Liberado en Tarragona un hombre que llevaba 19 días secuestrado

Los captores, vinculados al tráfico de drogas, exigieron un rescate de 750.000 euros

Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional.
Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional.POLICÍA NACIONAL (Europa Press)

Una investigación de la Policía Nacional llevada a cabo entre Tarragona, Girona y Elche ha culminado con la liberación de un hombre que permaneció secuestrado durante 19 días como garantía para un cobro de 750.000 euros. Sus captores lo tuvieron atado de pies y manos y le infringieron duros maltratos, según ha informado la policía. Llegaron a apuntarle con una pistola en la cabeza y trataron de estrangularlo en varias ocasiones. Su familia recibió una fotografía donde se le veía con el rostro desfigurado por los golpes recibidos. Hay dos personas detenidas en relación con el caso, detrás del cual subyace un conflicto por el tráfico de drogas.

Las pesquisas policiales se iniciaron al recibir una información que alertaba de que un hombre, nacional de Rumanía, había sido secuestrado en Vilaverd, municipio situado a una treintena de kilómetros de Tarragona, por un grupo relacionado con el narcotráfico. Fue la Agregaduría de Interior en Rumanía quien reportó sobre el caso, tras la denuncia interpuesta por el padre de la víctima. Este hombre poseía una empresa familiar dedicada al transporte internacional de mercancías por carretera. Según su declaración, uno de sus empleados tenía que realizar una entrega desde el puerto de Valencia hasta Italia, pero la entrega nunca llegó a su destino y el empleado desapareció abandonando el camión en una pequeña localidad cercana a Girona.

El empresario viajó desde Rumanía hasta España para aclarar la situación y recuperar el tráiler. Durante el viaje, su hijo le advirtió de que ese camión tenía que realizar “un transporte especial”. Se trataba, supuestamente, de una partida de 700 kilos de marihuana. Parte de la carga, 400 kilos, debía viajar desde Girona hasta Alemania y el resto tenía por destino Italia. Los encargados de hacer el reparto eran dos chóferes contratados por el hijo del dueño de la empresa. Sin embargo, el conductor que tenía encargada la ruta hasta Italia, desapareció.

Padre e hijo hicieron gestiones para localizar al empleado huido y, a partir de estas, lograron concertar una reunión con tres hombres de origen albanés. Presuntamente, se trataba de los dueños de la droga. Se citaron en Vilaverd y, tras una charla, el hijo terminó dentro de un vehículo, junto con los tres ciudadanos albaneses. A partir de ese momento ya no gozaría de más libertad. Los tres captores decidieron retenerlo hasta que apareciera el conductor desaparecido o hasta que recuperasen la mercancía robada. Los secuestradores llegaron a solicitar un rescate por valor de 750.000 euros. Al padre le mandaron una fotografía de su hijo “con la cara desfigurada y con claros indicios de haber sido golpeado”, según la policía.

La investigación permitió descubrir que la víctima se encontraba en la localidad alicantina de Elche y que iba a ser trasladada hacia Girona. Por esta razón, se montó un dispositivo policial de cierre a la altura de Tarragona, donde se verificó que el secuestrado se encontraba dentro del vehículo. Se detuvo al conductor y, posteriormente, en Elche se arrestó a otro hombre, por su presunta participación en el secuestro.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS