La Generalitat prohíbe acampadas y rutas por el monte por el alto peligro de incendio

Interior limita durante al menos cinco días las actividades en casas de colonias y restringe la actividad agrícola

Estado de las inmediaciones de Santa Coloma de Queralt tras el último incendio.
Estado de las inmediaciones de Santa Coloma de Queralt tras el último incendio.Lorena Sopêna (Europa Press)

La consejería de Interior ha ordenado que no se lleven a cabo actividades en el medio natural durante, al menos, los próximos cinco días. La medida se aplica en 279 municipios de 24 comarcas y se justifica en el “riesgo extremo” de incendio forestal, por culpa de la ola de calor que se alargará hasta comienzos de la semana que viene. La prohibición entra en vigor esta medianoche y abarca hasta la madrugada del próximo martes. Contempla sanciones para quien incumpla, pero los campamentos para jóvenes y quien esté haciendo montañismo tendrá margen hasta el viernes al mediodía para regresar al punto de partida. Los grupos de colonias y los campus deportivos pueden seguir adelante con las actividades, pero limitando sus movimientos a las inmediaciones de la casa donde se alojan.

Más información
Cap de Creus, un paraíso resiliente a las llamas frente al mar

Interior ha avanzado que este mismo miércoles se publicará en el DOGC la resolución, que incluye la prohibición de los trabajos agrícolas con maquinaria entre las diez de la mañana y las ocho de la tarde, con la salvedad de las tareas de recogida de la fruta. También se limita la circulación con motos y coches por el bosque, menos para los vecinos que lo precisen para desplazarse. Se han cerrado los accesos a los parques naturales de Montserrat, Montsec, la Baronia de Rialb, el Montmell-Marmellar y el Montsant.

Las 279 municipios donde regirán los impedimentos pertenecen a las comarcas del Alt Camp, Alt Penedès, Alt Urgell, Anoia, Baix Penedès, Barcelonès, Bages, Baix Llobregat, Berguedà, Garraf, Maresme, Priorat, Ribera d’Ebre, Segarra, Segrià, Solsonès, Tarragonès, Moianès, Noguera, Osona, Pallars Jussà, Terra Alta, Vallès Occidental y Vallès Oriental.

La Generalitat se apoya en los avisos de los Agentes Rurales, que han alertado de que se entra de lleno en la situación más crítica por riesgo de incendio de los últimos 18 años.

“Quien esté de acampada o haciendo ruta tiene que volver a casa”, manifestó el secretario general de Interior, Oriol Amorós, en una rueda de prensa donde se puso de relieve que pese al refuerzo de personal que han activado los Bombers, 500 efectivos de guardia cada día, no se dan las garantías para poder controlar el riesgo de que se desencadene un gran incendio forestal. El fuerte calor y la baja humedad que se espera en la región de Lleida y en la llanura de la Cataluña central ha activado el plan Alfa de riesgo de incendio, en su nivel 3. Se espera un escenario óptimo para que un fuego pueda avanzar descontrolado. Las condiciones de canícula perdurarán incluso de noche, lo que no daría tregua a las llamas y comprometería la capacidad de extinción de los Bombers.

“El 90% de los incendios son provocados por la actividad humana”, argumenta el cuerpo de Agents Rurals, para justificar las prohibiciones. “Es un momento excepcional”, abundó Amorós, insistiendo en que estos no son días propicios para salir de excursión al monte.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS