Estos son los peajes que desaparecen en Cataluña y Aragón a partir del 1 de septiembre

Circular por los tramos de las autopistas Zaragoza - El Vendrell de la AP-2 y Tarragona-La Jonquera de la AP-7 será gratis dentro de una semana

Barcelona -
Una autopista de peaje.
Una autopista de peaje.

El fin de las concesiones en algunos de los tramos de autopistas más caros de Cataluña y Aragón ya está cerca. A partir del 1 de septiembre, el Gobierno y la Generalitat no prorrogarán las concesiones para gestionar vías que, hasta ahora, eran sinónimo de un peaje detrás de otro. La transición hacia el nuevo modelo tras 40 años de peajes ha sido celebrado por asociaciones de vecinos y municipios afectados, pero ha dejado sin trabajo a 340 personas tras los despidos pactados por Abertis con los sindicatos. Tanto el Gobierno como la Generalitat estudian qué otras formas de pago pueden permitir el mantenimiento de estas vías, y destaca la opción de la viñeta, un sistema de tarificación por vehículo.

Más información
La Generalitat responde al anuncio del fin de los peajes y vuelve a proponer la viñeta
El fin de varios peajes deja en el aire el mantenimiento de las autopistas

En concreto, el fin de las concesiones afecta a los varios tramos que a partir de la semana que viene estarán libres de peajes. La AP-2, en su tramo entre Alfajarín (Zaragoza) y El Vendrell (Tarragona), será gratuito, cuando hasta ahora, esta autopista, en todo su recorrido de 215 kilómetros, tiene un coste de 20,65 euros. También quedará gratuita la AP-7 entre La Jonquera (Girona) y Salou (Tarragona), 245 kilómetros por los que se pagan 28,85 euros. Y el tramo de la AP-7 entre Montmeló y el Papiol (las dos, poblaciones de la provincia de Barcelona separadas por 31 kilómetros), actualmente libre de peaje, también pasará a ser titularidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

La Generalitat, por su parte, asumirá la gestión de dos autopistas: no prorrogará las concesiones de los peajes en la C-32 en el Maresme, 48 kilómetros que unen Barcelona con Lloret de Mar, ni en la C-33 entre Barcelona y Montmeló. Las que sí seguirán con peajes serán la C-32 en su tramo sur (Castelldefels - El Vendrell), en la que se encuentran los túneles del Garraf; y la C-16 en el tramo de los túneles del Cadí, los túneles de Vallvidrera y el tramo entre Sant Cugat y Manresa pasando por Terrassa. Las concesiones de esta autopista no terminan hasta la próxima década, entre 2037 y 2039.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS