El toque de queda se prorroga en 176 municipios catalanes, entre ellos Manresa y Figueres

Sitges tendrá que volver aplicar la restricción nocturna hasta el próximo viernes 20 de agosto tras el endurecimiento del criterio de la incidencia del virus

Primera noche en Barcelona sin el estado de alarma.
Primera noche en Barcelona sin el estado de alarma.LORENA SOPENA (Europa Press)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha autorizado a la Generalitat prorrogar hasta el próximo viernes 20 de agosto (15 días más) el toque de queda nocturno y ampliarlo a 176 municipios catalanes con alta incidencia de coronavirus. En su auto, la sala contenciosa del alto tribunal catalán avala legalmente la limitación de la movilidad nocturna entre la 1.00 y las 6.00. El Govern había solicitado endurecer el criterio y pidió aplicar el pasado martes la restricción a las poblaciones con una incidencia acumulada de 250 casos por cada 100.000 habitantes, en vez de los 400 casos establecidos en los toques de queda anteriores. De los 176 municipios afectados, Manresa y Figueres son los dos más poblados que han entrado en la lista. Sitges, que salió de la anterior lista del Govern, vuelve a entrar porque la incidencia del virus en esa localidad se sitúa en 263 por cada 100.000 habitantes a los 7 días, por encima del umbral de 250.

Más información
La justicia autoriza el toque de queda en 161 municipios de Cataluña

Barcelona y las otras poblaciones con más habitantes de la comunidad: L’Hospitalet de Llobregat, Terrassa, Badalona y Sabadell, deberán seguir aplicando la medida. Otras, como Manresa y Figueres, hasta ahora no afectadas, deberán empezar a aplicarla también. En la otra cara de la moneda, la ciudad más poblada que ahora queda al margen tras la actualización de la lista es Vilanova i la Getrú (Garraf). Desde que la justicia avaló el primer toque de queda, el pasado 16 de julio, el número de municipios que han pasado de estar sujetos a él en las sucesivas prórrogas ha pasado de 161 a los 176 actuales (15 más).

El auto del TSJC también avala limitar a un máximo de diez personas las reuniones sociales y reducir al 70% de aforo los actos religiosos y fúnebres, tal y como pidió el Govern para frenar la quinta ola de covid, que ha afectado especialmente a los jóvenes por los tiempos de la vacunación y la interacción social tras el final de curso. La sala considera que, a la luz de esos datos, lo más preocupante ahora son los ingresos de la unidad de críticos que han aumentado un 82% y los decesos también suben.

Para el TSJC, “no cabe duda” de que nos encontramos en una situación de riesgo inminente y grave”, sin que exista una “cobertura sustancial” de población con la pauta completa de vacunación, con lo que “la denominada inmunidad de grupo todavía ni siquiera se intuye”. El alto tribunal avala prorrogar la medida por un máximo de dos semanas, eso sí, “con cautela”, porque “si las circunstancias y datos son cambiantes habrá que estar a la altura de las exigencias”.

Los enfermos ingresados en los hospitales catalanes por covid han descendido este jueves por tercer día consecutivo y ahora son 2.080, 68 menos que ayer, y también bajan los que están en las UCI, con 5 menos (576 en total), lejos de las estimaciones que el consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, pronosticó la pasada semana, cuando aventuró que las UCI llegarían a 700 enfermos de covid “en la primera semana de agosto”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS