El Tribunal Superior de Cataluña autoriza el uso del certificado covid en las discotecas de la comunidad

Los empresarios lamentan el escaso tiempo de maniobra para sacar a sus trabajadores del ERTE tras el aval judicial pocas horas antes de la reapertura

Un camarero sirve a los clientes de la terraza de la discoteca Pacha, el 23 de septiembre en Barcelona.
Un camarero sirve a los clientes de la terraza de la discoteca Pacha, el 23 de septiembre en Barcelona.Albert Garcia (EL PAÍS)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha avalado este jueves el uso del certificado covid para acceder a las discotecas después del anuncio de la Generalitat, que propuso el martes aplicar esta medida en la reapertura total del sector dentro de su horario habitual y con un aforo del 70% a partir de la madrugada de este viernes 8 de octubre. El Tribunal considera que el certificado covid resulta “idóneo” para la lucha contra la propagación del virus, “en un entorno en el que, por su configuración arquitectónica y dificultad de mantener la distancia social con mascarilla puede generar un mayor riesgo de contagio por la relajación de algunas cautelas”. Los magistrados, además, consideran que la medida es “necesaria” dada la incidencia que aún se mantiene en Cataluña, y “proporcional”, teniendo en cuenta que permite la reapertura de muchos establecimientos que han permanecido cerrados. “Existe una ponderación entre la mínima restricción de derechos que supone la muestra de la documentación exigida y la protección de la salud individual y colectiva”, concluye la resolución.

La Generalitat envió el miércoles al Superior los argumentos para requerir el certificado covid en toda Cataluña porque entiende que la situación epidemiológica es similar en la mayor parte de la comunidad, algo que el Tribunal acepta. Para entrar a los locales, los clientes tendrán que disponer del certificado covid, que recoge si estos tienen una PCR negativa, están vacunados o han pasado la enfermedad en los últimos seis meses, y los locales contarán con una aplicación web que validará la documentación y la identidad de los clientes. La medida tiene una vigencia de dos semanas, hasta el 21 de octubre

La primera noche de reapertura del ocio nocturno, sin embargo, será parcial. Algunas de las principales discotecas de Cataluña no levantarán sus persianas en la madrugada de este jueves al viernes por el escaso margen de maniobra tras el fallo judicial. Los empresarios lamentan las escasas horas que tendrán para sacar a sus trabajadores de los ERTE, garantizar el suministro de los proveedores y realizar los preparativos. Algunas salas de baile esperan abrir la noche del viernes al sábado, y otras prevén recuperar su actividad más adelante.

Según la Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm), una de las patronales, aproximadamente el 40% de sus locales adheridos abrirán sus interiores la madrugada de este viernes, mientras que la Federació Catalana de Locals d’Oci Nocturn (Fecalon), otra patronal del sector, también asegura que la apertura estará limitada “a las pequeñas y medianas salas”. Las discotecas de la playa de Barcelona (Shoko, Opium, Pacha...), que funcionan desde hace semanas porque tienen espacios exteriores, han confirmado que esta medianoche recuperarán los locales interiores. También abrirán Apolo, Sutton y Costa Breve, en la capital catalana, y la Sala del Cel de Girona, entre otras. En cambio, los principales locales del Poblenou y algunos de Sant Gervasi esperarán 24 horas, según Fecalon, y se prepararán para abrir de viernes a sábado. La previsión de apertura es aún menor en los locales de fuera de Barcelona.

“Es muy difícil abrir sin un margen de previsión”, defiende Joaquim Boadas, presidente de Fecasarm. “Mucha gente está arruinada y no estábamos seguros del aval del Tribunal. Algunos empresarios no se han atrevido a realizar todos los preparativos, que tienen un gran coste, antes del fallo”. Fecalon insiste en la complejidad de poner en marcha grandes discotecas como Razzmatazz, en el Poblenou. “Son como transatlánticos”, comparan. “Ponerlos en marcha es muy complejo y necesitan una logística concreta que no es fácil conseguir en menos de 24 horas”.

Los locales, además, se encuentran con la dificultad de contar de nuevo con los mismos empleados que trabajaban antes de la pandemia. “Muchos han cambiado de empleo porque se han tenido que buscar la vida todo este tiempo”, explica Boadas.

La situación epidemiológica en Cataluña vuelve a mostrar una ligera mejoría tras unos días de interrupción del descenso de casos. El porcentaje de positivos en las pruebas diagnósticas sigue en el 1,89%, el mejor dato desde junio del 2020, al igual que la incidencia de casos en los últimos 14 días, que no supera los 65 por cada 100.000 habitantes. La presión asistencial sigue mejorando: Salud registró este jueves 399 ingresados por covid, de los que 111 están en la UCI, la mejor cifra de críticos de este año.

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS