 idiomas. No deja rastro en la factura, pero hay que borrarla del registro de llamadas del teléfono móvil. Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10 y los ciudadanos testigos de alguna agresión, al 112. De confirmarse la naturaleza machista de este asesinato, sería el duodécimo en 2021 y el número 1.090 desde 2003, año en el que empezaron a registrarse estas estadísticas. Está pendiente de confirmación otro asesinato este lunes en Mallorca. En uno de cada cinco casos, el maltratador se suicidó después de matarlas (en 220 ocasiones, un 20% del total). Otros 144 hombres (un 13% del total) intentaron quitarse la vida, pero no lo consiguieron, según los datos oficiales del Portal Estadístico contra la Violencia de Género. En 2020, 45 mujeres murieron a manos de sus parejas o exparejas.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50