El Gobierno catalán admite que le han caducado 69.000 vacunas

La cifra supone el 0,6% de todas la dosis administradas después de que Salud descongelara más viales de los necesarios por la escasa demanda

Josefa Pérez, primera persona vacunada en Cataluña contra la covid, recibe la tercera dosis en L'Hospitalet de Llobregat.
Josefa Pérez, primera persona vacunada en Cataluña contra la covid, recibe la tercera dosis en L'Hospitalet de Llobregat.Marta Pérez (EFE)

Cataluña acumula 69.129 vacunas caducadas. Es la consecuencia del descenso de vacunación y de un fallo de cálculo de la Generalitat, que descongeló más dosis de la demanda real, como avanzó EL PAÍS la semana pasada. En todo caso, la cifra supone un 0,6% de los 11,8 millones de vacunas administradas en todo el año en la comunidad. El Departamento de Salud de la Generalitat valoró que en septiembre habría un aumento del ritmo de vacunación con la vuelta a la normalidad, pero este no se ha producido. En los últimos siete días, incluso, Cataluña no ha alcanzado las 100.000 dosis administradas por primera vez desde el mes de febrero.

Más información
Cataluña estima que la vacunación contra la covid ha evitado hasta 9.500 muertes en la comunidad
Las vacunas empiezan a caducar en Cataluña tras la caída del ritmo de inoculación
Cataluña no alcanza a inocular 100.000 dosis en una semana por primera vez desde febrero

La escasa demanda llevó al Govern a realizar campañas selectivas para atraer a personas que aún no habían sido protegidas. Salud habilitó puntos de vacunación sin cita previa en las partes del territorio con una cobertura menor, especialmente en Barcelona, y también en los campus universitarios para captar a los más jóvenes, la franja menos vacunada. Esta política “obligó a tener vacunas disponibles” en todos estos espacios para facilitar el acceso a las dosis y no perder la oportunidad de proteger a aquellas personas aún sin inmunizar, según Carmen Cabezas, secretaria de Salud Pública de la Generalitat. Algunas de estas vacunas no se llegaron a inocular por la falta de demanda y finalmente caducaron. Salud ha administrado 1.300 dosis en los campus universitarios. Ahora, el Departamento está trasladando los viales en peligro de caducar a puntos con más demanda y, según considera Cabezas, se cree “que no se caducarán más”.

En todo caso, el Departamento de Salud mantiene las 69.000 dosis caducadas, repartidas en 9.100 viales, en sus neveras a la espera de que los estudios actuales determinen una mayor vida útil. Las vacunas de Pfizer tenían una duración inicial de cinco días, pero los análisis posteriores determinaron una vida de hasta 30 días, como está determinado actualmente. Ahora, Cataluña espera que los estudios de estabilidad actuales validen una vida superior para estas dosis. “Las vacunas habituales duran meses si están bien refrigeradas”, recuerda Cabezas.

Salud ha administrado 1.300 dosis en los campus universitarios.

Ante el bajo ritmo de vacunación, Cataluña acumula varias semanas sin recibir viales porque ahora tiene un excedente en sus congeladores, según admite Cabezas. “Es algo que le pasa a la mayoría de las comunidades”, defiende. La responsable sanitaria entiende que “es normal que cada dosis requiera más medidas para llegar a la población porque hay mucha gente vacunada”. A pesar del descenso del ritmo de protección, un 71,3% de la población catalana tiene la pauta completa contra el coronavirus. La cifra implica que Cataluña “cierre una primera fase” de vacunación, una vez se ha superado el objetivo inicial de vacunar al 70% de los ciudadanos, aunque Cabezas admite que la inmunidad de grupo se alcanzará con un 80% y un 85%.

El ritmo de vacunación sigue cayendo en Cataluña. Entre el 14 y el 21 de septiembre, Cataluña administró 92.696 dosis, según datos de la Generalitat, y la tendencia sigue a la baja semana tras semana. La última vez que no se llegaba a esta cifra fue entre el 17 y el 23 de febrero, cuando se pincharon 99.000 dosis, muy lejos del récord de 735.000 vacunas administradas a principios de julio.

Actualmente, un 71,2% de la población catalana tiene la pauta completa contra el coronavirus. El descenso de la vacunación ha llevado al Govern a “estudiar” la implementación del pasaporte covid en determinados sectores para estimular la protección y garantizar la seguridad en entornos de riesgo, como discotecas. Cabezas, sin embargo, descartó plantear nuevos incentivos para vacunarse. Hace un par de meses admitió que el Departamento exploraba esta vía ante el parón de la vacunación.

La situación epidemiológica en Cataluña, por su parte, sigue mejorando. La incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 84 casos por cada 100.000 habitantes. Con ello, la presión hospitalaria continúa bajando: Salud notificó 553 pacientes ingresados con covid, 30 menos que el balance anterior, de los cuales 197 están en la UCI. De estos últimos, 11 son menores de edad, de los cuales 10 no estaba vacunados.

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS