Guanyem anuncia que votará sin condiciones al alcaldable del PSC para desalojar a Albiol

La plataforma de izquierdas apoyará la moción de censura pero no entrará en el gobierno municipal de Badalona

Un momento de la reunión este martes de los representantes de los grupos municipales de la oposición en Badalona.
Un momento de la reunión este martes de los representantes de los grupos municipales de la oposición en Badalona.Albert Garcia (EL PAÍS)

Guanyem ha anunciado este miércoles que votará al candidato del PSC, Rubén Guijarro, en una moción de censura “sin ninguna condición” para desplazar al actual alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP), tras haber aparecido en los Papeles de Pandora como apoderado de una cuenta en un paraíso fiscal. La plataforma de izquierdas reveló esta madrugada su decisión, que despeja el desenlace de la moción, tras haberse iniciado este martes las primeras conversaciones oficiales entre todos los grupos de la oposición para destituir al popular. Con todo, Guanyem ha matizado que no piensa entrar en un eventual equipo de gobierno en Badalona al no haber ratificado el PSC un acuerdo previo.

El candidato socialista no ha querido marcar plazos sobre cuando se presentará la moción aunque, en declaraciones a Noticies en Xarxa, ya ha dado por hecho que posiblemente será el nuevo alcalde. “Esto no va de sillas. Asumiré como parece la responsabilidad de tirar este nuevo proyecto para limpiar la imagen y la dignidad”, ha afirmado sin querer barajar fechas. El objetivo de la oposición es hacerlo de forma inmediata al recalcar que Badalona no ha aprobado este año sus presupuestos. Su plan es hacer el Pleno cuanto antes: o bien se registrará este jueves o el viernes y deben de transcurrir 12 días hábiles para celebrar la sesión, que se fijaría entonces el 5 o el 7 de noviembre.

En un comunicado, Nora San Sebastián, portavoz del grupo municipal de Guanyem, ha sostenido que, hoy por hoy, no hay “suficiente” confianza ni se dan las condiciones para que su partido gobierne en coalición con el PSC, pero sí ha subrayado que garantizarán “el relevo en la alcaldía” y la estabilidad. Albiol gobierna en minoría con 11 concejales sobre 27. La oposición, muy atomizada y diseminada en cinco grupos, suma 16. El PSC cuenta con seis concejales y Guanyem con cuatro. El resto de grupos han sido favorables desde el primer día a la presentación de la moción: ERC, con tres ediles, afirmó que se sumaría al pacto entre PSC y Guanyem; En Comú Podem tiene dos y Junts, uno.

La plataforma de izquierdas ha revelado que ya había alcanzado un preacuerdo con “interlocutores válidos” del PSC para crear una estructura de gobierno “colegiada y compartida” cuando los socialistas negaban la existencia de negociaciones. Pero no solo eso: ha detallado que ese principio de acuerdo se sometió a una asamblea de su militancia el domingo que se prolongó durante cuatro horas. Sin embargo, Guanyem asegura que los socialistas no han ratificado el pacto en las negociaciones de este martes. Por ello, la formación de la exalcaldesa Dolors Sabater afirma que ha negociado “en falso” y que no tienen margen para entrar en el gobierno de Guijarro.

La presentación de la moción descansaba sobre el eventual acuerdo entre los dos partidos y ahora queda en el aire si los socialistas gobernarán en solitario o recurrirán a otros posibles socios. Con todo, Guanyem ha querido despejar cualquier hipótesis y descartar un escenario como el de mayo de 2020. En aquel momento exigió sin éxito compartir la alcaldía con el PSC dado que había sido la segunda fuerza más votada y había brindado sus votos a los socialistas para cerrar el paso a Albiol. La falta de acuerdo aupó al popular a la alcaldía. La decisión implica que el PSC gobernará en minoría aunque invite al resto de grupos a estar en el gabinete municipal.

Por ello, Guanyem recalca que cumplirá el mandato de su asamblea de apoyar a cualquier candidato contra Albiol “sin ninguna condición”, y en concreto emplaza a Guijarro a dar el paso que anunció Salvador Illa, en alusión a que la ejecutiva del PSC allanó el lunes el camino y delegó la decisión en la agrupación de Badalona. Toni Flores, presidente del grupo municipal de Guanyem, ha sostenido que los socialistas pueden contar sin condiciones con sus votos para el relevo en la alcaldía y para mejoras en la ciudad, pero que ahora mismo prefieren quedarse fuera del equipo de gobierno.

Albiol insistió este martes que no piensa dimitir. Miguel Jurado, concejal del PP en Badalona, ha asegurado que todo el grupo municipal le apoya y que así se demostró cuando el alcalde les preguntó si creían que debía de dejar el cargo. “Todos de forma unánime dijimos que no porque no había cometido ninguna ilegalidad. El equipo de gobierno está al 100% con él”, ha dicho en Ràdio Ciutat de Badalona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS