Giró se muestra satisfecho con la senda financiera para 2022 presentada en el Consejo de Política Fiscal

El consejero catalán acepta que gracias a los objetivos de Hacienda tendrá más margen para cerrar sus Presupuestos

El consejero catalán de Economía, Jaume Giró, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Política Financiera. En vídeo, declaraciones del día 28 de julio.ALBERT GARCIA / VÍDEO: EFE

El consejero catalán de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, ha participado este miércoles en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), poniendo así fin a cinco años de ausencia del titular de esa cartera en este foro multilateral, donde también se sienta el Gobierno y el resto de Comunidades Autónomas. El conseller, que llegó al cargo a propuesta de Junts, ha valorado positivamente el encuentro y, pese a que no ha conseguido que se relajara el objetivo de déficit hasta el 1,1% de cara al próximo año, ha aceptado que las decisiones del Gobierno respecto a los adelantos de liquidación o los recursos extraordinarios para atender la pandemia le permitirán tener “más margen” para cerrar las cuentas catalanas del próximo año.

La asistencia de Giró al CPFF generó polémica porque su antecesor en el cargo, el ahora president Pere Aragonès, nunca acudió a esos encuentros cuando lideraba el departamento de Economía. Sí lo hizo en el pasado, cuando era secretario de Hacienda de la Generalitat y en delegación del entonces vicepresident Oriol Junqueras. Aragonès ha criticado en muchas ocasiones la poca incidencia que tienen esos órganos multilaterales y critica su gobernanza. “Las expectativa no eran muy altas pero la valoración es positiva. Quería aclarar ciertas incertezas para preparar el presupuesto de 2022 y hubo cosas buenas para la Generalitat”, ha explicado en una rueda de prensa tras el consejo.

Más información
Junqueras irá al Consejo de Política Fiscal y Financiera (2016)
Un ‘conseller’ catalán vuelve al Consejo de Política Fiscal y Financiera tras cuatro años de ausencias
La Generalitat se ausenta de nuevo del Consejo de Política Fiscal (2018)

La Generalitat nunca ha dejado su silla vacía en el órgano multilateral, siempre ha enviado a un alto cargo de la Administración. Fuentes del entorno de Giró aseguran que, a partir de ahora, se decidirá la asistencia o no del consejero de acuerdo con el orden del día que envíe Hacienda. La participación en el CPFF del consejero llega también justamente cuando arrecian las críticas a Aragonès por su decisión de no ir este viernes a Salamanca, donde se celebrará la Conferencia de Presidentes. El lehendakari ha confirmado este miércoles su asistencia, dejando al jefe del Govern como el único ausente. Los dos socios del Govern coinciden en que se trata de una simple “foto”. El orden del día, que trascendió ayer, solo tiene dos puntos.

“Lo importante son los resultados de la reunión. El president Aragonès ha dicho que ir a Salamanca no aportaba nada. Y suscribo su decisión así como él suscribe la mía [de asistir al Consejo]. Cuando le expliqué las incógnitas sobre el Presupuesto me dijo que le parecía muy bien que fuera”, ha explicado Giró, negando así cualquier tipo de roce entre los socios del Govern sobre este tema. La semana empezó, sin embargo, con fuertes críticas de Junts hacia la vía de diálogo abierta entre los dos Ejecutivos e inclusive dudando del margen de dos años que se pactó para asegurar la investidura de Aragonès.

Giró pretendía convencer al Gobierno de abandonar su idea de un objetivo de déficit del 0,6% y relajarlo hasta el 1,1% del PIB. “La respuesta es que no, que no podrá ser. Esto me hace deducir que el Gobierno considera que en 2022 no habrá ningún efecto de la pandemia”, ha agregado. La Generalitat, ha confirmado, se ceñirá al límite fijado por Hacienda “por prudencia financiera”.

El Gobierno también ha informado a las CC AA que no se tendrán que devolver las liquidaciones negativas de 2022. Para Cataluña, eso implica no tener que devolver 1.024 millones de euros. El Ejecutivo central también regresará parte de la liquidación del IVA correspondiente al ejercicio de 2017, y para la Generalitat eso significa contar con 458 millones de euros adicionales. Giró ha explicado que esto le dará más margen para cerrar unos “presupuestos difíciles”, que tendrá que negociar de manera preferente con la CUP. De momento, ya se ha iniciado la ronda de contactos con los departamentos de la Generalitat para conocer sus necesidades antes de hacer el borrador.





Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS