Cataluña ultima la apertura de todas las discotecas con horario habitual y certificado covid

La Generalitat pretende abrir las salas de baile hasta las seis de la madrugada y con aforo reducido para combatir los botellones

Grupos de jóvenes hacen cola para entrar a la discoteca Shoko de Barcelona, el pasado 27 de junio de 2021.
Grupos de jóvenes hacen cola para entrar a la discoteca Shoko de Barcelona, el pasado 27 de junio de 2021.Pau Venteo (Europa Press)

El Govern parece haber encontrado al fin la receta para abrir el ocio nocturno y ya cuenta con el principal ingrediente: el certificado covid. El vicepresidente de la Generalitat y consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, confirmó este miércoles que el Ejecutivo tiene preparada una aplicación para acceder a las discotecas, aunque el responsable se abrió a utilizarlo en otros espacios. El plan del Gobierno catalán pasa por recuperar el horario habitual de las discotecas, aunque con el aforo reducido y el uso obligatorio de las mascarillas en la pista de baile. La Generalitat sigue sin concretar las fechas de la reapertura de todo el sector, que actualmente puede abrir solamente en espacios exteriores, y está a la espera de obtener el aval del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para implementar esta medida.

Responsables del Departamento de Salud se pusieron este miércoles al mediodía en contacto con los representantes de las principales patronales del sector para exponerles la intención del Gobierno catalán, que a su vez pretende combatir así los botellones masivos de las últimas semanas. La apertura de las discotecas hasta las seis de la madrugada, su horario habitual antes de la pandemia, permitirá que los usuarios no tengan que seguir con la fiesta en la calle y puedan utilizar el transporte público a su salida. Está previsto que empresarios y Administración se reúnan mañana o el lunes.

Puigneró avanzó en Rac-1 que la aplicación de acceso servirá para “verificar” que la persona que opta a entrar en un local ha pasado el coronavirus, tiene un PCR negativo o está vacunada. “El pasaporte covid ya existe: lo tenemos todos en La Meva Salut [la página personal del sistema sanitario que cada usuario puede consultar]”, recordó el vicepresidente. “Lo que implementaremos de forma inmediata es que para acceder a un local, este código pueda ser verificado por las personas que permiten la entrada”. En Francia o Italia, su uso está regulado desde hace semanas.

El consejero justificó que el Govern desarrolle su propia aplicación para garantizar la protección de los datos personales en el uso del pasaporte covid, en lugar de utilizar otras herramientas como las que ofrecía la Federación catalana de asociaciones de actividades de restauración y musicales (Fecasarm). “Esta aplicación nueva es una pérdida de tiempo innecesaria que retrasa la apertura”, criticó Joaquim Boadas, su presidente. “Se duplica un trabajo que ya está hecho y solo vale para ciudadanos que sean de la Unión Europea”, agrega. Con la aplicación del Govern, los usuarios deberán aportar el código QR y su documento de identidad antes de acceder a un local. El secretario general de Federación catalana de locales de ocio nocturno (Fecalon), Fernando Martínez, reclama que el uso del certificado covid elimine las restricciones.

Cambio de perspectiva

El interés para instaurar el certificado covid en Cataluña se aceleró cuando el Tribunal Supremo avaló el 14 de septiembre su uso en Galicia de manera temporal y en zonas con una alta incidencia, reconoció este miércoles la secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas. Hasta entonces, el Govern había descartado la medida. “No está sobre la mesa”, dijo el 7 de septiembre la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, que la catalogó de “discriminatoria”.

El Gobierno catalán pretende ahora iniciar la actividad nocturna con aproximadamente un 50% y un 75% del aforo total, según aseguran fuentes del sector del ocio nocturno. Ni Puigneró ni Plaja, confirmaron esta posibilidad en las últimas 48 horas, como tampoco la fecha de la reapertura. “No puedo concretar cuándo se pondrá en marcha”, lamentó Plaja el martes. “La prioridad es que la situación epidemiológica lo permita. Los datos acompañan y estamos más cerca, pero se hará cuando se considere que se cumplen todos los requisitos, también jurídicos y técnicos”, argumentó.

El Govern pretende reabrir con un aforo de entre el 50% y el 75% aproximadamente

La prudencia actual del Ejecutivo para reabrir las salas de baile es más que visible porque la presión asistencial es menor que la que tenía Cataluña cuando se anunció el pasado 16 de junio la apertura de todo el ocio nocturno, en exteriores y en espacios interiores. El Departamento de Salut contabilizó ayer 450 ingresados por covid (por los 501 de junio) y 156 críticos en la UCI (por los 162 de hace tres meses), unas cifras que consolidan la mejora de las últimas semanas. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes también está más controlada actualmente, al registrar 67 casos por los 90 de hace tres meses. La mejora epidemiológica, sin embargo, parece haber tocado fondo a ojos de Carmen Cabezas: “Observamos un estancamiento de la mejora, como si el descenso de los datos hubiera tocado suelo”.

Salud inicia el cierre de los grandes puntos de vacunación

El Departamento de Salud de la Generalitat cerrará de forma progresiva un tercio de los grandes puntos de vacunación, pasando de los 60 actuales a solo 21, en un proceso que ya ha comenzado con el desmantelamiento de algunos de ellos.

Así lo anunció este miércoles la secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, en una visita al punto de vacunación de La Farga de l'Hospitalet (Barcelona), uno de los más grandes de Cataluña y que cierra esta semana tras haber administrado en torno a 400.000 vacunas.

Cabezas argumentó que, una vez superado el 70% de la población vacunada y con un ritmo de menos de 75.000 inyecciones en los últimos siete días en Cataluña, ahora empieza una fase de vacunación “selectiva”, y se abandona la fase “masiva”. El Departamento realiza actualmente estrategias comunitarias, con el fin de “ir a buscar a las personas” que aún no se han inmunizado.

Un 72% de la población en Cataluña tiene las dos dosis de vacunas, pero las cifras están estancadas entre los 20 a 34 años, con solo el 63% con la inmunización completada.

De los 60 puntos de vacunación poblacional —situados en polideportivos, recintos feriales u otros espacios—, Salud ha cerrado este septiembre ya cinco: Puigcerdà (Girona) y Tremp, la Seu d'Urgell, Alcarràs y Balaguer (Lleida).

Además, durante esta semana clausurará 24 puntos, entre ellos La Farga de l'Hospitalet de Llobregat y el Palau Firal de Girona, y siete más cerrarán puertas a partir de la próxima semana.

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS