Junts busca protagonismo con los Presupuestos tras su ausencia de la mesa de diálogo

ERC insta a sus socios a que reconsideren su postura y que designen a consejeros para las reuniones entre el ejecutivo español y el catalán

Los portavoces de Junts y ERC en el Congreso, Miriam Nogueras y Gabriel Rufián, en abril de 2020.
Los portavoces de Junts y ERC en el Congreso, Miriam Nogueras y Gabriel Rufián, en abril de 2020.

Junts per Catalunya quiere tener protagonismo en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado y ha emplazado a su socio de Govern, Esquerra Republicana, a encarar de forma conjunta los contactos con el Gobierno de Pedro Sánchez con la idea de que esa forma podrán defender mejor las demandas independentistas. El movimiento se produce pocos días después de que la formación que lidera Carles Puigdemont quedara descolgada de participar en la mesa de diálogo, que se celebró en Barcelona la semana pasada con un encuentro entre los presidentes de ambos ejecutivos y posteriormente una reunión entre cuatro ministros del Gobierno y dos consejeros republicanos de la Generalitat. Los nombres que propuso Junts para esa cita no fueron aceptados por el president Pere Aragonès porque tres de los cuatro nombres que postulaban, entre ellos los de Jordi Sànchez y Jordi Turull —ambos indultados en la causa del procés— no eran miembros del Govern.

Calmada la tormenta que el desencuentro provocó entre los socios y en un intento de pasar página política, Junts quiere recuperar la iniciativa y desde el pasado sábado, cuando celebró su consell nacional, insiste en emplazar a ERC para coordinarse y discutir todo lo que haga falta para hacer un frente común y sumar fuerzas.

Lo afirmó el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, en el consell, y ayer lo repitió la vicepresidenta del partido, Elsa Artadi: “Empecemos a trabajar juntos, a compartir información, requerimientos, necesidades y lo que creamos imprescindible para poder encarar una negociación conjunta que dé poder al independentismo”. Una negociación en la que Junts entiende que también deben estar los diputados de la CUP, con lo que serían 23 diputados, en el caso de que se pusieran de acuerdo: 13 de ERC, 8 de Junts —cuatro de ellos del PDeCAT—y 2 de los anticapitalistas. En el debate presupuestario Junts quiere vincular sus exigencias a la autodeterminación y la amnistía.

Más información
Sánchez a Aragonès: “Esto va en serio, no es para ganar tiempo”
Junts se reivindica como el referente independentista tras su ausencia en la mesa de diálogo

A diferencia de años anteriores, ERC ve de entrada con buenos ojos la posición de Junts de sumarse al debate de los Presupuestos: “Será mejor que el año pasado porque se autoexcluyeron con el no a todo, así que bienvenidos al proceso negociador” resumió ayer la secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta. Y hablando de otro foro de negociación, el de la mesa de diálogo, Vilalta afirmó que la incorporación de Junts a la mesa sigue dependiendo exclusivamente de ellos: “La puerta está abierta y les emplazamos a que se sumen”. Eso sí, con personas que estén en el Govern: “Si no quieren participar que lo digan claro y que no inventen excusas”. En ERC no acaban de entender que Junts desaproveche un foro como la mesa de diálogo y que se quede fuera, aunque mantegan un abierto escepticismo y la hayan menospreciado públicamente.

Presupuestos catalanes

En cuanto a los Presupuestos de la Generalitat, que están en fase de negociación entre el Govern y la CUP, el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) quiere estar en el tablero y ayer subrayó su estrategia de “oposición responsable” y ofreció, de nuevo, su apoyo al Govern para aprobarlos. Eva Granados, viceprimera secretaria del PSC, aseguró que el partido mantiene “la mano tendida” al presidente del Generalitat, Pere Aragonès, si le falla el apoyo de sus socios, Junts en la coalición de Gobierno y la CUP desde el parlamento. “Sabe Aragonès que si no se pone de acuerdo con sus socios tiene la mano tendida del partido socialista para poder hablar de presupuestos”, afirmó Granados.

Si las cuentas son importantes en el curso político que arranca, para el PSC también es prioritario acordar con el resto de las fuerzas del parlamento la elección de los más de cien cargos pendientes de ser renovados en organismos públicos, según insistió ayer Alicia Romero, portavoz del PSC en la cámara autonómica.

Propuesta para formular una ley electoral

ERC ha propuesto crear una ponencia conjunta en el Parlament con todos los grupos parlamentarios, excepto Vox, para elaborar una ley electoral catalana en un intento más de poner fin a una anómala situación que se arrastra por la falta de acuerdo entre los partidos. Se ha convertido en una de las “carencias más grandes” de Cataluña, en opinión de su secretaria general adjunta y portavoz, Marta Vilalta, que considera que impulsar una ponencia conjunta es el “mejor instrumento” para que sea más plural y concite mayor consenso.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS