Los repartidores en supemercados de Glovo van a la huelga para pedir contrataciones

El sindicato convocante, CC OO, considera un éxito el inicio de los nueve días de paros

Un trabajador de Glovo, durante la huelga.
Un trabajador de Glovo, durante la huelga.Massimiliano Minocri

El intento de la plataforma de reparto a domicilio Glovo para adaptar su modelo a la nueva ley rider ha encontrado este viernes su primer gran conflicto. Los repartidores que trabajan directamente para supermercados de Glovo (equipamientos propios de la empresa donde los riders van a recoger paquetes) han iniciado una huelga de nueve días para reclamar ser contratados directamente por la empresa. El sindicato convocante, CC OO, asegura que la primera jornada de paros ha sido un éxito, con una participación “cercana al 100%”, mientras que la empresa ha evitado dar datos, aunque el servicio de supermercado de la app estuvo paralizado.

Más información
Glovo añade dos nuevos choques con sus repartidores tras la ley ‘rider’
La ley de repartidores echa a andar en medio de la negativa de las empresas a contratar a toda su flota

La ley para regular el sector de las plataformas de reparto a domicilio, que entró en vigor el pasado 12 de agosto, ha cambiado el panorama. Acostumbradas a un modelo laboral en el que los trabajadores eran autónomos, la ley (que da por hecho que la relación es laboral y por lo tanto las empresas incurrían en fraude por tener falsos autónomos, como ya determinó la justicia y la Inspección de Trabajo) ha obligado a cambiar de modelo. Deliveroo anunció que cerraba operaciones en España, Just Eat está negociando un convenio con los sindicatos, y Glovo optó por un modelo híbrido: contratar a 2.000 repartidores, y el resto mantenerlos como autónomos o contratados mediante empresas de trabajo temporal.

Este último caso es el de los repartidores que trabajan para los supermercados de la app. En Barcelona hay seis de estos centros, que este viernes no ofrecen servicio por la huelga. La empresa se ha negado a negociar de forma colectiva las reivindicaciones de los repartidores, pero sí que, en los últimos días, ha contactado a algunos individualmente para ofrecer entrar en la plantilla, con un contrato indefinido según el convenio colectivo de comercio de Cataluña (con un salario de 7,47 euros la hora). La estrategia, según el sindicato, es “dividir” a los repartidores.

También durante la primera jornada de huelga, CC OO ha denunciado ante la Inspección de Trabajo que Glovo está reclutando repartidores autónomos de otros servicios para realizar los pedidos de supermercado, algo que el sindicato considera “totalmente ilegal” y que pretende “reventar” la huelga. La empresa niega que este viernes haya contactado con riders autónomos, pero no desmiente que lo haya hecho para los próximos días de huelga.

El secretario general de CC OO, Javier Pacheco, ha acompañado a los riders a la protesta en la sede de Glovo en Barcelona, y ha criticado “la precariedad laboral y las malas condiciones”, no solo por estar contratados mediante una ETT, sino porque “no ofrecen ni lo más básico como es un espacio donde beber agua, descansar o hacer sus necesidades”. Pacheco ha reclamado a Glovo un “cambio de modelo de negocio” y acceder a una negociación colectiva.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS