Junts y la CUP cargan contra la mesa de diálogo en la protesta contra la detención de Puigdemont

Jordi Puigneró, vicepresidente del Govern, de Junts, afirma que eran escépticos con la mesa de diálogo y que el tiempo les ha dado la razón

Concentración por la detención del 'expresident' Carles Puigdemont en la isla italiana de Cerdeña, este viernes en Barcelona.
Concentración por la detención del 'expresident' Carles Puigdemont en la isla italiana de Cerdeña, este viernes en Barcelona.Albert Garcia

Junts per Catalunya y la CUP han cargado esta mañana contra la mesa de diálogo al sostener que la detención este jueves en Italia del expresident Carles Puigdemont demuestra que el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene voluntad real de negociar una salida política al conflicto. Solo el expresident Quim Torra ha esgrimido que no tiene sentido que la mesa de diálogo, que reunió el día 15 al Gobierno de Pedro Sánchez con el de Pere Aragonès, continúe. Las críticas de Junts se han realizado en una concentración en la avenida Diagonal, en Barcelona, para protestar por la detención ante el Consulado de Italia, cercado por los mossos; protestas que posteriormente se han desplazado hasta la avenida Diagonal, donde los manifestantes, algunso de los cuales han sido identificados por la policía, han cortado el tráfico.

Más información
Aragonès condena la detención de Puigdemont: “A tu lado, ‘president”
Puigdemont siempre estuvo ahí

Ante una colmena de cámaras de televisión, Jordi Puigneró, vicepresidente del Govern, de Junts, ha afirmado que ya avisaron de que eran “muy escépticos con la mesa de diálogo” y ha defendido que el tiempo les ha dado la razón. “Los consejeros de Junts estamos aquí para pedir la libertad de Puigdemont. No puede estar un minuto más detenido, y exigimos a Europa su liberación. La Europa democrática no puede tener presos políticos”, ha apostillado. El vicepresidente catalán también ha recalcado en sus declaraciones que estaban en la protesta los consejeros de Junts -todos los de su partido salvo Victòria Alsina, la consejera de Exteriores, que está en Italia- seguramente para evidenciar que no estaban los de Esquerra, todos ellos ausentes. La máxima representación de los republicanos ha sido la diputada Alba Vergés, exconsejera de Salud y miembro de la mesa del Parlament, además de Ernest Maragall, presidente del grupo de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona.

La protesta ha evidenciado que en el Govern conviven dos sensibilidades diferentes, aunque con posterioridad Aragonès ha anunciado que viajaría a Italia en solidaridad con Puigdemont. Tras reunir a sus consejeros en el Palau -ha sido una reunión informal y no un Consell Executiu-, Aragonès ha lamentado que “la represión” no cesa. “Esto para nada ayuda a resolver el conflicto ni contribuye a la confianza entre las partes”, ha afirmado, arropado por todos los consejeros en una declaración institucional que ha leído en la Galería Gótica.

Convocados por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), cientos de personas han acudido a la concentración enarbolando banderas independentistas. “¡Vergonya de la Italia!”, ha clamado de forma insistente una ciudadana italiana con una estelada por capa. Los manifestantes han coreado lemas como “Puigdemont, el nostre president” o “1 d’Octubre, ni oblit ni perdó”. Ante pancartas en las que se leía “liberare il nostro president”, la protesta ha congregado a los consejeros de Junts: Jaume Giró, Josep Maria Argimon, Gemma Geis y Lourdes Ciuró; a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que ha emitido una declaración institucional censurando la detención, y a numerosos diputados como Elsa Artadi y Jordi Turull, uno de los políticos indultados.

En vídeo, declaraciones del vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, durante la manifestación de este viernes.QUIQUE GARCÍA / EFE / VÍDEO: EFE


Este no es el camino para reforzar los espacios de diálogo y negociación”, afirma Jordi Sànchez, secretario general de Junts

Tras recordar que fueron “vetados en la mesa de diálogo” [el presidente catalán decidió dejar fuera a los representantes de Junts cuando esta formación decidió incluir en su representación a dos indultados del procés], Jordi Sànchez, secretario general de la formación independentista, ha sostenido que la detención pone en evidencia una “mala praxis” de la justicia española, que ha engañado a la europea manteniendo activas las euroórdenes. “El Gobierno, con la nota que difundió a la 1.30 de la madrugada, da cobertura a esa mala praxis. No es el camino para reforzar espacios de diálogo y negociación”, ha afirmado, subrayando que la mesa de diálogo no puede amparar una persecución política. “Puigdemont siempre se ha puesto a disposición de la justicia europea”, ha dicho.

La CUP ha acudido a la cita convocada con varios de sus diputados. Dolors Sabater, diputada anticapitalista, ha subrayado que “la detención es una muestra más de la represión y la posición de La Moncloa es un despropósito”. “Su postura demuestra que no quiere solucionar el conflicto. La alternativa es la lucha para lograr la amnistía y la autodeterminación”, ha dicho. “Con este marco de represión no es posible el diálogo”, ha apostillado el diputado Carles Riera.

Elisenda Paluzie, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), ha afirmado que el arresto es un episodio de “encarnizamiento” de la represión y ha llamado a la movilización. Por su parte, Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, ha declarado que “es una detención incomprensible, una persecución del Estado español”, Además, ha añadido: “Pedimos su liberación inmediata. Hay 3.500 represaliados y reclamamos el fin de la represión”, ha afirmado Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural. La Asociación de Municipios para la Independencia (AMI) ha convocado para este viernes, a las ocho de la tarde, concentraciones en las plazas de los ayuntamientos, y la ANC ha llamado a protestar este domingo al mediodía en la plaza de Catalunya.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS