Las universidades catalanas acatan la orden de no identificar a los estudiantes en la Selectividad según su opción lingüística

El Tribunal Superior de Justicia había precisado que corresponde a los alumnos la elección del idioma en las pruebas que realizan desde hoy

Pruebas de acceso a la Universidad de junio pasado en la facultad de Economía y Empresa de Barcelona.
Pruebas de acceso a la Universidad de junio pasado en la facultad de Economía y Empresa de Barcelona.Quique García (EFE)

Las Universidades catalanas han acatado la prohibición del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de identificar a los estudiantes según su opción lingüística en las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). La celebración de la convocatoria extraordinaria de la Selectividad, que ha empezado este martes y se extenderá hasta el jueves, llegaba precedida por la orden que el TSJC emitió este lunes en la que disponía que la entrega de las pruebas en castellano, catalán y aranés se realice sin identificar a los alumnos en función de la lengua que escojan, ni apuntar sus nombres y apellidos. El alto tribunal había precisado, asimismo, que corresponde a los alumnos la elección del idioma en las pruebas que se realizarán esta semana.

MÁS INFORMACIÓN
El Tribunal Superior de Cataluña prohíbe identificar a alumnos que hagan la selectividad en castellano

El auto, en el que también se indicaba que los exámenes se realizaran en cualquiera de las lenguas oficiales de Cataluña “sin preferencia por ninguna de ellas”, resolvió un recurso presentado por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) en el que se indicaba que la elección de la lengua de realización de la prueba “corresponde a los alumnos para la mejor desenvoltura de sus ejercicios”. La sala de lo contencioso-administrativo solicitó al Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC) que informe a los presidentes de los tribunales de las instrucciones para que la ley se haga efectiva, con el objetivo de preservar el anonimato de los estudiantes.

Los alumnos concentrados en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona han coincidido en señalar a la salida de las pruebas de que se les ha informado en cada caso de la posibilidad de efectuar la prueba en las diferentes lenguas oficiales de Cataluña. La alternativa también estaba anunciada por carteles distribuídos en algunas de las entradas del edificio, como ya había ocurrido el pasado junio. Algunos estudiantes que han asistido a ambas convocatorias reconocieron que en la de junio sí se anotaba según se solicitaba realizar la prueba castellano. Esto ya no ha ocurrido en esta ocasión, según los alumnos consultados. En aquella oportunidad la prueba coincidió con la orden del TSJC en la que se decretaba que se ofrezca a cada alumno la posibilidad de realizar el exámen en catalán, castellano y aranés.

Más de 5.000 alumnos se matricularon para realizar las PAU en esta convocatoria extraordinaria. Las medidas de seguridad anticovid son las mismas que se aplicaron en la selectividad del pasado junio. La mitad de los matriculados, 2.582, se presentará a la fase general de las pruebas, así como a algunos de los exámenes de la fase específica, según la Secretaría de Investigación y Universidades. El mismo órgano también señala que la otra mitad (2.539) hará solamente los exámenes de la fase específica.

Las pruebas se llevarán a cabo en horario de mañana y tarde y se mantendrán tres franjas horarias: a las 9, las 12 y las 15 horas. De esta manera se busca minimizar el riesgo de contagio por coronavirus.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS