El festival de Jazz de Barcelona deja atrás la pandemia

Madeleine Peyroux, Maria Schneider, Vijay Iyer y Richard Bona, en la lista de artistas internacionales que actuarán entre el 20 de octubre y comienzos del año próximo

La cantante y guitarrista de jazz Madeleine Peyroux, en una imagen de promoción.
La cantante y guitarrista de jazz Madeleine Peyroux, en una imagen de promoción.

Los recientes festivales de música veraniegos intentaron huir de la pandemia sin conseguirlo plenamente en especial por sus programas centrados, con mínimas excepciones, en artistas nacionales. La calidad estuvo presente y las audiencias respondieron, pero el gancho de otras épocas con sus largas listas de nombres internacionales de campanillas estuvo lógicamente ausente.

Más información
Muere George Wein, impulsor de los festivales al aire libre
Wynton Marsalis, tradición en tiempo presente
Más de 60 conciertos componen el Festival de Jazz de Barcelona

Todo parece que va a cambiar con la llegada del otoño. Como mínimo el Festival de Jazz barcelonés ha decidido recuperar los fastos de antaño y, aprovechando que las restricciones de movilidad, aunque no han desaparecido son bastante más laxas, acaba de presentar una programación llena de importantes nombres internacionales: Madeleine Peyroux, la orquesta de Maria Schneider, Vijay Iyer, Ambrose Akinmusire, Cécile McLorin Salvant, Ben Monder, Richard Bona, José James, Cimafunk, Chris Potter, Kenny Garrett, Mary Halvorson y Chucho Valdés, entre ellos. Un cartel jazzístico, con algo de flamenco —Tomatito, Estrella Morente, Dorantes, Chano Domínguez, Rafael Riqueni— que, en estos tiempos que corren, solo podemos calificar como “de antes de la pandemia”. Esta será la base sobre la que se edificará la 53ª edición del Festival de Jazz de Barcelona que se inaugurará el próximo 20 de octubre y se desarrollará hasta comienzos del próximo año.

En la presentación del certamen Tito Ramoneda, fundador de The Project, organizadores del certamen, quiso, antes que hablar de su programación, recordar la figura de George Wein, el gran promotor jazzístico fallecido recientemente a los 95 años, al que dedicó esta nueva edición del festival barcelonés al que siempre estuvo muy ligado desde sus inicios. “Ha sido un reto volver a confeccionar un cartel en el que la presencia internacional fuera potente, intentar recuperar las cotas de 2018 o 2019”, continuó Ramoneda que quiso poner un énfasis muy especial en los diez años de colaboración con el Conservatori del Liceu.

Esta colaboración se materializará este año en diversos conciertos de gran altura, pero muy especialmente en sus clases magistrales —entre ellas Melissa Aldana, Chris Potter, Richard Bona, Vijay Iyer, Tomatito, Kenny Garrett, Ambrose Akinmusire y Maria Schneider—. Clases abiertas al público general y que son gratuitas con la entrada al concierto. Este año el Conservatori tendrá carta blanca en el festival presentando diversos conciertos tanto de profesores como de alumnos entre los que destacarán los de Carme Canela (27 octubre), Gonzalo del Val (18 noviembre) y Marco Mezquida (10 marzo) que marcará la clausura del certamen.

Maria Schneider actuará en Barcelona dentro del FEstival de Jazz de la ciudad.
Maria Schneider actuará en Barcelona dentro del FEstival de Jazz de la ciudad.

Ramoneda comentó que el presupuesto para este año, entre 900.000 y un millón de euros, se acercaba ya al de 2019 cuando se invirtieron 1.400.000 euros. “Con el 70% del aforo permitido es una alegría”, explicó antes de hacer una llamada para que la situación se normalice lo antes posible: “Barcelona fue la punta de lanza, cuando todo el mundo estaba cerrado, aquí teníamos cultura en los escenarios. Ahora hay lugares en el mundo que están abiertos al 100%, con criterios diferentes, pero sin restricciones. Es una gran contradicción que la cultura en este país esté al 70% cuando en los estadios de fútbol se reúnen 40.000 o 50.000 personas. No podemos permitirnos más esta contradicción porque este sector está muy tocado y no solo económicamente, todas las personas necesitamos vivir la cultura ya con plena normalidad y una sonrisa”. Durante la presentación se hizo un alegato a favor de la vacunación masiva y de las medidas de protección en los conciertos.

La inauguración el 20 de octubre será un acontecimiento al reunir en el Palau a Maria del Mar Bonet con la Big Band Begues en un repertorio que combinará sus composiciones arregladas especialmente para la ocasión con clásicos del jazz y del blues.

El festival dedica su Retrato de Artista de este año a Joan Chamorro, incansable pedagogo y fundador de la Sant Andreu Jazz Band, que convocará en diversos conciertos a “descubrimientos” suyos, como Andrea Motis y Èlia Bastida, y colaboradores como Scott Hamilton.

Además del Palau y del Conservatori del Liceu, el festival se celebrará en otros locales como el Auditori, Luz de Gas, Barts, Apolo, Harlem, Milano o el Teatre-Auditori Sant Cugat. Una exposición fotográfica del mítico Lee Friedlander, 87 años en la actualidad, ocupará el KBr de la Fundación Mapfre (del 17 de febrero al 15 de mayo de 2022).

En el cartel del certamen destaca también el concierto de la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya dirigida por Josep Caballé (19 y 20 noviembre, Auditori) en el que se combinará el ballet Cinderella de Prokofiev con el estreno de una obra de Enric Palomar para dos cantaores, dos pianos y orquesta.

En el abigarrado programa sobresalen citas inexcusables como Madeleine Peyroux (4 noviembre, Palau), Vijay Iyer (6 noviembre, Liceo), Ben Monder (15 noviembre, Liceo), Ambrose Akinmusire (20 noviembre, Liceo), Maria Schneider (28 enero, Barts) o el recuerdo a los 40 años de vida de La Vella Dixieland (25 noviembre, Luz de Gas) que, como se cumplieron en plena pandemia se presentará como 40+1.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS