El Mobile World Congress reunió a 20.000 asistentes en su edición más reducida

La organización considera un éxito la celebración del congreso pese a que el número final de participantes no cumplió con las expectativas

Dos participantes pasean por los pasillos del Mobile World Congress durante la tercera jornada del salón.
Dos participantes pasean por los pasillos del Mobile World Congress durante la tercera jornada del salón.Albert Garcia (EL PAÍS)

El Mobile World Congress celebrado la semana pasada en las instalaciones de Fira de Barcelona en L’Hospitalet de Llobregat reunió solo a 20.000 asistentes presenciales, a los que se sumaron 100.000 desde la plataforma virtual. La cifra de participantes presenciales, que ha hecho pública este martes la patronal de la indústria del móvil, GSMA, no cumple con las expectativas que se había marcado la organización del congreso, que había previsto unas 35.000 personas. Las restricciones de movilidad por la pandemia de covid 19, y la decisión de importantes empresas del sector de no acudir a la cita empresarial sitúan la edición de 2021 como la más reducida. Pese a todo, GSMA considera un éxito su celebración y lo ve como un punto de partida para la recuperación de la economía.

Más información
El nuevo Mobile World Congress: pocas novedades tecnológicas y eco en los pasillos
Las startups y los jóvenes, al rescate de un Mobile medio vacío

“La GSMA celebra el retorno seguro y exitoso del Mobile World Congress de Barcelona”, señala la patronal en un comunicado. Tradicionalmente, las cifras de asistencia se conocían en la tarde del último día de congreso —es decir, deberían haberse hecho públicas el pasado jueves— pero en esta ocasión la organización decidió retrasar unos días la publicación de los datos. “Estoy orgulloso del equipo por construir un evento de gran calidad en un entorno de extraordinaria complejidad. La pandemia ha cambiado de forma indeleble la manera en cómo nos reunimos. Tuvimos que desarrollar nuevos protocolos de seguridad y salud y una plataforma híbrida, pero ¡lo hicimos!”, expresa Mats Granryd, director general de la GSMA

En 2019, la última vez que se celebró el congreso en circunstancias normales, acudieron 109.000 asistentes. La edición de febrero 2020 se canceló a las puertas de empezar, acuciada por la pandemia que se extendía por el mundo y por las bajas de la mayor parte de las empresas que debían participar. La organización se emplazó a febrero de 2021, pero también esta edición se aplazó por miedo a que se tuviera que volver a cancelar. Finalmente, se celebró en junio. La patronal no podía permitirse una nueva cancelación, ya que del congreso dependen buena parte de sus ingresos, y una cancelación hubiese acarreado demandas de reembolso por parte de las empresas participantes.

La organización ya preveía una caída importante de participantes: estimó que acudirían 35.000 personas, y impulsó rebajas nunca vistas en las entradas al salón, haciendo un especial llamamiento a profesionales tecnológicos del entorno más cercano ante la imposibilidad de que los congresistas internacionales pudiesen venir. Finalmente, las expectativas no se han cumplido y el cómputo total ha sido de 20.000 asistentes presenciales y 100.000 virtuales. 165 países han tenido representación en la cita empresarial, de los cuales 117 de forma presencial. El congreso ha constado de más de 1.000 expositores y socios. Según los datos de la organización, más de la mitad de los participantes eran directores de empresas, y han acudido más de 1.500 altos ejecutivos.

La organización llevó a cabo un despliegue de seguridad que incluía test de antígenos cada 72 horas para todos los participantes, mascarilla FPP2 obligatoria y control de distancia de seguridad en el interior. Solo se ocuparon tres pabellones de Fira de Barcelona (normalmente son ocho). “La GSMA agradece la cooperación de todos los que acudieron. Todos hemos jugado un rol en crear un entorno seguro, lo que ha permitido estar juntos por primera vez en 15 meses”, señala el comunicado.

La poca asistencia en los expositores más importantes del congreso contrastó con el dinamismo del salón de emprendedores 4YFN, que por primera vez estaba integrado dentro del Mobile World Congress —siempre se había celebrado en otras instalaciones y sin una conexión directa con su hermano mayor— y que fue el gran éxito durante los cuatro días de celebración.

Tanto la GSMA como Fira de Barcelona, además de los gremios de hoteles y de restauración de la ciudad, que no vieron aumentar las reservas por el congreso, consideran que esta edición ha sido un éxito solo por el mero hecho de celebrarse, y la ven como una transición para la cita de febrero de 2022, que se celebrará entre el 28 de febrero y el 3 de marzo.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS