Barcelona da marcha atrás en la recogida de basura puerta a puerta a los cuatro meses de implantarla

Las críticas llevan a la alcaldesa Colau a renunciar a los cubos para restos orgánicos en los portales e instalará buzones y contenedores

Protesta contra el sistema de recogida de basura puerta a puerta en el distrito de Sant Andreu de Barcelona, en mayo pasado.
Protesta contra el sistema de recogida de basura puerta a puerta en el distrito de Sant Andreu de Barcelona, en mayo pasado.Carles Ribas (EL PAÍS)

Cuatro meses después de implantar el sistema de recogida de basura puerta a puerta en una parte del barrio de Sant Andreu de Barcelona, el gobierno de la alcaldesa Ada Colau echa el freno y lo replantea, dando marcha atrás, por las quejas de vecinos, de partidos de la oposición y la reticencia de sus propios socios en el Gobierno municipal, el PSC. La gota que colmó el vaso fueron las declaraciones, el martes, del número dos de Colau, Jaume Collboni, pidiendo tiempo antes de extender el sistema al barrio de Horta, donde gobiernan los socialistas. Cuando falta un año y medio para las elecciones, los socios de los comunes no veían claro un sistema que comporta cambios de hábitos para los vecinos y que entendían podía “girarse en contra y crear anticuerpos contra el reciclaje”, según fuentes socialistas.

El anuncio de este viernes va más allá de paralizar la expansión: la recogida puerta a puerta cambiará tal y como estaba planteada ahora. La basura orgánica ya no se recogerá con pequeños cubos que los vecinos bajan tres días a la calle, sino que la podrán dejarán a cualquier hora en buzones (que se abren con una tarjeta identificativa y corresponden a fincas de 40 vecinos) o en contenedores inteligentes (que también se abren con identificador y serán para fincas más grandes). Los comunes ganaron las últimas elecciones en buena parte de las secciones censales de casco antiguo donde se ha implantado o se iba a implantar el puerta a puerta. En las otras, ganó ERC, que ha pedido mejoras insistentemente desde el pasado verano.

El puerta a puerta se implantó en una zona restringida del casco antiguo de Sarrià hace tres años y sin problemas, porque el consistorio fue muy flexible con los horarios. Pero la gran expansión a toda la ciudad arrancó en mayo en una área de Sant Andreu, con la idea de ampliar a una segunda a partir del próximo día 18. A continuación, el objetivo era extenderlo al casco antiguo de Horta y Sant Antoni. El concejal de Emergencia Climática y responsable del despliegue del sistema, Eloi Badia, no ha dado nuevas fechas, ni siquiera para Sant Andreu. “Hasta consolidar la fase actual no comenzará la siguiente”, ha respondido.

El freno se produce pese a que los datos del sistema son positivos, ha informado Badia. El nivel de participación es “muy alto”, del 75% de los vecinos y “la recogida selectiva ha aumentado un 80% y todavía está en fase expansiva”, situando las cifras de Sant Andreu a nivel de los municipios que más reciclan de Cataluña. “Los abandonos [de basura en la calle] han bajado un 40%, felicitamos a los vecinos que lo hacen posible”, ha celebrado.

Sobre el cambio en el modelo, el concejal ha reconocido que es un “cambio estructural, más allá de los ajustes que se han hecho hasta ahora y que definirá cuál es el modelo Barcelona” de recogida orgánica: “No habrá que bajar el cubo por la noche y recogerlo por la mañana tres días a la semana, una de las cuestiones que ha suscitado más quejas, ahora comportará mayor comodidad”. Badia ha afirmado que los buzones, que se han habilitado para fincas de más de 40 pisos, “han tenido un gran porcentaje de éxito y vamos a la extensión del buzón o de contenedores inteligentes en barrios de trama estrecha donde no caben”.

Bonificaciones a los vecinos que mejor reciclen

Badia también ha informado de que el Ayuntamiento proyecta tener listas las bonificaciones en la tasa de residuos para los vecinos que mejor reciclen en las ordenanzas fiscales de 2022. Al tener bolsas de basura con un chip que identifica a los domicilios de Sant Andreu, quienes más reciclen podrán tener un descuento de hasta el 20%. Si se suma a la bonificación que se puede conseguir utilizando los puntos verdes (del 14%), el descuento de las familias puede alcanzar el 34%.

Por último, Badia ha anunciado que el día 18 llegarán a Sant Andreu vehículos de recogida más silenciosos. Y también que a los buzones para depositar pañales (infantiles o de personas mayores) se sumarán otros buzones para residuos de artículos de higiene femenina.

Respuesta de la oposición

Los grupos de ERC y de Junts en el Ayuntamiento de Barcelona han coincidido en criticar que el gobierno de Colau haya aplazado la segunda fase del despliegue de la recogida de residuos puerta a puerta en Sant Andreu, aunque los republicanos reclaman un calendario y Junts, que se suspenda y se apueste por un modelo global basado en contenedores inteligentes. La líder de Ciutadans en Barcelona, Luz Guilarte, ha pedido a Colau “la retirada definitiva” del sistema.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS