Espai y Fundación Joan Brossa se refunden en el Centre de les Arts Lliures

El nuevo equipamiento que abrirá sus puertas en diciembre surgirá tras no renovar el Ayuntamiento de Barcelona la concesión de 10 años a La Seca

Joan Brossa con su obra 'Ou amb dos Rovells', en 1996.
Joan Brossa con su obra 'Ou amb dos Rovells', en 1996.Antonio Espejo

Desde diciembre la refundación del Espai Brossa y la Fundació Joan Brossa, en el antiguo edificio de La Seca de Barcelona, alumbrará el Centre de les Artes Lliures, que combinará exposiciones de artes plásticas, performances y espectáculos teatrales. El presidente de la Fundació Joan Brossa, Vicenç Altaió, tras recordar a tres personas fallecidas “durante la época dura de la pandemia que tuvieron un protagonismo destacado en el nacimiento de la fundación: Arnau Puig, filósofo de combate; Hermann Bonnín, figura clave para la renovación y la pedagogía del teatro catalán; y el anterior presidente, el músico Josep Maria Mestres Quadreny”, explicó que el nuevo centro “nace con el objetivo de velar por la preservación del legado y la memoria de Joan Brossa desde el presente y en todas sus vertientes creativas”. Por eso, el nuevo centro “no será como un museo ni como un teatro. Será un lugar en el que se transgredan las artes, erigiéndose como la casa de la creación contemporánea dedicada a la experimentación, el estudio de nuevos lenguajes expresivos, a la exhibición y a la divulgación”, dijo Altaió.

Más información

El centro, que contará con una dirección colegiada de Judith Barnés (responsable de los programas de mediación), Maria Canelles (programa expositivo) y Marc Chornet (programa de las artes en vivo), que han elaborado el proyecto del nuevo equipamiento de manera conjunta, nace después de que el Ayuntamiento no renovara la concesión de 10 años que permitió a Jesús Julve (el mago Hausson) y Hermann Bonnín (fallecido el pasado septiembre) llevar la agenda de esta fábrica de creación dedicada a las artes escénicas y al legado de Brossa. Tras la no renovación se cedieron las instalaciones a la fundación que preside Altaió quién desde 2019 aspiraba a unir los dos centros. Los trabajos para hacerlo realidad costarán 300.000 euros, que asume el Icub.

Sección del proyecto que se construirá uniendo el Espai y la Fundación Brossa que abrirá en diciembre.
Sección del proyecto que se construirá uniendo el Espai y la Fundación Brossa que abrirá en diciembre.

El edificio cerrará sus puertas el 18 de julio (cuando termina la prórroga de la concesión). Cuando reabra en diciembre tendrá tres plantas alrededor de un patio. La planta baja se destinará a desplegar la actividad teatral; la primera planta estará dedicada a Joan Brossa, tanto para visibilizar su creación como para se relectura y el área que da a la calle de la Seca centralizará las propuestas más próximas a la nueva contemporaneidad y al arte. El nuevo equipamiento tendrá. En 2022, cuando se unifiquen los dos espacios (expositivo y teatral) el nuevo Centre de les Arts Lliures contará con un presupuesto ordinario de 750.000 euros, de los cuales, según las previsiones, unos 300.000 serán aportados por el Ayuntamiento y 200.000 por el Departamento de Cultura.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción