La ira, un Festival Clàssics muy contemporáneo

El ambivalente sentimiento centra el encuentro de artes y pensamiento, con Jordi Savall, Maria Arnal y Marcel Bagés, Enric Casasses, Sandra Balsells y Josep Maria Esquirol entre los invitados

Protestas en Barcelona en 2019.
Protestas en Barcelona en 2019.Massimiliano Minocri

Lavas de ira por las calles: de los indignados de la primavera árabe a Hong Kong, pasando por Barcelona en 2019. Pero la Ilíada, una de las cumbres de la literatura universal, ya era eso: “Canta, diosa, la cólera funesta del Pelida Aquiles…”, arranca la epopeya del griego Homero en el siglo VIII antes de Cristo. Ese tan ancestral como esencial sentimiento subterráneo de la humanidad aflora más en estos últimos tiempos. Y transitar ese viejo puente y reflexionar durante el camino el porqué y el cómo es así es lo que, desde diversas disciplinas, harán músicos (como Jordi Savall y Maria Arnal y Marcel Bagés), pensadores (Josep Maria Esquirol, Xavier Antich, Joan Burdeus…), escritores (Enric Casasses, Juana Dolores, Pol Guasch…) y fotógrafos (Sandra Balsells, David Ramos…), convocados por el Festival Clàssics en Barcelona, del 5 de noviembre al 21 de diciembre.

Atento al pulso de los tiempos (hace dos años fue la belleza y el pandémico 2020 el concepto del reset), la que es la tercera edición del festival de artes contemporáneas y pensamiento que convoca La Casa dels Clàssics (editora de la Colección Bernat Metge de clásicos grecolatinos, en el grupo multimedia Som) arrancará el primer día con la ira como experiencia íntima e individual. En una mesa redonda tan ecléctica como impactante que coordinará Antich, en el CCCB participarán, entre otros, Guasch, Esther Páez (primera boxeadora profesional española, el expreso condenado por diversos delitos con violencia José Luis Russo y Maixabel Lasa, la viuda del socialista Juan María Jáuregui, asesinado por ETA en 2000 y que, amén de exdirectora de víctimas del Gobierno vasco, mantuvo un encuentro con uno de los responsables del atentado contra su esposo.

“Habrá voces que defenderán que la ira no solo es necesaria, sino que hace falta que las mujeres se apropien de ella como han hecho los hombres, mientras que otros dirán que hay que optar por la vía del perdón”, apunta Sira Abenoza, directora del festival, como planteamiento inicial de las diversas actividades que conforman el programa, titulado La ira: la bestia con la que vivimos.

Coherente con esa formulación, para averiguar si la música puede amainar o encabritar la ira habrá dos oportunidades: Follies, batalles i planys, repertorio barroco a cargo de Jordi Savall (Palau de la Música, 9 de noviembre) y una representación de El cant de la Sibil·la, en concierto de Arnal y Bagés (MNAC, 21 de diciembre). Dos obras literarias que han reflejado como pocas el apetito de venganza serán también escuchadas. Así, la Ilíada contará con una lectura musicada a cargo del poeta y rapsoda Casasses, acompañado de la percusión de Oriol Luna (Museo Arqueológico de Catalunya, 4 y 5 de diciembre). El bicentenario del nacimiento de Dostoievski, por su parte, da pie a una maratón de recitaciones de su Crimen y castigo durante seis días seguidos (del 6 al 11 de noviembre), en diferentes espacios culturales barceloneses.

Performance, conferencias y fotografías

Mientras la máxima iconoclastia la aportará el artista Abel Azcona con sus Apuntes y/o ensayos visuales en torno a la ira en plena La Rambla, la vertiente más académica del festival la propondrá el ciclo de conferencias que acogerá la Sala Beckett (del 16 al 30 de noviembre). El enojo, la saña, el encono, la venganza, la ira, en suma, serán declinadas en todas sus vertientes posibles. Así, el binomio Ira y perdón será explorado por Esquirol y la también filósofa y profesora Begoña Román; Ira y redes sociales, constatado por Dolores y Bernat Dedéu; Ira y revuelta, chequeado por el historiador Carles Viñas y Burdeus; Ira y mujer, abordado por la activista catalana Miriam Hatibi y la abogada Carla Vall, mientras Ira y clásicos correrá a cargo de la propia Abenoza y el escritor, helenista, y responsable de la Bernat Metge, Raül Garrigasait, a la vez que autor de un pequeño ensayo sobre la ira como pecado capital... o no.

Como testimonio de que la ira es una imagen del presente, una exposición, comisariada por Balsells, a partir del trabajo de una veintena de fotógrafos, trazará en el Palau Robert (18 de noviembre a 9 de enero de 2022) una Topografía de la ira a partir de instantáneas de actualidad del presente.

“Parece que no podíamos haber escogido un tema más apropiado: los estallidos violentos en todo el mundo, incluida Cataluña, no han parado de multiplicarse en un momento de pandemia y de desigualdades e injusticias, dos de los grandes aliados de la ira”, resume Abenoza una convocatoria que recupera una presencialidad que en 2019 convocó la notable cifra de cuatro mil asistentes, y ello bajo el beatífico reclamo de la belleza. La más ambigua y no siempre controlable ira, probablemente, los supere.

Sobre la firma

Carles Geli

Es periodista de la sección de Cultura en Barcelona, especializado en el sector editorial. Coordina el suplemento ‘Quadern’ del diario. Es coautor de los libros ‘Las tres vidas de Destino’, ‘Mirador, la Catalunya impossible’ y ‘El mundo según Manuel Vázquez Montalbán’. Profesor de periodismo, trabajó en ‘Diari de Barcelona’ y ‘El Periódico’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS