La Setmana del Llibre en Català cierra con ventas similares a 2019 y unos 50.000 visitantes

A la espera de los datos definitivos, “la ficción para adultos sigue un incremento notable de ventas mientras que bajan las de literatura infantil y juvenil”

Ambiente en la Setmana del Llibre en Català, en el Moll de la Fusta.
Ambiente en la Setmana del Llibre en Català, en el Moll de la Fusta.Quique Garcia (EFE)

La 39 edición de la Setmana del Llibre en Català, celebrada en el barcelonés Moll de la Fusta, baja este domingo la persiana de sus casetas confirmando las buenas vibraciones de su arranque, habiendo alcanzado ventas similares a 2019, antes de la pandemia de coronavirus, y con unos 50.000 visitantes en los 10 días de exposición, a pesar de que algunos días llovió.

Editors.cat han reflejado este domingo en un comunicado la “gran expectación” que han generado algunos eventos, como la mesa redonda en la que se trató sobre el uso de la lengua, la conversación entre Marc Giró y Sílvia Soler, la entrevista con el deportista Kilian Jornet o el acto de presentación del premio Sant Joan 2021, ‘Garbo parla’, de Roser Caminals. También fueron muy seguidos el acto de entrega del premio Trajectòria al mallorquín Biel Mesquida o las conversaciones con diferentes escritoras como Montse Barderi, Carlota Gurt, Tina Vallès o la dibujante Pilarin Bayés.

Más información
Récord de La Setmana en sus tres primeros días
El libro en catalán se sobrepone a la covid-19 y factura más que en 2019
El libro en catalán traslada su optimismo a La Setmana

Los organizadores consideran que esta “magnífica” edición de lo que califican como el “acontecimiento de referencia del libro en catalán” puede “impulsar una gran celebración de la del 40 aniversario”, el año que viene. Esta ha sido la edición “más grande” (50.000 visitantes) porque se ha celebrado en un recinto de más de 6.000 metros cuadrados y con control de aforo, por segundo año consecutivo en el Moll de la Fusta y no en la plaza de la Catedral. El emplazamiento del Moll, que permite un perímetro mayor en tiempos de pandemia, “ha demostrado aspectos favorables y también algunas limitaciones que la organización debatirá en las próximas semanas para determinar la futura ubicación del acontecimiento”.

Las ventas, a la espera de los datos definitivos del último fin de semana, indican que “la ficción para adultos sigue un incremento notable en ventas y, en cambio, se ha detectado un descenso en literatura infantil y juvenil, así como en no ficción, en línea con lo que sucede en el día a día del sector”.

El presidente de La Setmana, el editor Joan Carles Girbés, ha mostrado su satisfacción por “la implicación del sector, también de los galardonados con los premios Trajectòria y Difusió”, lo que les motiva “enormemente para empezar ya a trabajar en la próxima edición”, la 40ª, que, a su juicio, debe suponer “un nuevo salto hacia adelante para proyectar, todavía más lejos, el libro en catalán”.

Por su parte, el presidente de Editors.cat, Joan Sala, ha subrayado que el evento “demuestra que es uno de los mayores del sector cultural del país y es necesario hacerlo todavía más grande. Para conseguirlo, necesitaremos una mayor implicación económica de la administración”, ha dicho.

Durante La Setmana se han organizado actos en sus tres escenarios, itinerarios literarios por la ciudad y ha habido firma de autores a diario. Por primera vez se han programado conciertos cada tarde de grupos vinculados a la literatura, como Ovidi 4, y se ha aludido a otros festivales y actos del CCCB, Fira Literal o Festival Clàssics.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS