El libro en catalán traslada su optimismo a La Setmana

La feria inicia en el Moll de la Fusta de Barcelona una 39 edición de récord con 69 casetas, 226 expositores y 270 novedades

Aspecto de la Setmana del Llibre en Català del año pasado, en el Moll de la Fusta del puerto de Barcelona.
Aspecto de la Setmana del Llibre en Català del año pasado, en el Moll de la Fusta del puerto de Barcelona.Manuel Medir (EL PAÍS)

Hace justo un año, había sólo esperanza en el sector del libro para salir de la crisis provocada por la pandemia. Ahora, se respira un optimismo casi eufórico, aunque no quiera reconocerse como tal, envuelto el mundo en incertezas y provisionalidad. Pero las cifras son las que son y lo avalan: la facturación en el primer semestre de este año en libros comerciales es un 17% superior a la del prepandémico 2019 y la previsión es que podría alcanzar un histórico 23%, algo como no se había visto en la última década. Y ese es el contexto en el que este a tarde arranca, en el Moll de la Fusta de Barcelona, la 39ª Setmana del Llibre en Català, la cita más importante de la edición en esta lengua, que se prolongará hasta el día 19 en una de sus ediciones más espectaculares.

Más información
El libro en catalán se sobrepone a la covid-19 y factura más que en 2019
Uno de cada tres libros vendidos en Cataluña ya es en catalán

Por si la situación general no invitara suficientemente a la alegría, los guarismos en la lengua que ordenó Pompeu Fabra no pueden ser mejores: uno de cada tres libros que se están vendiendo en lo que va de año en Cataluña ya es en catalán (36,5%), rompiéndose así el que parecía infranqueable techo del 25%. La nueva situación viene acompañada por otro dato que apunta que la facturación habría superado en un 4% la del mismo periodo de 2019, en el marco del acelerón general.

La Setmana parece querer ir en consonancia, ofreciendo también cifras de récord, con 69 casetas y 226 expositores, en un horario de 16.30 horas hasta las 9 de la noche (excepto el último día, que cerrará a las 14) y que los fines de semana se extenderá por la mañana (desde las 10.30). La oferta se distribuye, con las ya cotidianas medidas higiénicas, en un generoso espacio de 5.000 metros cuadrados, donde se recuperan los tres escenarios habituales que el año pasado se redujeron por las restricciones sanitarias. Uno de los escenarios estará dedicado a la literatura infantil y juvenil, con 60 actividades entre presentaciones, cuentacuentos y talleres.

En ese contexto se mostrarán más de 270 novedades literarias, en la que ya es una de las funciones vitales tácitas de la Setmana: el inicio de la rentrée literaria. El cambio de actitud es tal que hasta entre debates, entrevistas y mesas redondas habrá presencia de autores internacionales, como la del escocés Douglas Stuart, flamante premio Booker 2020 (La historia de Shuggie Bain), y la alemana Katharina Volkmer (La cita). Un mayor número de rutas literarias (28: desde la Barcelona de los piratas a la de García Lorca) y la entrega del premio Trajectòria al escritor y poeta Biel Mesquida son algunas de la miríada de propuestas de una Setmana que en 2020 dejó entrever, con una inopinada presencia de 25.000 personas y 325.000 euros en ventas, que el mundo del libro podía esbozar por vez primera una sonrisa tras la pandemia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS