La tensión por la ampliación del aeropuerto de Barcelona llega a la calle

Ecologistas, entidades y el sindicato Unió de Pagesos convocan una protesta en contra del alargamiento de la tercera pista del aeródromo y los empresarios otra a favor del proyecto

Un avión se aproxima a la pista del aeropuerto de El Prat sobrevolando una zona protegida de La Ricarda.
Un avión se aproxima a la pista del aeropuerto de El Prat sobrevolando una zona protegida de La Ricarda.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

La ampliación del aeropuerto de Barcelona ha saltado del terreno político a la calle. El no a la ampliación de El Prat medirá sus fuerzas el próximo domingo 19 en una protesta convocada por más de 300 entidades ecologistas, vecinales y del entorno del delta del Llobregat en Barcelona. Un día después, el lunes 20, se celebrará un acto a favor del por parte de sectores económicos, según fuentes conocedoras del evento. El acto se perfila bajo el nombre de “Barcelona pel sí”, y además de la ampliación del aeródromo buscará expresar el apoyo al crecimiento económico a través de grandes inversiones.

La protesta de ecologistas y entidades pone al Govern de ERC y Junts per Catalunya en la disyuntiva de decidir si acude a un acto que se prevé masivo, después de haber acordado el plan de inversiones de la ampliación con Aena. La portavoz del Govern, Patricia Plaja deslizó este martes, sin precisar, que algún miembro del Ejecutivo podría acudir a la marcha. Una ambigüedad que mantiene ERC, el partido del presidente Pere Aragonès, cuando se ha preguntado a sus dirigentes o concejales en el Ayuntamiento de Barcelona si acudirán a la protesta.

Más información
Los comunes rechazan el proyecto de ampliación y llaman a la movilización
El Govern convierte ahora la laguna de La Ricarda como límite para ampliar El Prat

En cambio, los comunes liderados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llevan semanas calentando la protesta, anunciando su presencia y llamando a participar. Formalmente, entre los convocantes no hay partidos políticos, ni los habrá en la lectura del manifiesto y los parlamentos durante la protesta.

Colau y la ministra Yolanda Díaz visitarán La Ricarda

La vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, y la alcaldesa Ada Colau visitarán este jueves la laguna de La Ricarda, invitadas por el alcalde de El Prat de Llobregat, Lluís Mijoler (El Prat en comú). Los comunes, liderados por Colau, y que también forman parte del Gobierno que impulsa la ampliación, son contrarios al crecimiento del aeropuerto. La visita mostrará la paradoja de que una ministra del Gobierno que proyecta las obras visite la zona que resultaría afectada. “Los representantes públicos tenemos la obligación de conocer de primera mano el territorio para plantear propuestas de futuro”, afirmó este martes Díaz en Twitter al anunciar la visita.

En el extenso listado de organizadores de la protesta del día 19 figuran desde la plataforma Zeroport, veterana en el posicionamiento contrario a la ampliación de grandes infraestructuras, hasta Ecologistes en acció, Fridays for Future, la Federación de Asociaciones Vecinales de Barcelona, Unió de Pagesos o el Sindicato de Inquilinos. La concentración contraria a la ampliación, estática y autorizada, coincidirá con protestas en Madrid y Palma (Mallorca) contra la ampliación de grandes infraestructuras.

Los organizadores señalaron que la protesta es contra la ampliación del aeropuerto de El Prat que tiene prevista Aena, pero también contra los planes de crecimiento de los aeródromos de Girona y Reus, así como de la construcción de estaciones de alta velocidad en estas instalaciones. La concentración tendrá lugar 10 días antes del 30 de septiembre, el plazo máximo que se ha fijado el Consejo de Ministros del Gobierno de España para aprobar el plan de inversiones que incluye la construcción de una terminal satélite y la prolongación de la tercera pista sobre la laguna protegida de La Ricarda.

Desde la plataforma Zeroport, su portavoz, Maria García subrayó que el rechazo a agrandar la instalación “va mucho más allá de la Ricarda”. “Centrar el debate sobre la laguna esconde otros debates sobre qué modelo económico, social, ambiental y energético queremos en plena crisis climática”, manifestó y aseguró que la ampliación que plantea Aena supondrá “pagar entre todos infraestructuras deficitarias que no responden al interés común”.

García tachó el proyecto de “pelotazo especulativo y financiero”. “Es demencial dedicar una inversión de 1.700 millones de euros a un despropósito descomunal, solo se explica porque Aena quiere resolver sus problemas de deuda. Hay que escuchar a los payeses, al mundo ecologista y vecinal y poner sobre la mesa la necesidad de dar un giro y destinar estos fondos a la crisis social, ambiental y económica”, zanjó. García mantuvo que el plan de inversiones “no tiene ningún informe social ni ambiental” que la acompañe. “Denunciamos la opacidad y arbitrariedad con la que se han decidido 1.700 millones de inversión, sin proyecto, solo con una cifra de millones y puestos de trabajo”, afirmó.

El manifiesto que se leerá en la protesta tiene cinco puntos. Uno, la paralización del frente aeroportuario catalán. Dos, redimensionar AENA, una empresa “que antes de la pandemia tenía la mitad de los aeropuertos deficitarios”, según Garcia. Tres, reivindicar las compensaciones no materializadas en otras ampliaciones. Cuatro, políticas de soberanía alimentaria y para el parque agrario del delta del Llobregat. Y cinco, políticos para cambiar el modelo económico.

Desde la plataforma local Ni un pam de Terra, Joana Gelabert añadió que la ampliación del aeropuerto es “incompatible con la preservación de unos terrenos ya muy dañados”, que “amenaza el parque agrario y los acuíferos que garantizan el agua de parte del área de Barcelona”, y a los payeses.

Por parte de la Red por la Justicia Climática, Maria Marcet, afirmó que la ampliación “es incompatible” con las cifras de reducción de emisiones a las que se ha comprometido la Ley del Cambio Climático de la Generalitat, las directivas europeas de reducción de emisiones o los compromisos para que no aumente la temperatura del planeta. Desde el Sindicato de Inquilinos, Carme Alcarazo se refirió también a que el 82% de los turistas que visitan Barcelona llegan en avión y cuestionó un modelo turístico que la organización entiende que ha creado desigualdad, ha provocado especulación inmobiliaria por el aterrizaje de grandes capitales y en última instancia expulsa a vecinos de los barrios más presionados.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS