La policía desaloja en una noche a 4.000 personas en botellones de Barcelona

Los Mossos d’Esquadra aseguran que las intervenciones descendieron un 30% respecto al fin de semana anterior

Concentración de personas el pasado fin de semana en la playa de Barcelona.
Concentración de personas el pasado fin de semana en la playa de Barcelona.Albert Garcia

Casi 4.000 personas fueron desalojadas la noche del viernes al sábado en botellones y fiestas en espacios públicos de Barcelona. Las intervenciones descendieron un 30% respecto al fin de semana anterior, según los datos de los Mossos d’Esquadra recogidos por la agencia Efe.

Los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona actuaron en un operativo conjunto desplegado en más de treinta puntos de la ciudad. La policía municipal notificó que un tercio de las personas que fueron desalojadas se habían concentrado en las playas, aunque también se volvieron a identificar aglomeraciones que incumplían las normas sanitarias de prevención de la pandemia del coronavirus en localizaciones como el paseo del Born o el paseo de Lluís Companys.

La Federación de Locales de Ocio Nocturno de Cataluña (FECALON) denunció que los botellones y otras concentraciones sin control seguirán produciéndose mientras el sector continué con la persiana bajada. El secretario general de FECALON, Fernando Martínez, recordó que la patronal lleva meses advirtiendo del riesgo de dejar sin opción a la juventud de divertirse de forma controlada.

Más información

Los botellones, advirtió Martínez, “tiran por tierra toda la política de concienciación de no abusar” del alcohol. Martínez añadió que el cierre forzado de las empresas de ocio nocturno da alas al comercio no reglado de bebidas, además de que supone un aumento en el gasto público porque obliga a los cuerpos de policía a diseñar cada fin de semana operativos especiales.

“Los vecinos y los padres nos piden que vuelva abrir el ocio nocturno, con medidas de control y sanitarias”, afirmó Martínez. “El ambiente es insoportable” denunciaron ayer vecinos como Alfonso Gómez, del restaurante Salamanca. Gómez criticó la tolerancia de los Mossos y de la Guardia Urbana. “Somos la solución, somos necesarios y es necesario tras tres fines de semana en los que estos va a más”, subrayó Martínez. Los datos aportados por la policía indicaban un descenso de los incidentes.

FECALON valoró positivamente la prueba piloto desarrollada esta semana en locales de ocio de Sitges (Barcelona) con la participación de 400 voluntarios, quienes tras pasar una prueba de detección del coronavirus, que dio negativa en todos los casos, “pudieron bailar, beber y cambiar de local”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción