La Generalitat pide ahora rebajar a seis meses de cárcel la condena a un militante de la CUP

Los anticapitalistas afirman que el recurso es un primer paso del Govern y le reclaman que se retire de todas las causas contra independentistas

Dolors Sabater, diputada de la CUP, saluda al independentista Marcel Vivet  momentos antes de ser juzgado.
Dolors Sabater, diputada de la CUP, saluda al independentista Marcel Vivet momentos antes de ser juzgado.Quique Garcia (EFE)

La Generalitat ha decidido recurrir la sentencia contra Marcel Vivet, activista de la CUP, condenado a cinco años de cárcel por haber agredido a un policía durante una manifestación del sindicato de Jusapol en septiembre de 2018. Los abogados de la Generalitat solicitaron en el juicio, celebrado el pasado mes de febrero, cuatro años y nueve meses de prisión por un delito de atentado a la autoridad y, ahora, en el recurso, han reducido su petición a seis meses. La Audiencia de Barcelona condenó en junio a Vivet a cinco años por un delito de desórdenes públicos, otro de atentado a agente de la autoridad y un tercero leve de lesiones.

Más información

La CUP ha calificado el recurso como “un paso” en el cumplimiento del acuerdo que firmó el pasado mes de marzo con ERC, que incluía que la Generalitat se retiraría de todas las causas contra independentistas. “Nuestra postura es clara y seguimos reclamando la retirada de esas acusaciones y la absolución de Vivet”, han señalado en un comunicado. Los anticapitalistas tildan también de “anomalía” democrática que la Generalitat se persone como acusación particular contra la disidencia política y reclaman que cese “su complicidad con la represión del Estado”. “Es urgente y necesario un cambio radical en las políticas de Interior y más transparencia y fiscalización en los Mossos”.

La Junta de Portavoces del Parlament aprobó el pasado día 17, con el apoyo de los partidos independentistas y de los comunes, una declaración en la que daban su apoyo a Vivet y calificaban la sentencia de “absolutamente desproporcionada” que podría además llevarle a “prisión”. El activista siempre ha negado los hechos y sostiene que se le condenó sin pruebas. La decisión de los abogados de la Generalitat de reclamar prisión indignó a la CUP que sostuvo que el caso de Vivet es un paradigma del doble juego del Govern al denunciar la represión y por otro solicitar penas de prisión. Durante la negociación con ERC, la CUP exigió que la Generalitat se retirada de las causas contra activistas independentistas.

Oriol Amorós, secretario general de Interior, ha explicado que siempre defenderán a los servidores públicos pero también peticiones y sentencias “proporcionales” por lo que por eso reclaman que Vivet no entre en prisión, informa Nació Digital. “Cínicos desgraciados”, ha replicado el activista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción