Peter Kraus: “Amazon no es el mejor aliado del libro, pero es necesario”

El presidente de los editores europeos abre el VI Foro Edita en Barcelona

06/09/21 Peter Kraus vom Cleff, presidente de la Federacion de Editores Europeos. Barcelona, 6 de setiembre de 2021 [ALBERT GARCIA]
06/09/21 Peter Kraus vom Cleff, presidente de la Federacion de Editores Europeos. Barcelona, 6 de setiembre de 2021 [ALBERT GARCIA] Albert Garcia (EL PAÍS)

Todo lo tenía en contra el libro para enfrentarse al confinamiento por la pandemia: redes sociales, plataformas de streaming… Pero se salvó. Y holgadamente; al menos, en Europa: las pérdidas del sector, de media, oscilaron sólo entre el 2% y el 5% en 2020 en el viejo continente. Contra todo pronóstico. Y no parece que se vaya a torcer, al contrario. “La pandemia ha entrenado a la gente en la lectura; ha resultado una inversión lectora”, resume a este diario el alemán Peter Kraus vom Cleff (Wuppertal, 1967), presidente de la Federación de Editores Europeos, con algo más que un moderado optimismo. Como el que se respiraba hoy en la jornada inaugural de la VI edición del Foro Edita en Barcelona, que, organizado por el Gremio de Editores de Cataluña y el Máster de Edición de la Universidad Pompeu Fabra, abrió la voz del organismo que agrupa a 29 asociaciones nacionales del libro de la Unión Europea. El epígrafe de las jornadas, lógico: Creatividad y resiliencia en el mundo del libro.

“La gente del mundo del libro europea se mostró innovadora, con ofertas en línea, una gran labor de bibliotecas… y algunos gobiernos ayudaron con grandes políticas públicas, como Italia o Alemania, aunque otros no lo hicieron, como Portugal, y lo notaron”, enmarca Kraus, 22 años en el megagrupo alemán Holtzbrinck y que en enero de 2022 será el nuevo director general del Börsenverein, potente entidad que agrupa a los editores y libreros alemanes y que impulsa la Feria del Libro de Fráncfort, de la que España será país invitado el año próximo. No solo por lo visto durante la pandemia, Kraus hace décadas que está convencido de que “el libro no le ha de tener miedo a nada, ni a las tecnológicas: hay que aprender de los mejores e incorporar la inteligencia artificial para hacer investigación de mercado o ajustar mejor las tiradas”, recita. Y en esa línea, abierta, no se muestra contrario a la tentación de algunas editoriales europeas que durante la crisis tantearon saltarse la cadena del libro y vender sus ejemplares directamente, sin pasar por las librerías: “Para editores de libros técnicos y científicos quizá acabe siendo su única solución; para los demás, yo mantendría las dos opciones; pero, soy economista y todo son costes: no sé si a un editor le interesa mucho hacerlo”.

Tampoco se asusta por los movimientos de grandes fusiones que se están dando en el sector tras la pandemia. “Es una tendencia clara e inevitable, como ocurre en otros ámbitos industriales; pero eso lo veremos más en EEUU que en Europa: allí, Amazon se lleva casi el 60% del mercado y para competir con ellos has de ser muy grande, también; en Europa, Amazon no lo es tanto, tiene el 60% del comercio del libro por internet en Alemania, sí, pero hay una diversidad de países, mercados y lenguas que dificultan macrooperaciones de este tipo”.

Censura en el Este europeo

En cualquier caso, el portavoz de la que es la primera industria cultural de Europa (un mercado estimado en 38.000 millones de euros; casi medio millón de puestos de trabajo) admite que “Amazon no es el mejor aliado del mundo del libro, pero sí es necesario hoy; es como ir al dentista: duele, pero no se puede evitar; tiene una gran infraestructura que ayuda mucho al sector y un enorme conocimiento sobre los clientes”; pero añade: “Los libreros no deben temer porque la serendipia, la magia de encontrar un libro inopinadamente, o una buena recomendación de alguien, no se da más que en una librería física con un librero”.

Admite Kraus que las plataformas digitales “aún no está suficientemente contenidas en Europa; los políticos deben vigilar más”. Y en esa línea, la federación de editores están negociando con la Unión Europea normativas para “obstaculizar” las pretensiones de las tecnológicas (Google, Amazon, Facebook Apple…). Ahí, defiende, sí es necesario impulsar un mercado único digital en temas como “la interoperabilidad: es absurdo que si me mudo de casa me pueda llevar los libros, pero si cambio de una compañía tecnológica a otra, no me pueda llevar los libros digitales… Además, los datos son míos y quiero una parte de esas ganancias que se llevan las operadoras… Pero todo eso hay que venderlo bien si no queremos que se nos acuse de censura, como ha pasado”, admite.

El otro gran problema que afronta Kraus en su recta final de mandato son los problemas de libertad de expresión que están creciendo especialmente en el Este de Europa: “No hablamos de China o Rusia, sino de Hungría, Polonia… Ahí la amenaza no es de cárcel, sino por la vía económica”. Y lo equipara con la lucha por los derechos de autor que tanto se vulneran en el mundo digital: “Sin copyright tampoco hay libertad de expresión”. Pero resume, aprovechando las palabras del filósofo Philipp Hübl: “Los que sobrevivieron a la Edad del Hielo sobrevivirán a la digitalización”. El sector del libro, efectivamente, rezuma cierto optimismo.

El mayor crecimiento en España desde 2011

“Si la tendencia sigue así, el sector cerrará 2021 con el crecimiento más importante de la última década en el mercado interior”, apunta Patrici Tixis, presidente del Gremio de Editores de Cataluña y codirector del Fórum Edita, junto a Javier Aparicio, responsable del Máster de Edición de la UPF, y el periodista Sergio Vila-Sanjuán. “El sector ha entrado en una etapa de aceleración de tres C: Competitividad, Creatividad y Cambio”, cree Tixis. Una opinión que podría corroborar el analista Rüdiger Wischenbart, que abre sesión este martes. Una satisfacción tanto para los panelistas como para los 600 inscritos a unas jornadas que deben seguirse por 'streaming'. En lo presencial, también es optimista Peter Kraus, el presidente de los editores europeos: "Los eventos y las ferias volverán a ser físicas: quizás no se hagan tantas, pero seguirán existiendo. Hay determinados tratos que sólo se pueden hacer mirando al otro a los ojos y teniéndole cerca: no dejamos de ser animales sociales".

 

 

Sobre la firma

Carles Geli

Es periodista de la sección de Cultura en Barcelona, especializado en el sector editorial. Coordina el suplemento ‘Quadern’ del diario. Es coautor de los libros ‘Las tres vidas de Destino’, ‘Mirador, la Catalunya impossible’ y ‘El mundo según Manuel Vázquez Montalbán’. Profesor de periodismo, trabajó en ‘Diari de Barcelona’ y ‘El Periódico’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS