La proyección de nuevos edificios en Cataluña sigue a niveles de 2017

Los arquitectos acusan a las administraciones de dar licencias con más de siete meses de retraso, cuando la ley permite solo dos

Construcción de viviendas de obra nueva en Barcelona.
Construcción de viviendas de obra nueva en Barcelona.Albert Garcia

El recuperación económica no está llegando al sector de la construcción. La cifra de visados para edificios de nueva construcción o para rehabilitación, la primera licencia para un proyecto y la que se otorga a los arquitectos, sigue a niveles de 2017. Los datos de superficie visada del primer semestre de 2021 que ha presentado este jueves el Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña (COAC) muestran una reducción del 1,5% con respecto al mismo periodo de 2020, y un desplome del 15% con respecto al primer semestre de 2019. La pandemia sigue paralizando nuevos proyectos, pero lo arquitectos también acusan a las administraciones de dar las licencias con más de siete meses de retraso, cuando el máximo permitido por la ley es de dos meses.

Más información
Las comunidades autónomas más eficientes al rehabilitar casas se beneficiarán en los repartos de fondos europeos
Solo un 13% de la vivienda protegida construida en el último lustro se ha dedicado al alquiler

De enero a junio, se visaron 2.019.190 metros cuadrados para obra nueva o rehabilitación. Aumenta (un 8,1%) con respecto a los seis meses inmediatamente anteriores, pero no suficiente como para compensar la caída del año pasado. La construcción en Cataluña arrastra muchos años, desde la última crisis financiera, de un lento crecimiento que la pandemia ha interrumpido. Este retraso generalizado hace que los proyectos que ahora se están autorizando sean los que iniciaron el trámite en 2019 o 2020.

Las demarcaciones en las que más ha caído la actividad en la comparación interanual son las de Lleida y Barcelona, aunque en la ciudad de Barcelona se ha dado la situación contraria: los visados han aumentado un 28,8%.

En el ámbito de la vivienda nueva o rehabilitada, en los seis primeros meses del año se han obtenido licencias para 6.251 viviendas, un 5,7% menos que en el mismo periodo del año anterior. En la demarcación de Barcelona, el número de viviendas proyectadas ha caído un 24%. No ha sido así en la capital, donde el número se ha doblado, hasta las 1.129 viviendas. Este gran aumento, ha explicado la directora del COAC, Sònia Oliveras, es “consecuencia directa” de la entrada en vigor de la normativa del Ayuntamiento de Barcelona que obliga a los promotores a reservar el 30% de los pisos nuevos a protección oficial, una medida que tenía una moratoria hasta diciembre de 2020 para los proyectos que hubiesen iniciado los trámites anteriormente, lo que ha hecho que se haya generado un cuello de botella de viviendas visadas antes de la entrada en vigor de la normativa.

La rehabilitación, una actividad que el COAC considera imprescindible para la renovación urbana y la lucha contra el cambio climático, sigue siendo la menos atendida por la inversión pública, y pese a aumentar un 5%, representa menos de un tercio de la superficie visada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS