Los Agentes Rurales sospechan que el incendio de Collserola lo provocó la “actividad humana”

Los Mossos investigan si se trata de un fuego intencionado o de una negligencia

Dotaciones aéreas de los bomberos trabajan en la extinción del incendio en Collserola.
Dotaciones aéreas de los bomberos trabajan en la extinción del incendio en Collserola.Albert Garcia (EL PAÍS)

Los Agentes Rurales trabajan con la hipótesis de que el incendio desatado ayer en la montaña de Collserola, en Barcelona, tuvo que ver con la “actividad humana”. El punto de inicio está cerca de un barranco, en una zona con mucha suciedad, prácticamente urbana, y muy cerca también de la residencia de ancianos Stauros a lado de la carretera Alta de Roquetes. Aún no han esclarecido si se trata de un fuego intencionado o de una negligencia, según ha explicado un portavoz del cuerpo.

La mañana de este miércoles los rurales realizaban comprobaciones en esta zona de la montaña. Junto al lugar donde se originó el incendio, un barranco urbano no demasiado limpio, un bombero de Barcelona permanecía de guardia junto con un camión cisterna esperando por si había posibles rebrotes. “Es imposible que el fuego haya saltado la carretera por sí solo”, argumentaba un vecino al miembro del cuerpo de emergencias. Este asentía que es muy extraño que el fuego hubiera podido, sin quemar los pinos, saltar al otro lado de la riera sin la ayuda humana.

Los Mossos son ahora los responsables de encontrar a la persona que pudo originar el fuego. No descartan que pueda tratarse de un fuego intencionado, pero tampoco que sea un descuido, y hasta el momento no se han centrado en una persona concreta, según explica la policía catalana, que sigue reuniendo pruebas, con los informes periciales de los Agentes Rurales, y las declaraciones de algunos testigos. Los especialistas siguen trabajando en la zona para ver si se han podido utilizar acelerantes en el punto de inicio del fuego.

En menos de dos meses se han producido cinco incendios en Collserola. Las investigaciones de los Agentes Rurales han concluido que tres de los cinco incendios son independientes: han sido cometidos por tres causas distintas. El primero de ellos fue causado por una especie de ritual religioso en el que se utilizaron velas, lo que provocó el fuego. El segundo, detrás de Montbau, se trató de un fuego de “recreo”: para cocinar comida, y el autor fue identificado y llevado a juicio, y el tercer caso, en una zona cercana a Pedralbes, se debió a una acumulación de leña.

“Yo soy conserje de un colegio aquí al lado y todo esto es rarísimo. El lunes hubo otro pequeño incendio en el mismo sitio”, conversaba ayer un hombre que prefería el anonimato. Los vecinos de la zona, una vez fuera de peligro, han tomado la carretera Alta de Roquetes para ver hasta donde haba llegado el incendio. Decenas de personas caminando o en bicicleta supervisaban la montaña calcinada. “Esto es obra de un colgado. Nosotros damos muchos paseos por aquí y no hemos visto nada raro para que se incendie el campo así porque sí”, sentenciaba un joven en la terraza del bar Nourin.

El incendio ayer en Collserola empezó a las siete menos cuarto de la tarde, y quemó unas 12 hectáreas en total. El viento propagó las llamas hasta la cima de la montaña, hasta que se estancaron entre dos barrancos, donde fue estabilizado por los Bomberos de Barcelona y los de la Generalitat. El fuego provocó columnas de humo visibles casi en toda Barcelona. El teléfono de Emergencias recibió más de 320 llamadas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS