Los payasos llaman a ocupar los teatros con circo

El Grec ofrece una excelente y variada programación del género, con propuestas innovadoras y éxitos seguros

Los miembros de Rhum & Cia en 'Gran reserva'.
Los miembros de Rhum & Cia en 'Gran reserva'.

Del insólito trabajo con hielo de Fenomen a los modernos saltimbanquis marroquíes de FIQ con danza urbana y pinchadiscos pasando por las payasas de Veus que no veus y el infalible humor y sentido de la maravilla de Rhum & Cia con su Gran reserva, sin olvidar la reflexión sobre las relaciones de pareja que hacen seis acróbatas en Nuye. La programación de circo del festival Grec es excelente y variada, con propuestas muy innovadoras, artistas virtuosos de distintas generaciones y una reivindicación central: llevar el circo a los teatros para visibilizarlo. Lo sintetizó a su manera Jordi Martínez, el gran Augusto de los Rhum: “No se trata de sacar al payaso del circo o de la calle, pero sí de ocupar también los teatros; somos un submundo y resulta muy difícil que te programen en los circuitos teatrales, pero eso es fundamental para nuestro trabajo, su difusión y su desarrollo”.

Más información
Julio Manrique abre el Grec con la aventura trepidante de un joven marroquí de Tánger al Raval barcelonés
Peter Brook, África y las mujeres creadoras, protagonistas del Grec 2021, que aspira a poder abrir un 70% de aforo

Lo sabe el director del Grec, Cesc Casadesús, que conoce y aprecia el mundo del circo y que presentó el lunes, con los artistas, los seis espectáculos que van a llenar de imaginación, sorpresa, risa y riesgo (y en algunos casos travesura y hasta gamberrada) los espacios del festival. “Nada más empezar ya me hacen reír”, expresó Casadesús ante la estampa de Martínez, Roger Julià, Pepa Plana y Noël Olivé removiéndose en sus butacas y haciendo muecas tras las preceptivas mascarillas. Casadesús destacó la variedad de producciones que ofrece el festival, representativas de las muchas cosas que hoy en día se agrupan bajo la etiqueta de circo, y también de que la programación acoja a tantos artistas de la pista catalanes. “El sector crece, alcanza reconocimiento, cada vez hay más sitio para el circo en teatros y hay mucha calidad”, resumió.

Rhum & Cia vuelven, lo que es una excelente noticia, con Gran reserva, una cosecha “no pansida”, recalcó Martínez, de lo mejor que son capaces, que incluye grandes hits de sus anteriores espectáculos y números nuevos, y que se verá en el teatro Borràs (7 de julio al 1 de agosto) en el marco del festival. Los Rhum tuvieron que suspender su estreno por la pandemia, pero vuelven ahora a la carga tras haber testado el espectáculo en varios bolos. “Es un autohomenaje, un homenaje a nosotros mismos”, describió Martínez; “como no nos lo hace nadie…”. Gran reserva, añadió, es “la botellita buena, lo mejor”.

Explicó que Rhum & Cia van a remolque de lo que les pasa: “Empezamos con Rhum, para hacer un homenaje a Monti, fue tan bien que hicimos un segundo espectáculo, Rhumia, y lo mismo, así que luego vino un tercero, Rhumans; empujados por el público y porque parece que ha gustado nuestra percepción del mundo del payaso ahora volvemos con esto. Quien haya visto lo de antes volverá a reír y quien no, verá quienes somos”. Gran reserva no es solo un grandes éxitos. “Eso es imposible porque somos hiperactivos y siempre estamos creando cosas nuevas, además los números de payasos son cada vez distintos según el público y el día”.

Los Rhum constatan que vamos camino de acabar con la pesadilla de la covid, que hay ganas de reír y pasarlo bien. “Pongámonos serios: ¡hagamos reír a la gente!”, resumió Martínez.

Una imagen de 'Fenomen'.
Una imagen de 'Fenomen'.Caterina Angeloni

Pepa Plana se felicitó de poder volver a actuar tras los muchos sinsabores de la pandemia que les hizo suspender en pleno éxito de Veus que no veus. “Si fuéramos cirujanas habría valido la pena operar, aunque matáramos al paciente”, señaló con su particular lógica y humor de payasa. Plana y Olivé llevarán su espectáculo, con algunas clásicas entradas de clown —los Shakespeare del mundo del payaso— revisadas en clave de payasas, al Ateneu de Nou Barris el 10 y 11 de julio, luego aspiran a llevarlo por ahí, incluso por “Es nyapa” (España). De su compañera Olivé, actriz, Plana subrayó que ha mejorado mucho como payasa y está “cada vez más tonta”.

Tanto Pepa Plana como Martínez reflexionaron (si se puede decir eso de dos payasos) que sus espectáculos son para todos los públicos y eso quiere decir “para público adulto con niños o sin”. Sobre la cuestión de cuándo habrá una payasa en Rhum & Cia, Martínez, que calificó a la compañía de “inestable, también mentalmente”, respondió que ya intentaron incorporar en Rhumia “no a una sino a dos, pero no salió, por motivos que no tenían que ver con nosotros sino porque ellas no pudieron”. Avanzó que en el próximo espectáculo serán no cinco sino seis y de nuevo “todos tíos”. Dijo que será algo nuevo y revolucionario que “nunca se ha hecho antes”. El nuevo montaje se verá en el próximo Grec, según adelantó Casadesús.

En un cambio generacional, se sumaron a la presentación los artistas de otras de las propuestas. Fabrizio Giannini explicó que Nuye (Mercat, del 15 al 17 de julio) reúne a tres parejas de acróbatas en un viaje a la relación con el otro, tan condicionada durante la pandemia, a través de técnicas de acrobacia, con gran atención al lenguaje coreográfico. Por su parte, Quim Girón y Moon Ribas se han unido en Fenomen (Mercat, 3 al 5 de julio) como unos Shackleton del circo para explorar las posibilidades dramáticas del hielo. Manejan de mil maneras asombrosos bloques que sacan de un gran refrigerador y que cabalgan, rompen, pisan, funden y gasifican en una verdadera aventura helada en la línea tecnológica y poética con la que quieren profundizar en el mundo de los fenómenos naturales.

FIQ (¡Despiértate!), del grupo acrobático de Tánger, que se verá en el anfiteatro Grec los días 9 y 10 de julio, es un virtuoso y excitante espectáculo que tiene como referente las primaveras árabes, y en el que los jóvenes artistas bailan y saltan arropados por los scratchs del conocido pinchadiscos marroquí DJ Key y el mundo visual de Hassan Hajjaj, un conocido artista y fotógrafo a quien se conoce como el Andy Warhol de Marruecos. Dirige una mujer, la también acróbata Maroussia Diaz Verbèke. En cuanto a Fins i tot la foscor (Mercat, 22 al 24 de julio), es la ambiciosa propuesta de otras dos mujeres, las directoras Philine Dahlmann y Eva Ordoñez (de la compañía My!Laika), en el marco del Circ d’Hivern de Nou Barris, de contar la historia cultural y religiosa de occidente a través del circo contemporáneo, con seis artistas que trabajan el trapecio, la contorsión, la cuerda volante, la acrobacia, la danza y la música.

Sobre la firma

Jacinto Antón

Redactor de Cultura, colabora con la Cadena Ser y es autor de dos libros que reúnen sus crónicas. Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona y en Interpretación por el Institut del Teatre, trabajó en el Teatre Lliure. Primer Premio Nacional de Periodismo Cultural, protagonizó la serie de documentales de TVE 'El reportero de la historia'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS