Jordi Pujol es dado de alta hospitalaria tras sufrir una arritmia

La dolencia del expresidente de la Generalitat, de 91 años, “no es grave” y se recupera favorablemente, según un comunicado médico

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, en una imagen de 2018.
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, en una imagen de 2018.Marta Pérez (EFE)
Barcelona -

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha sido dado de alta a primera hora de la tarde tras ser hospitalizado el jueves por una arritmia cardíaca, según confirmaron fuentes de la familia y también de la defensa del exmandatario en el caso Pujol, informa Jesús García. El que fuera fundador de Convergència Democràtica de Catalunya, de 91 años, ha estado ingresado menos de un día en estado estable mientras le realizaban diferentes pruebas médicas. El Hospital de Barcelona ha emitido un comunicado a primera hora de la tarde en el que asegura que el expresidente “se ha recuperado de forma favorable”.

El presidente catalán entre 1980 y 2003 fue imputado por blanqueo de capitales y apeado del tratamiento de Molt honorable. Su actividad está muy reducida a un pequeño grupo de personas de confianza y en los últimos años ha ido rebajando su presencia en actos públicos. Casado con Marta Ferrusola y padre de siete hijos, la mayoría de ellos imputados en casos de corrupción, el expresidente pasa gran parte de su tiempo en la casa paterna de Premià y, sobre todo, en Queralbs.

Pujol, su esposa y los siete hijos del matrimonio están imputados también por un supuesto delito fiscal en la Audiencia Nacional desde enero de 2017 en una causa pendiente del resultado de diversas comisiones rogatorias enviadas a Luxemburgo y Andorra. Un informe de la Agencia Tributaria de diciembre concluyó que se produjo “un ingreso en efectivo sin justificar” con el equivalente a 1,84 millones de euros en una cuenta abierta por la familia en Andorra en 2000 cuyo “titular real” era el expresidente. Esa tesis desmontaría la confesión de Pujol de hace seis años de que había ocultado el dinero al fisco procedente de un legado de su padre, pero en el que los beneficiarios serían su esposa y sus hijos.

En junio de 2020, el Parlament de Cataluña condenó por unanimidad “las conductas ilegales y corruptas” de “ocultación de patrimonio” de Jordi Pujol. La Cámara reclamó a Pujol que devuelva los 885.651 euros que, según la Agencia Tributaria, defraudó por la fortuna oculta en Andorra, pese a que el delito contra la Hacienda Pública ya ha prescrito. Nunca hasta entonces el Parlament había realizado una condena tan clara y contundente de las prácticas corruptas que se atribuyen a Jordi Pujol y que investiga la justicia tras la confesión que realizó en 2014 de haber mantenido durante años una fortuna oculta en el extranjero.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS