Vecinos, comerciantes y federaciones impulsan un manifiesto por la “Barcelona imparable”

Unas 80 entidades convocan una manifestación para promover un cambio de modelo de la capital catalana y “recuperar” el liderazgo

23/09/21 Protesta vecinal contra la alcaldesa Ada Colau en los exteriores de la plaza Sant Jaume perimetrada por la policia.
Pregon de las fiesta de la Merce con la activista vecinal Custodia Moreno como pregonera. Barcelona, 23 de setiembre de 2021 [ALBERT GARCIA]
23/09/21 Protesta vecinal contra la alcaldesa Ada Colau en los exteriores de la plaza Sant Jaume perimetrada por la policia. Pregon de las fiesta de la Merce con la activista vecinal Custodia Moreno como pregonera. Barcelona, 23 de setiembre de 2021 [ALBERT GARCIA] Albert Garcia (EL PAÍS)

Asociaciones de vecinos, de comercios, el gremio hotelero, movimientos como Tsunami Veïnal, federaciones deportivas y un heterogéneo entramado de entidades han impulsado la plataforma Barcelona es imparable, en contra de lo que consideran un decaimiento general de la capital catalana y en demanda de un cambio de estrategia para “recuperar el liderazgo”. El movimiento nace convocando una concentración para el próximo día 21 en la plaza de Sant Jaume de Barcelona y que viene a representar las críticas que se le están haciendo a la política de la alcaldesa Ada Colau, aunque no hay referencia política alguna en el manifiesto fundacional.

El documento denuncia un momento de “desánimo, de parada” desencadenado por la crisis de la covid y porque “institucionalmente se ha querido deshacer el modelo de éxito y se ha proyectado como la ciudad del no con lo que se han dejado escapar grandes oportunidades de progreso económico y social”. Los primeros movimientos para crear la plataforma se realizaron en verano con el intercambio de documentos del manifiesto fundacional en el que tuvo participación la patronal de Foment, según fuentes conocedoras del proceso, y una acción destacada la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC) y en concreto de su presidente, Gerard Esteva que también lo es del think tank Barcelona Futur, que se creó en 2019 como foro de debates sobre la ciudad. Esteva se ha implicado, también, como dinamizador de la sociedad civil, en el lanzamiento de una alianza del catalanismo conservador de cara a las municipales de 2023 con la mirada puesta en la alcaldía de Barcelona.

Sin embargo, no todas las entidades, instituciones, sindicatos o gremios se han sumado a la plataforma. No lo han hecho, por ejemplo, la Pimec, ni tampoco la Cámara de Comercio o el Círculo de Economía. Aunque algunas de esas entidades comparten el diagnóstico de que a Barcelona le hace falta un revulsivo no se han adherido por considerar que hay un trasfondo político en la iniciativa. Tampoco el gremio de restauración lo ha firmado “para no comprometer la obligada neutralidad de la entidad”, en opinión de los restauradores. Por contra, el gremio hotelero está en plena sintonía con las demandas que hace Barcelona es imparable.

El documento fundacional tuvo una forma ya definitiva hace un mes y empezó a circular hace unas tres semanas para que se sumaran diferentes actores de la ciudad: “Lo que plasma es un malestar compartido, por los problemas de la movilidad, el urbanismo táctico, la falta de seguridad, la lenta reactivación de la economía con consecuencias nefastas para el centro de la ciudad. Desde Barcelona Oberta llevamos un año reclamando cambios. Se han ido sumando cosas, el no al aeropuerto, o el no al Hermitage, los problemas de la recogida de las basuras, el incivismo... Se ha creado un caldo de cultivo y una confluencia de intereses que ha cristalizado en la plataforma”, explica Gabriel Jené, director de Barcelona Oberta y una de las voces que representa el movimiento.

<NO1>”No se va en contra de Colau, no hay una clave política o electoral en la plataforma, es la suma de descontentos de sectores, entidades y vecinos que antes de la pandemia no estábamos conectados pero que nos hemos interrelacionado en ella”, añade. <NO>Entre los firmantes figuraba en la lista el proyecto social Gimnàs Sant Pau, amenazado de desahucio y que compró recientemente el Ayuntamiento de Barcelona. Sin embargo, ayer en las redes sociales calificó de “error” el haberse adherido a este manifiesto.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, aseguró que el ejecutivo municipal “escucha a todo el mundo y cualquier propuesta y, hacemos autocrítica para intentar incorporar el equilibrio”. Sanz se refirió a “sectores que no ven que solo sus propuestas se desarrollan, sino que trabajamos para toda la ciudad”, informa Clara Blanchar. ”Nuestra propuesta es hacer una ciudad justa para todo el mundo y sostenible y nadie lo puede poner en cuestión, lo que está haciendo Barcelona lo hacen grandes ciudades de todo el mundo”, ha defendido para acabar afirmando que “Barcelona es referente internacional”.











Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS