Pontons o la receta del PP para remontar

Los populares diseñan su reconstrucción de cara a las elecciones municipales con la gestión como bandera

Tutusaus, en un acto en el PP junto a varios ediles, entre ellos Reyes (segundo por la izquierda) y Albiol.
Tutusaus, en un acto en el PP junto a varios ediles, entre ellos Reyes (segundo por la izquierda) y Albiol.

”Yo hago una lista de 10 cosas que voy a hacer en mi mandato. No presento un listín como Junts per Catalunya. Y, claro, ocho ya las he hecho”. Josep Tutusaus, de 63 años, es el alcalde de Pontons (Barcelona), un municipio de 600 habitantes del Penedès gobernado por el PP desde 1999. Con una población que el 14-F votó en un 64% a partidos independentistas y donde Carles Puigdemont arrasó en 2019 en las europeas —43% de votos frente al 20,8% del PP— Pontons es una localidad rara avis en Cataluña. Con la receta de la gestión del día a día y dejando a un lado la política nacional, el PP ha encadenado seis victorias. Y esa es la fórmula que el partido quiere aplicar en las municipales para iniciar su reconstrucción.

Tras sufrir un varapalo colosal en 2019 —67 ediles en Cataluña cuando en 2011 sumó más de 400—, el PP entró de milagro en el Ayuntamiento de Barcelona y se evaporó en el área metropolitana. En Barcelona provincia, logró 38 concejales y triunfó en tres municipios: en Badalona (11), Castelldefels (8) y Pontons (4). Xavier García Albiol y Manu Reyes vencieron en 2011, 2015 y 2019 pero en las dos últimas citas fueron desplazados por la izquierda. Albiol recuperó la vara en 2020 tras la renuncia de Álex Pastor. “Tenemos tres ejemplos. Ganamos en un municipio metropolitano, en otro turístico y otro del interior. Hay que apostar por la política de proximidad”, dice Reyes, nuevo presidente del PP de Barcelona y exalcalde de Castelldefels. “Me vinieron a buscar y acepté. Para ganar elecciones hay que tener estructura”, dice Tutusaus, secretario general del PP de Barcelona.

Con las municipales como objetivo, el partido ha empezado ya a hacer una campaña por localidades instalando carpas. “Habré estado en más de 30. No hay secretos. Pisar territorio y estar en la calle. Donde gobernamos repetimos. Gestionamos bien”, dice Tutusaus, que es alcalde con mayoría absoluta. Pone como ejemplo que tras estallar la pandemia facilitó su número de móvil a los vecinos; creó una línea de crédito sin intereses a devolver en dos años a los afectadas por ERTES —”el Estado no nos ha ayudado nada”, asegura— o como ha aumentado los servicios sociales de uno a cinco. Tutusaus achaca la caída del PP a las “mentiras” que se han dicho de él y confía en remontar.

Más información
La dirección del PP catalán renueva su ejecutiva tras el fiasco del 14-F
Aquí no se vota

La duda es si la receta de Pontons puede funcionar en otra escala. No es lo mismo un puerta a puerta en un municipio de 600 vecinos que en otro de 200.000. Diputado en los años 90 y alcalde desde hace tres— fue teniente de alcalde desde 1999—, Tutusaus cree que su fórmula es válida para municipios grandes. “Hay una parte que es idéntica: ser del municipio, conocerlo, saber cómo funciona el Ayuntamiento; que la gente te conozca, hablar con ella, porque suele dar ideas, y escuchar”. dice. Y añade: “Yo hablo mucho con Joan, un pastor del pueblo. Es el que sabe más de medio ambiente de toda Cataluña”.

Con solo tres diputados en el Parlament, el PP ha sido volteado por el procés en una década horribilis que espera superar siendo el referente del constitucionalismo aprovechando la caída de Ciudadanos. Con una constante presencia en la red y en los barrios, Albiol se ha distanciado de las cuestiones de política nacional —”A mí la gente me para para pedirme un contenedor o por una farola rota, no por otra cosa”, explica— y eludió pronunciarse sobre las firmas contra los indultos al alegar que es el alcalde de todos. En Pontons, el PP también ha procurado aislar el Ayuntamiento: el alcalde dice que no se presentan mociones que no sean estrictamente municipales y que el 1-O nadie pidió un local para votar. “Lo hicieron [la mitad del censo] en un piso”, cuenta. Con el puerta a puerta, Tutusaus llama a los vecinos y les explica lo que prometió y lo que ha hecho. De la lista le faltan dos cosas: llevar agua corriente a un grupo de casas y una carretera.

Mociones para perdonar deuda municipal

Manu Reyes, Xavier García Albiol y Josep Tutusaus explicaron el lunes el plan del PP para impulsar mociones en los Ayuntamientos para lograr que el Gobierno condone a los Consistorios los 3.000 millones de euros de deuda que Hacienda les pide de liquidación negativa en la participación de los tributos de 2020. “En caso de no ser condonada, proponemos aplazar la deuda. Y que los Ayuntamientos más saneados la paguen en 10 años”, dijo Tutusaus en un acto en la sede del PP donde también intervinieron Reyes y Albiol. Salvo imprevistos, los dos últimos repetirán como alcaldables en 2023. Tutusaus aun no lo ha decidido. Desde 1999, cada cuatro años Pontons aparece como la única o una de las pocas alcaldías ganadas por el PP. “Hay gente del pueblo que me dice que por eso nos hemos hecho famosos”, bromea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS