’Casals’ al rescate del segundo verano pandémico

Fundación Pere Tarrés beca a 1.250 niños para campamentos de agosto

Una actividad de un casal en Cataluña.
Una actividad de un casal en Cataluña.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Esta semana han dado inicio los doce casals que la Fundación Pere Tarrés organiza dentro de la campaña Cap infant sense colònies (Ningún niño sin campamento), que acogerán a unos 500 menores en situación de vulnerabilidad social. Los casals ocuparán las mañanas de agosto, de lunes a viernes, de sus participantes, asegurando el derecho al ocio por encima de las dificultades económicas y sociales de las familias.

Más información
Campamentos en alerta ante la quinta ola de la pandemia

Irene Coll Sanchez, coordinadora de campañas sociales de la fundación explica que estos casals son importantes porque se trata de niños de entre tres y doce años que “tienen una situación grave y es importante asegurarles una comida saludable al día”. Además, añade que desde la entidad hacen un seguimiento del comportamiento del menor y se comunica a los servicios sociales cuando es necesario. Se aseguran así de que estén al corriente y de que los menores no queden desatendidos durante el verano, “cuando todas las entidades y la escuela están de vacaciones y el único recurso que les puede atender es un casal o un campamento”.

Los doce casals > becados se organizan en colaboración con los municipios y sus servicios sociales, y se reparten por todo el territorio catalán. Este año habrá dos en Barcelona, tres en Tarragona, otros tres en Mallorca, uno en Olesa de Montserrat, dos en Sabadell, y otro en Montcada y Reixac, a los que hay que sumarles otra docena de colonias para menores en situación de riesgo. Desde la organización evalúan la situación de cada familia, y la becan total o parcialmente. Algunas familias, explica Coll, solo pagan 20 euros, cuando el casal costaría 400, y “en casos de extrema vulnerabilidad se beca el 100%, porque no pueden pagar nada, ni un euro”.

En total, este verano la Fundación Pere Tarrés pretende becar, con apoyo económico de la Generalitat, otras subvenciones públicas y donaciones privadas, a cerca de 5.000 niños y jóvenes. La cifra, que incluye a los 500 que durante agosto participarán en los casals, y también a los 750 que asistirán a las colonias becadas, entre otros proyectos.

Según un estudio elaborado por la Fundación Pere Tarrés, el 30% de las familias que han sido becadas este año no había pedido ayudas antes. “Antes la familia podía ir tirando y apuntar al niño a un casal más o menos sencillo, pero este año se encuentran con que no pueden hacer nada, con que no pueden pagarlo. Y ese niño necesita igualmente ir a algún sitio, por lo que piden la beca”, declara Coll.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS