La cúpula de la Torre Glòries será visitable en 2022

El mirador a más de 130 metros de altura y vistas de 360 grados de Barcelona contará con la primera obra de Tomás Saraceno en España

Interior de la cúpula de la Torre Glòries, conocida como Torre Agbar, donde se construirá un mirador a la ciudad y se instalará la obra de Saraceno.
Interior de la cúpula de la Torre Glòries, conocida como Torre Agbar, donde se construirá un mirador a la ciudad y se instalará la obra de Saraceno.Albert Garcia (EL PAÍS)

Barcelona contará en el primer trimestre de 2022 con un mirador privilegiado que proporcionará una nueva visión de 360 grados de la ciudad. Será cuando se abra al público la cúpula de cristal y acero situada a 142 metros de altura de la Torre Glòries, el edificio de 31 plantas (más cuatro subterráneas) creado por Jean Nouvel y Fermín Vázquez en 2005 en la plaza de les Glòries que Ildefonso Cerdà concibió como el centro neurálgico de Barcelona. Pero la visita tendrá otro aliciente: el poder contemplar la única obra en España del artista argentino afincado en Berlín, Tomás Saraceno (Tucumán, 1973); una enorme tela de araña suspendida de la estructura de metal del edificio que está creando para este espacio y que contará con todos los elementos que han dado fama internacional a este creador, según ha podido saber EL PAÍS de fuentes próximas al proyecto.

Más información

Los trabajos ya han comenzado con el fin de adecuar este nuevo espacio: se ha eliminado la última planta, la 31, creada como las cinco superiores que acoge la cúpula de 32 metros de altura, a base de forjados porteados, aumentando el espacio visitable en la cumbre del edificio, además de prolongar el suelo hasta tocar con la parte interior de la fachada, hasta ahora separada. También se han eliminado las estructuras que acogían algunos de los despachos de los directivos de Aguas de Barcelona (Agbar), la empresa impulsora del edificio, para que las personas que suban hasta allí solo se encuentre con las impresionantes vistas y la obra de Saraceno.

La instalación del creador argentino es uno de los elementos de la musealización del edificio que está llevando a cabo Mediapro Exhibitions por encargo de sus propietarios, Merlín Properties desde enero de 2017, cuando lo compró por 142 millones de euros (10 más de lo que costó construirlo) para ubicar allí oficinas. Fue después de que la cadena Hyatt, que lo compró tras la marcha de Agbar a la Zona Franca en 2015, fracasara en su intento de instalar allí un hotel de lujo con 416 habitaciones, por la moratoria impuesta por Ada Colau.

Obra de Tomás Saraceno instalada en el palacio Strozzi de Florencia en 2020.
Obra de Tomás Saraceno instalada en el palacio Strozzi de Florencia en 2020.

En la planta sótano, junto al auditorio con capacidad para 350 personas, se está creando un espacio en el que se explicará Barcelona a base de interactivos y multimedias, en la línea de los trabajos que ha realizado la filial de Mediapro que pueden verse en museos como Cosmocaixa o clubes de futbol como el Athletic de Bilbao, el Real Madrid y el Barça, pero también Casa Vicens y Oliva Artes del Museo de Historia de Barcelona (Muhba). La visita a este espacio que se realizará entrando por la calle Badajoz acabará con la subida hasta la cúpula para poder ver la obra de Sarraceno y las vistas de Barcelona.

“Se busca que el visitante tenga una experiencia parecida a la que proporciona el mirador del Empire State de Nueva York”, explican las mismas fuentes. A este nuevo espacio se subirá por los dos ascensores instalados en el interior del núcleo central de la estructura de hormigón y no por los otros seis destinados a las personas que trabajan en el edificio instalados en el interior de la fachada.

'Orbit', instalación de Tomás Saraceno en Berlín en 2012.
'Orbit', instalación de Tomás Saraceno en Berlín en 2012.

No ha trascendido el coste de los trabajos para musealizar estos espacios que se tendrá que sumar a los 15 millones que Merlin Properties ha invertido para acondicionar este icono de Barcelona desde su inauguración con su forma de bala y su piel de colores cambiantes en un edificio para acoger diferentes empresas de oficinas. Entre ellas: Competencia Call Center de Facebook, Sisvel, Oracle y Beazley, además de Loom, un coworking de la propia Merlin que ocupa tres plantas enteras del edificio.

Las obras de Saraceno siempre tienen que ver con la naturaleza y la relación del hombre con el futuro del planeta Tierra; sobre todo con el mundo y el trabajo colectivo de las arañas, capaces de adaptarse a cualquier situación. De hecho, en su estudio de Berlín el artista tiene una planta entera para ellas en las que no paran de crear telarañas que le inspiran. Sus trabajos se han podido ver en todas las grandes ferias de arte, como la Bienal de Venecia y Art Basel y en museos como el Metropolitan de Nueva York, donde ha presentado enormes redes suspendidas en el vacío por las que, incluso, se puede caminar o tumbarse a descansar; unas acciones condicionadas por el movimiento del resto de personas para mostrar que el hombre se integra en un todo donde las interacciones son continuas.

Tomás Saraceno contempla la obra realizada en coautoría con 7.000 arañas.
Tomás Saraceno contempla la obra realizada en coautoría con 7.000 arañas.Daniel Baca

También son frecuentes en su obra el uso de cuerpos planetarios: enormes bolas que flotan en el aire, atrapadas por redes que contienen plantas o reflejan el entorno. Como Thermodynamic Constellations, un conjunto de tres brillantes globos plateados instalados en 2020 en el interior del palacio Strozzi de Florencia, proporcionando nuevas lecturas al edificio renacentista.

Saraceno colabora con el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la NASA en el desarrollo de nuevas energías que tienen que ver con los vuelos sin el uso de carburantes fósiles. Ha desarrollado “esculturas solares” diseñadas para su proyecto Aeroceno que el artista presentó en Barcelona en abril de 2018 dentro de la exposición Después del fin del mundo que pudo verse en el CCCB.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción